spot_imgspot_img

Los republicanos ponen a punto su plan contra las acciones migratorias de Obama

Washington – Los republicanos de la Cámara de Representantes de EE.UU. desvelaron hoy las líneas maestras de su plan para tratar de acabar con las acciones ejecutivas en materia migratoria del presidente Barack Obama, incluida la famosa acción diferida que evita la deportación de miles de jóvenes inmigrantes.

Los conservadores presentaron hoy un proyecto de ley cuyo objetivo es tumbar las decisiones unilaterales sobre inmigración tomadas por el mandatario, supeditándolas al presupuesto destinado al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), encargado de ejecutarlas.

Las medidas migratorias estarían vinculadas al proyecto de financiación del DHS para el año fiscal 2015, valorado en unos 39.700 millones -400 millones más que en 2014-, ya que solo cuenta con presupuesto hasta el 27 de febrero próximo.

Después de una semana de reuniones privadas y discusión interna, el plan presentado va mucho más allá de lo que el liderazgo republicano había previsto, lo que supone una victoria más para el ala ultraconservadora del partido.

«En lugar de mejorar la acción ejecutiva del presidente Obama para mantener a las familias unidas, los republicanos de la Cámara de Representantes prefieren arriesgar un cierre parcial del gobierno federal y prefieren dedicarse a juegos políticos con la seguridad de nuestra patria», dijo Jorge Aguilar, director para medios hispanos de la líder de la minoría demócrata en la cámara baja, Nancy Pelosi.

En la cámara alta Jorge Silva, asesor para medios hispanos del líder demócrata del Senado, Harry Reid, cargó las tintas específicamente contra el representante Steve King, uno de los legisladores que ponen cara al lado más antiinmigrante del Partido Republicano.

«Es perturbador que las discusiones del liderazgo republicano de la Cámara de Representantes ahora incluyan a un individuo que estuvo vinculado a un grupo supremacista blanco, y a un individuo que comparó a los inmigrantes con perros y acusó a los DREAMers (jóvenes inmigrantes) de traficar drogas y tener ‘pantorrillas del tamaño de melones'», dijo Silva.

El plan republicano contempla también que las huellas dactilares de cada persona fichada por la Policía se cotejen con las bases de datos de Departamento de Seguridad Nacional, lo que incrementaría de manera drástica los procesos de deportación.

De todos modos, parece poco probable que el proyecto de ley pase el escrutinio en el Senado, donde pese a haber una recién estrenada mayoría republicana, los demócratas continúan teniendo un gran peso por su cuota de asientos.

No obstante, aunque la cámara alta aprobase el texto, Obama ya advirtió de que vetaría cualquier ley que pretendiese tumbar sus acciones ejecutivas en materia migratoria.

La votación del texto se espera que tenga lugar a principios de la semana próxima, antes de que los republicanos partan para sus jornadas de retiro a una localidad en el estado de Pensilvania.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,909SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img