baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Un golpe de Estado a quien más afecta es al pueblo, advierte Ombudsman hondureño



Roberto Herrera Cáceres, Ombudsman de Honduras.
Roberto Herrera Cáceres, Ombudsman de Honduras.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, advirtió este miércoles que los golpes de Estado son experiencias históricas que siempre han traído como consecuencia una serie de adversidades para el pueblo.

- El diálogo y la tolerancia mutua es el único camino legítimo en democracia para resolver pacíficamente los conflictos sociales y políticos dentro del Estado constitucional.

“Un país que vive en un proceso de democratización, el concepto de golpe de Estado parece contrario verdaderamente a la idea de sustentar democráticamente, en la realidad, lo que está establecido en la Constitución de la República”, declaró.

Reiteró que “el golpe de Estado es una experiencia histórica que siempre nos ha traído a nosotros una serie de adversidades para el pueblo”.

Generalmente es el pueblo el que sufre más, como consecuencia de ese tipo de acciones y se afecta la democracia, puntualizó.

Herrera Cáceres hizo un llamado a los sectores políticos a seguir los estándares de comportamientos democráticos de respeto de la dignidad humana, según los cuales, es prioritario la protección y el respeto de los derechos humanos de todas las personas, sin excepción alguna, en un ambiente de paz.

Indicó que el diálogo y la tolerancia mutua es el único camino legítimo en democracia para resolver pacíficamente los conflictos sociales y políticos dentro del Estado constitucional.

Honduras, a pesar de estar en crisis excepcionales sigue siendo un Estado de Derecho en donde siempre debe prevalecer la protección y respeto de la dignidad humana, la paz, la libertad, y las condiciones favorables al desarrollo nacional, precisó.

El Ombudsman hondureño instó a los sectores políticos a buscar la cohesión social, abandonar el discurso de odio y no seguir propiciando la división entre los hondureños.

Fue enfático al señalar que, el enemigo común de todos los hondureños son problemas como la pobreza, la violencia, la falta de oportunidades para el empleo y los desastres naturales.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

       



 BANNER encuesta BCH