Más que elegir nuevo presidente se debe aspirar a una nueva forma de gobernar, dice analista

Tegucigalpa – Más que elegir un nuevo presidente se debe cambiar la forma de gobernar, manifestó este viernes el analista político Raúl Pineda Alvarado.

– “Geopolíticamente si los norteamericanos pierden su influencia con Honduras, prácticamente perdieron Centroamérica”, aseveró.

“Hay que hacer una especie de reseteo el sistema, más que cambiar el gobierno necesitamos cambiar el estilo de gobernar”, dijo en una entrevista con Proceso Digital.

Pineda Alvarado definió que los comicios del domingo serán conflictivos, volátiles e inciertos por las características que revisten al actual gobernante de Honduras.

Señaló que el temor a acciones judiciales contra el actual gobierno es una amenaza latente y los obliga actuar de manera radical.

En ese sentido, analizó la oposición está con un sentimiento que ha sido represado, de malestar y de resentimiento que se aflorará en el día de la elección.

El analista consideró que el domingo la población sale a votar de manera masiva la oposición política será el vencedor de las elecciones, sin embargo, hay un alto nivel de abstención, el oficialismo tiene oportunidades.

“Si se vota de manera masiva la oposición va a ganar, pero si la actitud de la ciudadanía hondureña frente a las grandes decisiones sigue siendo una actitud de pereza, de indiferencia y si seguimos votando con un margen de abstencionismo de 43 % va a ganar el Partido Nacional con su organización”, vaticinó.

Pineda Alvarado criticó que el actual gobierno permitió que Honduras sea de los últimos en índices en materia de desarrollo humanos y los más altos en corrupción.

Hoy usted enfrenta un problema terrible un país que recauda 96 mil millones de lempiras en impuestos, pero paga 45 mil en servicio de deuda, ha gastado 337 mil billones de lempiras en 10 años para la reducción de la pobreza y estamos más pobres, mencionó.

Lamentó que la imagen de Honduras es mala a percepción internacional.

Asimismo, aprovechó para calificar de “aberrante” la campaña de que votar por la oposición era votar por el socialismo.

Por otro lado, puntualizó que la campaña de la oposición ha evolucionado con la unión de Salvador Nasralla con el Partido Libertad y Refundación (Libre).

Consideró que fue responsabilidad del Partido Nacional por su estrategia de arrinconar a Nasralla, que lo forzó a unirse a Libre.

La alianza con Nasralla fue golpe psicológico demoledor para el Partido Nacional y levantó la moral de Libre, destacó.

Pineda Alvarado descartó que la oposición se vaya a oponer del apoyo de los países internacionales argumentando que, sin la ayuda de entes extranjeros, el país no saldrá adelante.

“Geopolíticamente si los norteamericanos pierden su influencia con Honduras, prácticamente perdieron Centroamérica”, dedujo.

Congreso Nacional

El analista político prevé que la composición del próximo Congreso Nacional será con una mayoría de la alianza opositora, pero que no tendrá la Presidencia de este poder del Estado.

“Creo que la alianza opositora puede llegar a tener una mayoría que le permita tener un presidente del Congreso que no sea del mismo partido político del presidente del gobierno”, comentó.

Señaló que el actual Poder Legislativo ha sido dependiente del gobierno.

En ese sentido, acusó que el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha sido una repartición de pasteles por la enorme cantidad de personas que la integran.

Hay cambios políticos que deben hacerse pensando en el país por consenso, exhortó.

También vaticinó que habrá violencia en los centros de votación alrededor de las 2:00 de la tarde por parte del oficialismo.

Llamó a los consejeros del Consejo Nacional Electoral (CNE) para que el día de las elecciones generales dejen de actuar como activistas de partido.

Creo que inevitablemente va haber violencia y en el día de la declaratoria oficial, no descartó el analista. (ag)

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img