spot_img

Mención de altos cargos, lo relevante en cuarto día del juicio en caso hospital móviles

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El vaciado de las conversaciones que mantuvo el exdirector de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Marco Bográn, vía WhatsApp con el proveedor Axel López, su socio local en el país y el presidente Juan Orlando Hernández fueron parte de las revelaciones que ocurrieron este cuarto día del juicio oral en el caso de la compra de los hospitales móviles.

– Marco Bográn mantuvo conversaciones con el proveedor, distribuidor local, funcionarios y ASJ con respecto al tema de la compra de los hospitales móviles.

– Un día antes de la primera orden de compra, había dudas dentro de Invest-H en cuanto a la compra de los hospitales.

– El presidente Hernández recomendó a Bográn “jugar adelantado” y hablar con fiscales de FETCCOP, revela pericia.

Este martes se evacuaron tres pruebas periciales por parte del Ministerio Público, siendo las principales el vaciado de las conversaciones que tuvo Bográn con diferentes actores en el proceso de la compra de los siete sanatorios.

Los peritos del Ministerio Público presentaron las conversaciones que sostuvo Bográn con empleados de Invest-H, funcionarios del gobierno en 2020 y los proveedores.  

De acuerdo a las pericias del MP, evidencian que el proceso de adquisición no se gestionó de la manera correcta tras la falta de información de la compañía matriz del proveedor, la confidencialidad en las especificaciones del contenido de las unidades hospitalarias y la rapidez con la que se realizó el proceso.

Axel López dejó de responder desde abril

La prueba pericial del MP mostró que el proveedor Axel López y Bográn estuvieron en contacto vía WhatsApp desde el 16 de marzo hasta el 30 de junio de 2020.

El primer contacto ocurrió el 16 de marzo cuando salieron las primeras cotizaciones por la compra de los hospitales, en el momento, el proveedor indicó que el proyecto costaba de seis a ocho millones de dólares sin intermediarios, y Bográn confirmó que contaba con un presupuesto de 26 millones de dólares.

El 19 de marzo, Axel López mencionó que la compañía tiene un protocolo de confidencialidad y recomendó hacer las gestiones de hospitales móviles a través de un distribuidor local ubicado en la ciudad de San Pedro Sula de nombre Daniel Ardón.

El proveedor de los hospitales móviles, Axel López.

En la misma fecha, López señaló que el proceso de instalación de los hospitales móviles sería de cinco a siete días con asistencia de al menos 20 personas.

Adicionalmente, expresó que los embajadores de Honduras y Alemania estaban enterados del tema.

Para el 3 de abril, Marco Bográn después de haber realizado las dos órdenes de compra por los siete hospitales, solicitó los plazos y especificaciones de los equipos e infraestructura de los hospitales móviles.      

Después de esa fecha, la conversación se volvió unilateral, con Bográn exigiendo explicaciones a Axel López, mientras que éste no respondió.  

El 5 de mayo, Bográn manifestó al proveedor de las estructuras hospitalarias que no estaba actuando de buena fe, ya para el 25 de junio, solicitó una videoconferencia junto con los personeros de Invest-H y demandó fotografías de los avances de la preparación de los hospitales móviles.

La última conversación registrada ocurrió el 30 de junio cuando el ahora exdirector de Invest-H envió datos de la gerencia y dirección de una compañía turca.

Contacto con el distribuidor local

El exdirector de Invest-H sostuvo conversación vía WhatsApp con Daniel Ardón, el distribuidor local que le comentó Axel López para la compra de los sanatorios desde el 17 de marzo hasta el 26 de junio.

El primer contacto de Daniel Ardón con Bográn ocurrió cuando el primero se presentó como intermediario entre Axel López y el exdirector de Invest-H para mandarle las cotizaciones de los hospitales móviles y que el tiempo de envió tendría un promedio de 30 a 40 días.

La respuesta de Bográn fue que tenía el visto bueno del presidente de Honduras para las negociaciones de cinco hospitales móviles y hacer las transferencias para el 18 de marzo.

La conversación vía WhatsApp que tuvo el distribuidor local de Axel López con el exdirector de Invest-H, Marco Bográn.

Asimismo, Daniel Ardón externó que él era el contacto con Axel López y que el proveedor mantendría contacto directo con la fábrica.

Para el 18 de marzo, Bográn expresó sus dudas a Ardón en torno a que no aparece información en internet de la compañía matriz ubicada en Estados Unidos.

Mientras que el 22 de junio, Bográn le manda un mensaje a Ardón para que notifique su viaje hacia la ciudad de Miami en EEUU.

En la misma fecha, envió el último mensaje a Ardón que si él y Axel López no aclaraban la veracidad de los hospitales se les caería el proyecto de compra.

Conversación con el presidente

Se confirmó que Bográn conversó con el presidente Juan Orlando Hernández desde el 13 de octubre de 2019 hasta el 30 de junio de 2020 a través de WhatsApp.

El 16 de marzo de 2020, Bográn le informó al mandatario que se reuniría con todos sus directores para hablar sobre opciones de compras de hospitales móviles.

Para el día siguiente, el acusado le notificó a Hernández que Gerardo Murillo de la Empresa Nacional Portuaria (ENP) ponía obstáculos para transferir 900 millones de lempiras para ejecutar la orden de compra. El presidente respondió que le instruyera a Gerardo Murillo de realizar las transferencias.

Pericia revela parte de la conversación que tuvo Marco Bográn con el presidente de Honduras.

En la misma fecha, Bográn comunicó a Hernández que el Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS) no podía asumir la compra de cinco hospitales móviles hasta que no se concluyera la operación.

Para el 19 de marzo, Bográn notificó la orden de compra de los primeros dos hospitales móviles, además, dijo que el presupuesto aumentaría de 40 a 50 millones de dólares por los costos de traslado.

Posteriormente, el 22 de marzo, Bográn solicitó a Hernández un vuelo para que se reuniera con el proveedor en la ciudad de Orlando, Florida, debido que su equipo tenía dudas sobre Axel López.

Dos días después, Juan Orlando Hernández le mandó información a Bográn de módulos hospitalarios de la compañía DEVON con un precio estimado por módulo compuesto de 12 contenedores de 224 millones 920 mil dólares.

El acusado respondió el 30 de marzo, que ya había pagado dos hospitales y que ya habían ordenado los otros cinco y que estarían listos en un plazo de cuatro semanas.

Los imputados junto con sus apoderados legales este martes durante el cuarto día del juicio oral.

Para el 5 de abril, notificó al presidente hondureño que ya había pagado por los siete hospitales móviles y su transportación al pais.

El 22 de abril, el presidente Hernández preguntó por primera vez sobre el vídeo de la fabricación de los hospitales móviles y su envío.

Para el 30 de mayo, Bográn expresó su preocupación al titular del Poder Ejecutivo sobre informes del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ) porque podrían generar acciones por parte del MP.

En el mismo mensaje, le preguntó con quién podría hablar para evitar que se le confiscará documentos.

Al día siguiente, Hernández le recomendó: “juegue adelantado” y que se acercará al fiscal de la Fiscalía Especial para la Transparencia y el Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP).

Finalmente, el 22 de junio, Bográn manifestó que los dos primeros hospitales se encontraban en altamar, el tercero llegaría a finales de julio y los últimos cuatro a mediados de agosto.

En cuatro días se definió compra de hospitales

La prueba pericial del Ministerio Público del vaciado de un grupo de WhatsApp de Invest-H denominado “Alta Gerencia”, reveló que en cuatro días se definió la compra de los primeros dos hospitales móviles.

El grupo de WhatsApp era integrado por personeros de Invest-H siendo creado a partir de febrero de 2014.

Durante la pandemia del COVID-19, las conversaciones sobre la adquisición de los dispensarios iniciaron el 15 de marzo de 2020 cuando Marco Bográn en su condición de director ejecutivo propuso los hospitales al introducir un documento adjunto de las estructuras hospitalarias.

Bográn insinuó en el grupo que se debía comprar unas 10 unidades hospitalarias.

Para el 16 de marzo, el perito señaló que Bográn empezó a presionar que se debía tener listo la orden de compra de los hospitales móviles.

En la misma fecha a instruye a los miembros del grupo que ingresen a páginas web y realicen búsqueda de hospitales móviles más completos, contactar al proveedor y verificar su disponibilidad.

De igual manera, el perito del MP añadió que Bográn en el grupo mencionó que existía otra alternativa de hospitales móviles con un costo promedio de seis a ocho millones de dólares.

No obstante, comentó que ese mismo día debía tomarse una decisión y que para el 17 de marzo tendría que emitirse la orden de compra.

Para el 17 de marzo, el empleado de Invest-H en el área de patrimonio vial, Carlos Guevara, expresó que hacía falta información para revisar el pago, advirtiendo que cualquier error atrasaría los trámites.

18 de marzo día clave

La prueba pericial presentada por el ente acusador del Estado revela que el 18 de marzo de 2020 fue el día clave para definir la compra de los hospitales móviles tras que varios empleados de Invest-H expresaran sus dudas en torno a la compra.

Uno de los empleados de administración, Roberto Meléndez, confirmó en el grupo de chat que la viceministra de Finanzas le ratificó que Invest-H contaban con capacidad presupuestaria para adquirir los sanatorios.

En ese sentido, Marco Bográn instruyó a Roberto Meléndez para que realizara el pago el 18 de marzo mientras él elaboraba la orden de compra por dos hospitales de 91 camas.

Por su parte, la directora adjunta de Invest-H, Esther Alemán, fue la primera en expresar su preocupación de la adquisición ante la falta de información y que le había generado dudas de su autenticidad, señalando que se podría esperar otro día para efectuar el pago mientras se solventaba los detalles.

Alemán agregó que si se hacia la compra y los hospitales fueran una estafa “sería catastrófica” la situación.

Bográn externó sus sospechas que las negociaciones de las compras se cayeran por las dudas y temía ser criticado por una mala administración.

Mientras que Alex Moraes sugirió en el grupo la compra de los hospitales para tranquilidad del equipo y recomendó una responsabilidad compartida entre las instituciones que participaron como la Secretaría de Salud, Secretaría de Finanzas y la Coordinación General del Gobierno.

Más tarde, Alemán comentó que el proveedor Axel López le había manifestado que no podía brindarle la lista de especificaciones alegando confidencialidad.

“No es una escritura de constitución legal, sino un cambio de nombre de las empresas que están vendiendo los sanatorios”, dijo Alemán en el grupo de chat.

Posteriormente, el asesor legal Héctor Herrera afirmó que la empresa proveedora de los hospitales era real, que temía tratar con el Estado y exhortó a no perder la oportunidad de compra.

En ese sentido, Bográn instruyó a Moraes para que preparara la orden de compra para después firmarla y emitirla.

Orden de compra

Para el 19 de marzo, Invest-H emitió la orden de compra por los primeros dos hospitales móviles de 91 camas.

Mientras que el 31 de marzo, Marco Bográn preguntó en el grupo “Alta Gerencia” la posibilidad de preparar un programa de desembolso para la segunda orden de compra de los dispensarios.

Para el día siguiente, la administración de Invest-H remitió a Bográn la segunda orden de compra con fecha de 2 de abril por cinco hospitales móviles y siete plantas de tratamientos de desecho médico.

Posteriormente, el 2 de abril, Alex Moraes confirmó que ya estaba encargado el formulario para el pago y adjuntó el comprobante del pago efectuado en horas de la tarde de ese día. (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img