spot_img
spot_imgspot_img

Marc Márquez, en su regreso, reconoce que no llega en su mejor momento

Por:

Austin (Estados Unidos) – El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) ha decidido esta misma semana acudir al Gran Premio de las Américas en el circuito COTA (Circuit of The Americas), donde ha ganado siempre desde que entró en el calendario del campeonato del mundo salvo cuando se cayó en 2019 en el momento que era líder y el triunfo fue a parar a manos del español Alex Rins (Suzuki GSX RR), pero él mismo ha explicado que no llega en su mejor momento.

«Mandalika fue realmente duro para mí y se repitió mi lesión con la visión, aunque menos que la vez anterior y creímos que llegar a Argentina hubiera sido muy ajustado, no sentía la motivación como para tomar los riesgos, no quise, y hablé con el doctor y vi que era mejor quedarme en casa y empezar a entrenar de buena manera. Esta misma semana me he hecho otra revisión médica y la visión es correcta. Ha pasado una semana más y veremos qué pasa, aunque no llego en mi mejor momento, pero vamos a intentar hacer un gran primer líder e ir hacia delante desde ese punto», ha explicado el ocho veces campeón del mundo.

Del incidente en Indonesia dice no recordar mucho y que ha comprendido más todo «por los vídeos que por lo que yo sentí, pero es verdad que el de Indonesia fue uno de los peores grandes premios de mi carrera. Me caí muchas veces y algunas caídas no las entendí, especialmente la del warm up, porque montaba un neumático trasero nuevo y tuve una salida por orejas más que dura, pero eso es pasado y ahora hay que coger otra vez la confianza».

«Indonesia fue duro, pero lo fue más la semana posterior. Por suerte estoy aquí otra vez», recuerda Márquez.

No quiso plantearse pensar en la victoria en Austin pero dijo que «es posible, claro que es posible, pero no es la forma de encarar el fin de semana, porque venimos de Indonesia, donde sufrí mucho, me caí muchas veces y tuve un gran ‘highside’ (vuelo por los aires) y he vuelto a entrenar con normalidad otra vez hace unos días, pero no es la manera de encarar el fin de semana el ir pensando en ganar, primero hay que coger confianza y ver qué pasa».

«Comparado con Qatar, mi condición física es un poco mejor, porque en Qatar sufría más, pero a nivel de confianza aquí estoy mucho peor. Esto es obvio, por volver de otra lesión que afecta a la vista. Eso es algo que me hace tener miedo», insiste el piloto de Repsol Honda.

«La caída de Indonesia fue de las gordas. Durante todo el fin de semana tuvimos problemas en la parte trasera de la moto y estuvimos poniendo mucho peso detrás, pero eso hacía que cuando montábamos neumáticos nuevo empujara mucho la parte delantera, y por esa razón en el oficial me caí de delante, pero para el ‘warm up’ hicimos un pequeño cambio para tratar de entender la situación, pero mantuvimos el problema de todo el fin de semana y me caí en el peor sitio», explica Marc Márquez todavía sobre su percance en Indonesia.

«No esperaba caer. Afortunadamente estoy aquí, me lesioné de la vista pero por suerte el resto del cuerpo estaba bien. Así que incluso perdiéndome esa carrera y la de Argentina me siento afortunado. El motivo de la caída, creo, fue por tener diferentes carcasas en los neumáticos traseros, no adaptamos bien la puesta a punto a ese cambio y es verdad que en la pretemporada habíamos sido muy rápidos en Mandalika, pilotando muy bien, sin tener problemas, pero esa diferente carcasa hizo que todo fuera completamente diferente», continúa Márquez.

«En cuando a cómo encarar el fin de semana, ya lo he dicho, no puedo hacerlo pensando en la victoria, también porque no lo siento y lo único que quiero es recuperar la confianza ya que la semana posterior a Indonesia fue muy dura, decidí no pensar en Argentina y quedarme tranquilo y ahora es momento de reconstruir la confianza, y si no la siento no voy a apretar, porque no quiero que llegue otra caída inesperada como en Indonesia», asegura sin dudar el piloto de Repsol Honda.

Al explicar sus problemas de visión recuerda que «es la segunda vez en seis meses, y le pregunté a mi doctor sobre cuál es el porcentaje de opciones de que pase otra vez, o qué pasaría si parase un año, y me dijo que el impacto que tuve en Indonesia fue muy grande, y voy a tener el mismo riesgo este fin de semana, y un año o dos después también, porque al final es un nervio que cuando sufro un golpe se mueve un poco y me genera esto. Es mi punto débil, pero si estoy aquí es para pilotar, no puedo pensar en que no me puedo caer porque sino… Estoy aquí para correr, no para pensar en las lesiones».

«Es una mezcla de cosas, no es sólo sobre la lesión, no sólo sobre la diplopía, es sobre volver a estar lesionado. Otra vez me he lesionado. Cuando volví a sentir esto fue después del primer vuelo, empecé a notar algo y ese momento es difícil porque te dice ‘vale, otra vez lesionado’, y es algo que te da miedo, porque es muy incómodo incluso para la vida normal», comenta sobre su lesión en la visión.

«Cuando fui a hacerme la revisión ya sentí que era menos, y él me lo confirmó. La primera semana fue difícil pero luego en la segunda empecé a mejorar mucho día a día y estaba sentado en el sofá viendo la carrera de Argentina y mi visión ya era bastante normal, pero prefería quedarme en casa, pero si estoy aquí es porque todavía la pasión es mayor a esto que he sufrido y voy a intentar seguir mi camino para competir y para pelear por el título. Ahora no estoy en ese punto de pelear por el título, sino en el punto de volver a ganar confianza, recalca al respecto Marc Márquez.

«Es la cuarta o quinta lesión en dos años, y lesiones complicadas, por eso hace dos semanas no estaba motivado para venir a este gran premio, pero la gente a mi alrededor me ha ayudado. Estaba motivado para sentarme en el sofá y no preocuparme de nada, pero luego mi hermano me ha ayudado un montón, José también, y me han ido empujando a que vaya al gimnasio, a que entrene otra vez, y paso a paso reconstruyes tu motivación», explica sincero el piloto de Repsol. AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img