spot_imgspot_img

Nobel de la Paz Jody Williams dice que en Honduras impera la corrupción

Tegucigalpa – La estadounidense Jody Williams, premio Nobel de la Paz 1997, concluyó hoy una visita a Honduras, donde dijo que en el país impera un sistema corrupción, injusticia e impunidad.
 

«El problema es que el sistema entero (hondureño) es un sistema de corrupción, un sistema sin justicia, un sistema de impunidad completa», subrayó Williams en una rueda de prensa en Tegucigalpa, adonde llegó el pasado miércoles.

Agregó que «todos los oficiales del Gobierno» con los que pudo hablar en la capital hondureña se refirieron «abiertamente» a la corrupción en la Policía Nacional, institución salpicada por agentes y oficiales implicados en crímenes y otros delitos.

«Todos hablaron de los cambios que tienen que hacer para tener una Policía que de veras dé seguridad a la gente en vez de amenazar a la gente, en vez de golpear, de violar; pero si ya saben eso, ¿qué están haciendo? Es la pregunta que me tengo que hacer a mí misma», enfatizó.

Williams no pudo ser acompañada a Honduras por la Nobel de la Paz 1992, la guatemalteca Rigoberta Menchú, debido a la muerte de una hermana de ésta en México cuando recién había llegado a Tegucigalpa el pasado miércoles y por lo que ese mismo día abandonó el país.

Las dos Premio Nobel de la Paz fueron invitadas por organizaciones de mujeres para que conocieran sobre la violencia contra las féminas y otros temas relacionados con violaciones a los derechos humanos en Honduras.

En Tegucigalpa, Williams se reunió el jueves con el presidente hondureño, Porfirio Lobo, y con la secretaria de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda, aunque no trascendieron detalles de lo que trataron.

También se reunió con el presidente del Parlamento, Juan Orlando Hernández; el fiscal general del Estado, Luis Rubí; los secretarios de Seguridad, Pompeyo Bonilla, y Relaciones Exteriores, Arturo Corrales, y con dirigentes de organizaciones de mujeres.

El jueves escuchó, además, a mujeres de varias regiones del país, incluso a algunas que residen en zonas de explotación minera.

«Sería mentira decir que toda la gente que trabaja en el Gobierno tiene malas intenciones, yo creo que hay gente que está de veras intentando cambiar esto», enfatizó Williams, quien se define como «activista de la calle» y crítica de «la política intervencionista de Estados Unidos».

Williams criticó a las empresas mineras canadienses que operan en Honduras, porque en su opinión están causando mucho daño al ambiente.

Agregó que «normalmente (las empresas de Canadá) dicen que están dando empleo, que llegan con cosas buenas para la población», pero destacó que ha escuchado testimonios de víctimas de los daños causados por la actividad minera al contaminar el agua y la tierra.

«Entonces cómo pueden seguir diciendo que están llegando a este país para dejar cosas bonitas y hasta más. Me saca de onda (eso)», acotó.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,603SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img