baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Volvieron el gobierno contra el pueblo y narcotráfico patrocinó al Estado: Fiscalía de EEUU



Volvieron el gobierno contra el pueblo y narcotráfico patrocinó al Estado: Fiscalía de EEUU
Autor del artículo: Proceso Digital/EFE

Tegucigalpa - En el alegato final -la mañana de este miércoles- por parte de la Fiscalía de Estados Unidos en el juicio a Juan Antonio “Tony” Hernández, señaló que varios narcotraficantes controlaron el gobierno de Honduras para volverlo contra su pueblo, señalando que este juicio no es una película de la popular plataforma Netflix.

- El imputado se encuentra presente en el debate de este miércoles, tal como ha ocurrido en todo el juicio. La familia de Tony iguamente se encuentran en la sala.

- "Volvieron este gobierno contra su pueblo y lo usaron para el narcotráfico patrocinado por el Estado”, dijo el fiscal Bove.

La Fiscalía, por medio de Emil Bove, sustenta el alegato contra el acusado Hernández en la vinculación que mantuvo con la política durante varias administraciones, señalando que las actividades del narcotráfico estaba patrocinado por el Estado.

Indicó que el papel de “Tony” Hernández comenzó el 2004 cuando comenzó a trasladar información a los narcos y escaló tanto que para el 2018 “tenía un laboratorio en Colombia que producía cocaína con sello TH y estaba ayudando a dirigir un narcoestado”.

El fiscal, buscando convencer a los 12 integrantes del jurado para que emitan un veredicto de culpabilidad, indicó que cada kilo de cocaína da para 8 mil dosis individuales, indicando que ello es una verdadera miseria. “Esto no es Netflix. Esto no es una película. Cada dosis individual podría dejar a un padre preguntándose dónde está su hijo, cada dosis podría tener un hijo sin un padre, por eso estamos aquí”.

En los anteriores ocho días de juicio, la Fiscalía presentó a cinco cooperantes y 55 pruebas, entre ellas un video grabado en el restaurante Denny‘s en la capital hondureña, un libro de contabilidad de drogas de 2018, fotos de teléfono y armas.

Siempre con base a los alegatos de la Fiscalía, el papel del hermano del imputado -Juan Orlando Hernández- “era para asegurarse de que había cero problemas con las incautaciones de cocaína o las detenciones de sus narco-conspiradores”.

El fiscal Bove relató al jurado que a pesar de que la Oficina de Control de Activos del Extranjero (OFAC, por sus siglas en inglés), del Departamento del Tesoro, había designado como organización narcotraficante a Los Cachiros, “Tony” Hernández se reunió públicamente con el líder de la organización Devis Leonel Rivera Maradiaga en un restaurante de forma pública.

Asimismo, el demandado intentó hacer negocios con Rivera Maradiaga en cuanto a los contratos que mantenían las empresas de fachada con el gobierno.

Bove indicó que aunque el demandado dijo que se trataban de negocios legales, en el fondo eran negocios para lavado de dinero procedente del narcotráfico.

Asimismo, la Fiscalía estadounidense presentó a “Tony” Hernández como un hombre violento al señalar que mató a uno de sus socios identificado como el “Chino”, indicando que lo anterior fue confirmado por los confesos narcotraficantes Alexander Ardón y Rivera Maradiaga.

Asimismo, el fiscal Bove recordó la relación de Hernández con el famoso narco mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, el cual le habría entregado un millón de dólares, los cuales serían utilizados para financiar la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández.

El presidente Hernández ha negado haber recibido dinero procedente del narcotráfico y ha recordado que en su gestión es cuando más se les ha combatido, al grado que muchos fueron extraditados o se vieron obligados a entregarse, a causa de la presión que tenían en Honduras.

Tony Hernández es acusado en EEUU por conspiración para introducir drogas, narcotráfico, posesión de armas y mentir a agentes federales.

El juicio comenzó el pasado 2 de octubre en una corte del Distrito Sur de New York. La Fiscalía presentó cinco narcotestigos y algunas pruebas como videos y fotografías, en tanto la defensa optó porque el imputado no declarara y pasar a la etapa de conclusiones.

El juez Kevin Castel comenzó por su parte a instruir a los doce miembros del jurado anónimo sobre su responsabilidad, lo que es una evidencia directa o circunstancial "y lo más importante lo que significa más allá de duda razonable".

Castel continuará dando explicaciones el jueves al jurado antes de que se retiren a deliberar sobre los cargos que pesan contra Hernández por narcotráfico, porte de armas y mentir a las autoridades de EEUU, por lo que podría enfrentar cadena perpetua.

Poderoso capo

La Fiscalía señaló a Juan Antonio Hernández como un poderoso narcotraficante e insistió en definir a Honduras como un "narco-Estado".

Tras el ascenso al poder en el 2010 del Partido Nacional convirtió a Honduras en un "narco-Estado" con el apoyo de políticos, militares y policías, según la Fiscalía.

Destacó que se valió de poderosas armas para defender sus cargamentos y que protegió a narcotraficantes a través del acceso que tuvo al poder usando a militares y policías.

Aseguró, en una intervención que se extendió durante dos horas y media en que hizo resumen de todas las pruebas, que la evidencia presentada en este juicio ha mostrado que el también conocido como Tony Hernández "es culpable más allá de toda duda razonable" de los cargos que se le imputan de narcotráfico, porte de armas y conspiración.

Destacó que la primera etapa de Hernández en el narcotráfico fue en el 2004 brindando información logística a los narcos sobre los radares y retenes y luego en 2006 como productor y exportador.

Aseguró que con el respaldo del Estado, Tony Hernández se volvió "intocable" y recordó cómo toda la evidencia presentada en el juicio a través de fotos, vídeos y testimonio de cinco narcotraficantes confirman su participación a gran escala en el narcotráfico.

El fiscal destacó pagos de sobornos a las campañas de políticos del Partido Nacional por los cárteles, como el millón de dólares que el mexicano Joaquín "el Chapo" Guzmán le entregó al acusado para la campaña de su hermano Juan Orlando Hernández.

El fiscal, que llamó a Tony Hernández "arrogante" por marcar la cocaína que producía con las siglas de su nombre "TH", pidió al jurado que hagan "justicia para el pueblo de Honduras" y con un hombre "que se creía intocable".

El fiscal explicó al jurado cómo la evidencia había probado cada uno de los cargos, que enfrentan a Tony Hernández a una pena máxima de cadena perpetua.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba