Más de 67,500 metros cúbicos de desechos se han sacado de cuatro municipios del Valle de Sula

San Pedro Sula – Los trabajos de limpieza de casas y colonias afectadas por las tormentas Iota y Eta suman ya más de 67,500 metros cúbicos de desechos y escombros extraídos, informó el coordinador de la operación, Mario Pineda, quien aseguró que se trabaja para tener entre 600 y 700 máquinas para acelerar el proceso.

Pineda se refirió al respecto mientras trabajaba en el Sistema Nacional de Emergencias 911 en la preparación del proceso de intervención que se realizará a partir del sábado en el municipio de San Manuel, Cortés.

Afirmó Pineda que «se contabilizan 67,500 metros cúbicos de basura y escombros en los municipios de Potrerillos, Pimienta, Villanueva, La Lima, de donde salen enormes cantidades de desechos».

Aunque la cantidad se considerara poca, refirió que es mucha, tomando en cuenta que no se ha iniciado en municipios como Choloma, Puerto Cortés, El Progreso y El Negrito, porque aún hay más de 50 centímetros de agua.

Máquinas para San Manuel

Sobre el caso de San Manuel, Pineda indicó que se tenía previsto comenzar este jueves, pero hubo problemas con el espacio destinado para el botadero y se tuvo que meter maquinaria para acondicionarlo.

La idea es que el sábado el terreno tenga mayor firmeza para iniciar las labores de limpieza con un promedio de 40 máquinas y así poder acceder a las colonias más grandes del municipio de San Manuel, explicó.

Detalló que una primera intervención se plantea realizar en las colonias Pineda 1 y 2, donde hay más de 1,700 casas y es un sector más grande que La Planeta de La Lima.

«Vamos a avanzar si el agua nos deja avanzar», dijo Pineda para luego expresar que la labor requiere de un trabajo conjunto entre el gobierno local y el central.

En el caso de La Lima, detalló que se han presentado problemas de filas de 30 a 50 máquinas esperando tirar desechos en el botadero y eso ha atrasado las labores de limpieza.

Sin embargo, dijo que el problema de los botaderos es a nivel general en los municipios afectados y que eso implica, por ejemplo, utilizar los espacios grandes que puedan estar disponibles para evitar los problemas de salud que pueden generar los desechos o escombros porque en algunos incluso van animales muertos.

Incremento de equipo

El funcionario indicó que este es el momento para limpiar y permitir que la gente pueda regresar a sus hogares, limpiarlos, higienizarlos o desinfectarlos, y eso implica usar como botadero cualquier terreno que las alcaldías tengan disponibles y sean autorizados por los gobiernos locales.

Pineda aseguró que por ahora se trabaja en labores de limpieza con un total de 230 máquinas, pero se hacen esfuerzos para tener entre 600 y 700 para poder acelerar el paso de los trabajos y atender la alta demanda existente sólo en el Valle de Sula.

Solicitó nuevamente a los alcaldes que de forma más dinámica se designen o focalicen los botaderos, porque «tras la limpieza vienen labores de fumigación y reconstrucción», manifestó.

Puso como ejemplo que sólo a San Pedro Sula no se había podido entrar y por eso se requiere la colaboración de las autoridades edilicias para «trabajar en favor de los pobladores».

JS

Lo + Nuevo

22,265FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte