spot_imgspot_img

Ministro de Seguridad sostiene que continuará con las pruebas de confianza

Tegucigalpa- El ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, sostuvo este miércoles que continuará aplicando las pruebas de confianza para lograr una depuración policial y pidió al Congreso Nacional buscar nuevas herramientas para viabilizar el proceso y limpiar la institución.
 

La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), declaró como inconstitucionales las pruebas de confianza que practica la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), como parte de la Ley Especial de Depuración que autoriza la utilización de esos instrumentos científicos.

En ese sentido, Bonilla, destacó que el pleno de la CSJ, se tiene que pronunciar porque no hay unanimidad en la Sala de lo Constitucional y “una vez que ello suceda, nosotros vamos a acatar el mandato judicial”.

“Nosotros estamos cumpliendo con una ley que se dio por el Congreso Nacional, pero si se considera que en esa ley, hay acciones que no son correctas hay que construirlas correctamente”, indicó.

Aseguró que la decisión de la Sala de lo Constitucional, no es un obstáculo para el proceso de transformación que tiene la Policía, pues se tienen que buscar otras herramientas legislativas que permitan continuar con el proceso y para ello el Congreso Nacional debe de estudiar de forma seria, responsable y concreta las herramientas que se darán a la institucionalidad para seguir con el proceso.

“La Policía a lo interno, está con la mejor disposición de lograr un fortalecimiento institucional y eso implica hacer una depuración de las personas que no llenan las expectativas de la Policía que quiere el pueblo hondureño#, argumentó.

“Nosotros vamos a seguir trabajando en un mejor desempeño de la Policía Nacional, que hable y cumpla con la verdad”, agregó.

Aseveró que el próximo año, se va a mejorar cualitativamente a los miembros de la Policía, que tendrán 10 meses de preparación académica, dos meses de práctica supervisada, ingreso sólo para quienes hayan cursado la educación secundaria, supervisión y control permanente sobre todos los cuadros policiales.

Agregó que se continuarán aplicando las acciones que les correspondan. “Tenemos la herramienta de la disponibilidad y nosotros no estamos violentando los derechos de ningún policía”, aclaró.

El funcionario indicó que las pruebas de confianza se continuarán aplicando. “Cómo vamos a ingresar más policías sino hacemos las pruebas necesarias tanto toxicológicas, sicométricas, tenemos que presentar ante la sociedad un policía que no tenga problemas”, acotó.

Advirtió que “los procesos los va a seguir aplicando y por ello es que es necesario que la CSJ se pronuncie lo más pronto posible para que el Congreso Nacional busque los mecanismos necesarios para sacar el proceso adelante”.

Durante la vigencia de la ley, unos 230 agentes de mil 200 policías hondureños que fueron evaluados, han reprobado las «pruebas de confianza» que practican las autoridades de la DIECP, en el proceso de depurar la Policía, cuya ley especial venció el pasado 25 de noviembre, después de seis meses de vigencia.

La Ley Especial para depurar la Policía de Honduras, aprobada por el Parlamento el pasado 24 de mayo, ha permitido evaluar hasta ahora a mil 200 de los 14 mil policías del país, de los que 230, reprobaron alguna de las pruebas de confianza.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,607SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img