spot_imgspot_img

No se justifica devaluación porque no hay demanda y las reservas son robustas, según Federico Álvarez

Tegucigalpa – El expresidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Federico Álvarez, manifestó este lunes que no se justifica una devaluación del lempira en este momento ya que hay una menor demanda de dólares y las reservas internacional son robustas y dan para cubrir hasta más de seis meses de importaciones.

-El economista considera que se debe evitar que el gobierno utilice la devaluación como un mecanismo de financiamiento interno.

Álvarez explicó que el dólar es igual que cualquier otra mercancía, es algo que se vende y se compra, y entonces, el precio de la moneda en principio debe de estar establecido por la oferta y la demanda, cuando hay muchos dólares y alcanzan para toda la demanda, pues entonces el precio es estable o tiende a bajar, cuando hay unos escases de dólares no alcanza, pues el precio del dólar tiende a ser mayor.

Acotó que originalmente, se había dicho que ese ese juego de mercado iba regular mediante bandas para impedir devaluaciones muy agresivas, pero el sistema de hecho, ha sido manipulado por el Banco Central y lo va ajustando a su conveniencia un poco, y si se aprecia, es una línea descendente que no guarda relación, con un mercado de oferta y demanda.

Señaló que la pandemia en este momento tiene un efecto inmediato, que es que reduce la cantidad de dólares exigidos, es decir, hay poca gente comprando dólares y eso es porque las importaciones han disminuido sustancialmente y, probablemente van a seguir así.

No obstante, una vez que arranque la economía, una vez que se permita otra vez que todas las empresas comiencen a producir, obviamente, va a haber demanda de bienes importados para la producción, ¿por qué?, el problema es que en Honduras la materia prima con la que trabajan las empresas en su producción es casi toda importada, o sea que se transforma lo que se produce localmente.

Enumeró que después está, desde luego, el consumo de los bienes permanentes, como combustible y otros productos para el consumo de las personas a través del comercio que también exige de muchos dólares.

Pero considera que el comercio que va a estar un poco deprimido al principio, excepto en algunos rubros como ferreterías, farmacias y comida, entre otros, que va a seguirse requiriendo, pero el comportamiento del dólar, en este momento, no habría ninguna razón para que se devalúe, pues las reservas internacionales dan para cubrir seis meses de importaciones que son más bien excesivas.

“Lo que realmente interesa aquí, es preguntarse cómo va a quedar el Estado después de esta pandemia, porque el Estado ha visto reducido sus ingresos sustancialmente y por otra parte, las remesas familiares han caído también, y eso hace que el Estado tenga una presión muy grande”, apuntó.

Advirtió que eso puede provocar inclusive que el Estado quiera utilizar la devaluación para financiar sus finanzas públicas porque no tiene suficiente dinero.

Ejemplificó que si se reciben 100 dólares del extranjero, se tendrían dos mil 500 lempiras para pagar las deudas internas, pero si se reciben 100 dólares que al cambiarlos son tres mil lempiras, significa que ahora se tiene más dinero para pagar esas deudas y eso es lo que cree que debe evitarse, utilizar la devaluación como un mecanismo de financiamiento interno.

Según economistas, entre enero y mayo el lempira se ha devaluado en 20 centavos, por lo que el precio del dólar ha rebasado la barrera de los 25 lempiras

A inicios de 2020 el valor de cambio era de 24 lempiras por cada dólar y en el presente mes ha llegado a un poco más de 25 por cada divisa estadounidense.

En enero el lempira perdió dos centavos de su valor, pasó de 24.80 lempiras a 24.82 centavos, en febrero se depreció en el doble del mes precedente, es decir cuatro centavos, porque llegó a 24.86 lempiras, según informe difundido por HRN.

Añade que un mes después, en marzo, el lempira retrocedió cinco centavos, de una tasa de cambio de 24.87 lempiras, se situó en 24.92 lempiras.

A inicios de abril el lempira se cotizaba en 24.92 y al término de dicho período la relación era de 24.99 lempiras, según está plasmado en un informe de Banco Central de Honduras.

No obstante, en la página oficial del BCH, la cotización del dólar es de 24.8316 lempiras y la del euro es de 1.0823 lempiras.


spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img