spot_imgspot_img

“No será una compra así directa, simplemente vamos a acortar los tiempos”, justifica ministro Matheu

Por:

Tegucigalpa – El secretario de Salud, José Manuel Matheu, dijo este lunes que se comprarán unos 500 millones de lempiras mediante mecanismo directo que aprobó el fin de semana el Consejo de Ministros, sin embargo aseguró que el proceso lo que persigue es “acortar los tiempos” de adquisición.

– Reveló que él votó en contra de eliminar el fideicomiso para la compra de medicamentos, pero el Consejo de Ministros decidió lo contrario.

– “El otro año esperamos hacer las licitaciones normales”, prometió el funcionario.

“Personalmente voté en contra de eliminar el fideicomiso, pero el Consejo de Ministros decidió eliminarlo como se eliminarán muchos más por lo oneroso que son para el Estado”, apuntó.

Agregó que “se decidió que se tenía que hacer una compra de emergencia de medicamentos porque algunos medicamentos estamos en cero y entre estos hay los que utilizan para cáncer y no se puede esperar”.

Reconoció que la palabra “compras directas” suena a corrupción, pero “no, no será una compra así directa, simplemente vamos a acortar los tiempos”.

Matheu garantizó que le pedirán a la empresa privada que les ayude con la lista de proveedores de medicamentos y todos ellos serán convocados a una reunión para establecer las normas que regirán el proceso. Además, llamarán la veeduría del Consejo Nacional Anticorrupción, Tribunal Superior de Cuentas, Fiscalía, Comisión de Salud del Colegio Médico de Honduras, Ministerio de Transparencia y hasta un representante de los periodistas que cubren la fuente.

Detalló que se trata de unos 300 productos que se pretenden adquirir bajo las compras directas, que rondarán unos 500 millones de lempiras.

El funcionario insistió en llamar la compra “entre comillas directa porque se hará con todos los oferentes, no es con uno solo. El otro año esperamos hacer las licitaciones normales”.

En otro apartado, dijo desconocer si existen lotes de vacuna anticovid que estarían próximos a vencerse, pero lamentó que muchos hondureños aún no acuden a inocularse. “Si no llegamos a que la población tenga el 80 % de las vacunas, no vamos a quitar la mascarilla”. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img