baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Condena a López Flores marca inicio de sentencias para exoficiales hondureños en EEUU



Condena a López Flores marca inicio de sentencias para exoficiales hondureños en EEUU
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa La condena de cinco años de prisión en Estados Unidos para el comisario retirado de la Policía hondureña, Víctor Oswaldo López Flores, por delitos de narcotráfico marca el inicio de sentencias para exaltos cargos del cuerpo de seguridad.

- Se prevé para este jueves dos nuevas sentencias para otros dos exoficiales de policía.

- Anteriormente fue condenado el expolicía informante del cártel Valle Valle, Wilmer Carranza Bonilla.

López Flores fue condenado por conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos, en alianza con otros cinco miembros de la policía hondureña, que juntos formaron un brazo de seguridad a los cargamentos de droga que transportaba el cartel de Los Cachiros por suelo nacional.

De acuerdo a lo informado por la justicia de EEUU, narcotraficantes hondureños pagaban sobornos a políticos para que estos a su vez contactaran a miembros de la Policía con el afán de ofrecer una mayor protección a la interferencia oficial, y para facilitar el paso seguro a través de Honduras de estas cargas masivas de cocaína.

Fue así que los narcotraficantes también pagaron sobornos a funcionarios públicos, incluidos ciertos miembros de la Policía Nacional para acceder a información sobre investigaciones en curso, militares y policiales puestos de control y prohibiciones previstas de narcóticos.

Estas extensas redes de tráfico de drogas contribuyeron a que Honduras se convirtiera en uno de los lugares más violentos del mundo. En 2012 la tasa de homicidios alcanzó los 87 por cada 100 mil habitantes.

La corrupción policial y podredumbre que vivió el cuerpo del orden público obligó al gobierno a iniciar un proceso de depuración en abril de 2016. Hasta la fecha más de cuatro mil miembros de la carrera policial han salido de la institución por diversas causas e incluso los altos mandos en su mayoría fueron apartados para devolverle a la institución fiabilidad y credibilidad.

Ligues con Los Cachiros

Las acusaciones contra la media docena de oficiales de la Policía en cortes de Estados Unidos, dan cuenta sus ligues con la organización criminal Los Cachiros, que fue dirigido entre 2004 y 2013 por los hermanos Devis Leonel y Javier Eriberto Rivera Maradiaga, ambos presos en el país del norte.

Este cartel del narcotráfico se caracterizó por ser violento y prolífico en el mundo criminal. Eran responsables de recibir grandes cargas de cocaína enviadas a Honduras desde América del Sur a través de rutas aéreas y marítimas, y el transporte de la cocaína en nombre de los narcotraficantes mexicanos que importaron sustancialmente la droga hacia Estados Unidos.

Para transportar la cocaína a través de Honduras, los miembros de Los Cachiros típicamente usaban camiones grandes escoltados por múltiples vehículos de seguridad, algunos de los cuales se incluyen miembros de la Policía Nacional de Honduras, hoy procesados en EEUU.

Este mismo caso incluye al hijo del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014), Fabio Lobo, condenado a 24 años de cárcel por iguales ilícitos.

Como miembro de la Policía Nacional de Honduras, López Flores utilizó su posición de autoridad para ayudar a los traficantes de drogas que había jurado investigar y arrestar. El acusado conspiró con otros, incluido Fabio, para importar cientos de kilogramos de cocaína en el Estados Unidos. La conducta del ahora sentenciado era aborrecible, no solo porque eligió ayudar a la droga traficantes, sino porque lo hizo desde una posición de privilegio, según señalaron las autoridades estadounienses. Por lo tanto, contribuyó al  entorno estructural donde las organizaciones violentas de tráfico de drogas prosperaron.

El oficial López Flores formaba parte del grupo de seis miembros de la Policía Nacional de Honduras que fueron acusados por narcotráfico en julio de 2016. Los otros dos, Mario Guillermo Mejía Vargas y Carlos José Zavala Velásquez, también se han declarado culpables, y se espera la condena para este jueves.

Los otros tres expolicías acusados ​​son: Ludwig Criss Zelaya Romero, Juan Manuel Ávila Meza y Jorge Alfredo Cruz Chávez.

La información oficial de EEUU detalla que en 2004, Leonel Rivera Maradiaga fue presentado con Ludwig Criss Zelaya Romero, quien sirvió de enlace con otros miembros policiales.

Entre aproximadamente 2005 y 2011, Leonel Rivera frecuentemente notificó a Mejía Vargas o Zelaya Romero cuando Los Cachiros iban a recibir una carga de cocaína en Honduras (a menudo mensualmente).

Asimismo, Zelaya Romero y Mejía Vargas coordinaron con otros oficiales de la Policía para proporcionar escoltas para vehículos cargados de drogas, y para eludir o eliminar los puestos de control policial y otros obstáculos en rutas predeterminadas ya que los miembros de Los Cachiros transportaban la cocaína

A inicios del 2015, se conoció que Leonel Rivera y Eriberto Rivera se entregaron a la DEA después de ser designados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros y sometidos a numerosas incautaciones por el Gobierno hondureño.

Acusaciones al actual jefe policial

A finales de enero pasado, tras una nota publicada por el periódico el Nuevo Herald de Miami, atribuida a una agencia de noticias estadounidense, se denuncia que el nuevo director general de la Policía hondureña, comisionado general José David Aguilar Morán, colaboró con el narcotraficante Wilter Blanco.

Según la publicación, un informe confidencial del gobierno obtenido por la agencia de noticias dice que el propio Aguilar ayudó en 2013 al líder de un cartel de las drogas (Wilter Blanco) a concretar la entrega de un importante cargamento de cocaína.

El cargamento de 780 kilos (1700 libras) de cocaína estaba escondido en un camión cisterna que, según el informe, era escoltado por agentes corruptos hasta la casa de Wilter Blanco, un narcotraficante que recientemente fue condenado en Florida a 20 años de prisión.

Aguilar era en aquel momento el jefe de inteligencia de la Policía Nacional e intervino luego de que uno de los agentes que custodiaba el cargamento fue detenido por un policía de rango menor, señala el informe, de acuerdo a la agencia noticiosa. El agente, detenido y esposado, llamó a Aguilar, quien dio la orden de liberar al agente y al camión, de acuerdo con el informe.

El jerarca policial ha negado rotundamente las acusaciones y juró que nunca ha llevado dinero manchado de sangre para la comida de su hogar.

La Comisión Especial de Depuración de la Policía ha reiterado que las imputaciones son faltas, sin embargo anunciaron que toda la cúpula policial está en proceso de reevaluación para demostrar su idoneidad.

 Policías hondureños procesados en EEUU

1. Wilmer Carranza Bonilla 
Condenado a 8 años de prisión. (2025)

2. Ludwig Criss Zelaya Romero 
En juicio.

3. Mario Guillermo Mejía Vargas 
Se declaró culpable. Sentencia 8 febrero 2018.

4. Carlos José Zavala Velásquez
Se declaró culpable. Sentencia 8 febrero 2018.

5. Víctor Oswaldo López Flores 
Condenado a 5 años de prisión.

6. Jorge Alberto Cruz Chávez 
En juicio.

7. Juan Manuel Ávila Meza
En juicio.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba

       



 BANNER encuesta BCH