baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Crónica de un lunes de zozobra



Crónica de un lunes de zozobra
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El lunes Tegucigalpa, la capital y el país se volvieron a percibir inciertos, desde tempano la Universidad Nacional mostraba obstáculos que impedían la normalidad en las aulas, frente a sus instalaciones se agrupaban los convocados, desde la noche anterior, por la Plataforma para la Salud y la Educación que de nuevo retomaba las calles.

El Corolario

El domingo había cerrado con varias muertes violentas, al menos dos contra mujeres en hechos que mostraban saña. El lunes la tónica fue similar, temprano se reportaba el hallazgo de un joven de 28 años, hijo de un ganadero, en el occidental departamento de Copán, que había desaparecido cinco días antes y cuyo cuerpo, junto a su vehículo, se encontró al fondo de un abismo. Las circunstancias de la muerte aún no se aclararon.

Otro reporte daba cuenta de que en la zona norte había ocurrido una masacre u “homicidio múltiple” como les llama oficialmente la Policía a las matanzas donde hay más de tres víctimas. Los muertos eran todos jóvenes y de ellos la Policía dio a conocer sus alias y no sus nombres. Se dijo que al menos tres de estos chicos estuvieron presos.

Como suele ocurrir en estos casos, la versión oficial vincula los hechos a los llamados “ajustes de cuentas” entre bandas dedicadas a lo ilícito.

 

La Iglesia vuelve por el diálogo

Casi a la par el padre Juan Ángel López, quien unos días antes leyó una exhortación pública emitida por los obispos hondureños en la búsqueda de salidas a la conflictividad que se ha agudizado en las últimas semanas, volvía a pedir en un espacio de televisión a todos los sectores sociales, abrir una venta al diálogo como único camino de entendimiento.

Horas después el cardenal Óscar Andrés Rodríguez, máximo jerarca de la Iglesia Católica hondureña, refrendaba ese llamado sin dejar de señalar la responsabilidad que las autoridades tienen frente a la ciudadanía, así como todos los yerros que cargan en sus administraciones.

Larga asamblea

A media mañana los manifestantes de la denominada Plataforma se trasladaron al Hospital Escuela y allí, en asamblea, dijeron que plantearían otras acciones ya que tras la derogación de los decretos ejecutivos que originaron las protestas y que según los galenos y maestros laceraban la educación y la salud públicas, los médicos y parte de los docentes, pusieron otras nueve condiciones antes se acudir a dialogar con las autoridades.

Ellos están escépticos dicen, y no quieren acudir a lo que llaman un “monologo” y caer en “trampas”.

El mensaje de Seguridad

En tanto el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, un general en el retiro, sentenciaba que las fuerzas del orden no permitirían violencia y actos dañinos, mientras dejaba en el ambiente acciones contra varios manifestantes que, según dijo, ya habían sido identificados pese a llevar sus rostros cubiertos. A ellos les atribuyó daños a la propiedad pública y privada.

No pasó mucho tiempo cuando la doctora Ligia Ramos, miembro de la Plataforma por la salud y la Educación le respondiera adjudicándole amenazas al movimiento social y represión.

“Grupos radicales”

También el presidente del país, Juan Orlando Hernández, ofreció declaraciones a periodistas para afirmar que los maestros que han llegado a la mesa de conversaciones y logrado acuerdos gremiales, son amenazados y sus vidas y las de sus familias han sido puestas en riesgo.

“Estamos viendo también la participación de grupos radicales, de políticos que se han radicalizado, que han importado de otros países manuales de cómo actuar de manera violenta, los famosos comandos insurreccionales violentos quemando llantas, generando también vandalismo, atacando la economía porque según el manual del chavismo en su momento dijeron atacan la economía de un país, ponen de rodillas a esa economía y eso te favorece políticamente”, acotó el gobernante.

Mel y Pepe

Desde anoche, el expresidente Manuel Zelaya, dijo mantiene su apoyo firme a la Plataforma y llamó a las bases del partido Libre a seguir con las protestas.

Otra serie de mensajes en sus redes sociales han puesto más caliente el debate político a pocos días de que su organización política conmemore un año más de su salida forzada del poder, el 28 de junio de 2009, todo este accionar podría significar una calistenia.

También el expresidente nacionalista Porfirio Lobo ha mandado mensajes a través de sus cuentas en redes sociales y en ellas aboga por el bien común, culpa de los problemas al actual gobierno y toma la frase de la Iglesia Católica al decir “Basta ya”.

El expresidente Lobo ha mostrado un elevado perfil mediático en los últimos meses en los que sus desavenencias con el poder son visibles. El juicio y posterior sentencia en contra de su esposa la exprimiera dama Rosa Elena Bonilla, le ha generado insatisfacción y él lo vincula a intereses particulares.

La conflictividad

Para las dos de la tarde en Atlántida, zona caribeña; San Pedro Sula en el norte; Santa Bárbara en Occidente y Choluteca en el sur; las tomas, las paralizaciones en escuelas y hasta paros de transportistas, le ponían más condimento a la conflictividad.

Por lo menos una veintena de personas ya están en la cárcel por presuntos actos vandálicos durante las manifestaciones.

Ya la tarde del lunes, el joven que fue puesto a la orden de la autoridad era sobreseidito por falta de pruebas. Se le acusaba de dañar cámaras del circuito de emergencias 911 y aunque había videos claros respecto al suceso, las pruebas no resultaron suficientes.

Al filo de las tres de la tarde, el ambiente seguía siendo incierto, la plataforma prolongaba su reunión, los obispos pedían por el diálogo, las autoridades amenazan con reprimir a los violentos, los estudiantes seguían con clases a medias, el tráfico en viarias carreteras mostraba interrupciones esporádicas, los medios seguían contando tramos del acontecer y los pacientes seguían con su interminable paciencia.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba