spot_imgspot_img

Nigeria va por su quinto título mundial, Malí por el primero

Santiago de Chile – Las selecciones de Nigeria y Malí disputarán este domingo la final del XVI Mundial de Fútbol Sub’17, en un partido de pronóstico reservado, en el que los ‘aguiluchos’ buscarán su quinta corona de la categoría y los malienses la primera.

La segunda final africana de un mundial Sub’17 se da 22 años después de la primera, que se dio en el Mundial de Japón 1993, año en que Nigeria ganó el título a Ghana (2-1).

Chile se quedó esa vez con el tercer lugar, al derrotar a Polonia en definición a penaltis (4-2), después que el tiempo reglamentario terminó empatado 1-1.

Ahora, en la jornada a celebrarse este domingo en el estadio Sausalito, de Viña del Mar, el partido por el tercer lugar lo jugarán Bélgica y México.

Nigeria accedió a la final tras vapulear por 4-2 a México en la fase de semifinales, en un partido de alto vuelo, en el que pese a la diferencia de goles el ‘Tri’ luchó de principio a fin y cayó con la frente en alto.

En la primera fase, jugando en el grupo A, Nigeria ganó por 2-0 a Estados Unidos, goleó por 5-1 a Chile y perdió ante Croacia por 1-2, mientras en octavos goleó por 6-0 a Australia y los cuartos de final se deshizo de Brasil con un contundente 3-0.

Dirigido por el Emmanuel Amunike, tal vez el mejor futbolista nigeriano de la historia, el equipo de los Aguiluchos ha mostrado varios jugadores de gran futuro, encabezados por Víctor Osimhen, quien ya se prueba la corona de goleador del campeonato, con nueve anotaciones a su haber antes del último partido.

El portero Akpan Udoh, el volante David Enogela y los delantero Udochukwu Anumudu y Kelechi Nwakali, así como el volante Samuel Chukwueze se han también destacado en el Mundial de Chile.

Malí, el actual campeón Sub’17 de África, ha sido en el Mundial de Chile una grata sorpresa, con un nivel que ha llamado la atención y que fundamenta el hecho de que las apuestas para la final estén divididas.

Dirigida por Baye Ba, la selección maliense accedió a la final tras superar por 3-1 a Bélgica, el campeón europeo de la categoría, en las semifinales.

En la primera fase del torneo, Malí empató 0-0 con Bélgica, ganó por 2-1 a Ecuador y por 3-0 a Honduras; en octavos de final dio cuenta de Corea del Norte también por 3-0 y en los cuartos dejó en el camino a Croacia ganando por 1-0.

Sekou Koita, un goleador de fuste, emerge como la mejor figura del conjunto maliense hasta el momento, en una plantilla en la que también se han destacado el delantero Boubacar Traore, el portero Sanuel Diarra y el volante Mamadou Sangare y el también atacante Aly Malle.

Bélgica y México jugarán por el tercer lugar un partido que para los europeos tiene sabor a mucho y para el ‘Tri’ sabor a poco.

Para los belgas, la de Chile ha sido su mejor campaña en la categoría, y lo será incluso si pierde ante los mexicanos, pero para éstos últimos, incluso el triunfo les dejará un sabor amargo, considerando que fueron campeones en 2011 y finalistas en 2013, y llegaron a Chile con la meta de obtener su tercer título mundial.

Los belgas, dirigidos por Bob Browaeys, empataron en la fase de grupos 0-0 con Malí, ganaron a Honduras por 2-0 y perdieron ante Ecuador por 0-2, por lo que avanzaron a octavos como uno de los mejores terceros, pero ahí derrotó por 2-0 a Corea del Sur y en cuarto dejaron en el camino a Costa Rica.

En tanto México, dirigida por Mario Arteaga, jugó la primera fase en el grupo C, donde ganó por 2-0 a Argentina, empató 0-0 con Australia y ganó por 2-1 a Alemania; en octavos de final goleó a Chile por 4-1 y en cuartos doblegó a Ecuador por 2-0.

El partido por el tercer lugar está previsto a las 16.00 locales (19.00 GMT) en el estadio Sausalito, de Viña del Mar, en tanto el encuentro por el título comenzará a las 19.00 locales (22.00 GMT) y será dirigido por el árbitro inglés Michael Oliver.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,934SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img