Tegucigalpa – El nuevo director nacional de la Policía Nacional, comisionado Ramón Antonio Sabillón, indicó que no hay tiempo para hacer ceremonia de traspaso de mando, pues lo que se tiene que hacer es seguir mejorando las acciones que ya están en marcha.
 

Sabillón fue juramentado el pasado jueves por el presidente Porfirio Lobo, como una petición del mandatario electo, Juan Orlando Hernández, luego de destituir en el cargo a Juan Carlos “El Tigre” Bonilla.

En ese sentido, Sabillón indicó que el presidente electo ya ha girado algunas instrucciones a la institución policial, producto de las cuales, se hizo su nombramiento como director general, a fin de agilizar las acciones en contra de la criminalidad que azota al país y dar protección ciudadana.

Aseguró que ya hay toda una estrategia en curso, a fin de sobrepasar la capacidad de respuesta que la Policía debe dar a la población para lo cual se han fijado objetivos macro a corto, mediano y largo plazo.

Señaló que aparte del proceso del fortalecimiento del talento humano, hay otras actividades de no estaban contempladas que van a tener como consecuencia un mayor impacto en el combate contra la delincuencia.