spot_imgspot_img

MP pide 180 años de cárcel para hondureño que cometió una masacre

San Pedro Sula – Un hondureño será condenado a purgar 180 años de prisión, al haber sido declarado culpable de cometer la matanza de seis miembros de una familia en un sector del occidente de Honduras, informó el Ministerio Público.

El imputado es Rigoberto Hernández Guzmán, de ocupación jornalero, a quien se le declaró culpable de participar en el asesinato de seis personas, masacre que ocurrió el pasado 28 de noviembre de 2015 en el municipio de Nueva Frontera del departamento de Santa Bárbara, occidente del país.

A Hernández Guzmán se le acusa de haber asesinado a Joaquín Larios Guerra y a sus hijos Orlin Larios Guerra Urrea, Yamileth Larios Urrea, Lester Larios Urrea, Yaqueline Larios Urrea y Joaquín Larios Urrea, indicó el portavoz del Ministerio Público en San Pedro Sula, Elvin Guzmán.

En ese sentido, el Ministerio Público a través de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida, logró una condena de 180 años de reclusión por asesinar a esta familia.

Tras encontrarlo culpable, la Fiscalía pide que a Hernández Guzmán le sea aplicada una condena de 180 años de cárcel por esos seis crímenes que cometió y el Código Penal establece que por asesinato son de 20 a 30 años de reclusión y por tratarse de situaciones agravadas como el caso de Yamileth Larios Urrea, quien estaba en estado de gestación, se pide que el individuo sea encarcelado de por vida.

Hernández Guzmán permanece preso en la cárcel de máxima seguridad de Ilama, Santa Bárbara, conocida como El Pozo.

El Ministerio Público presentó prueba documental y pericial para lograr que se declarara culpable del hecho ocurrido la madrugada del 28 de noviembre de 2015 cuando llegó con machete en manos a la vivienda de la familia Larios Guerra, a quienes asesinó supuestamente por diferencias familiares.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,662SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img