Las protestas continúan en Bielorrusia, pese a la represión oficial

Moscú – Las protestas postelectorales continúan en Bielorrusia, pero pierden fuerza tras el exilio de la candidata de la oposición unificada, Svetlana Tijanóvskaya, y la dura represión de las manifestaciones por parte de las fuerzas de seguridad.

«Creo que estas manifestaciones van a ser reprimidas porque las personas desarmadas no pueden hacer nada contra unidades especiales armadas hasta los dientes (…), pero la gente volverá a protestar hasta que (el mandatario Alexandr) Lukashenko deje el poder», comentó a Efe por teléfono el antiguo candidato presidencial Vitali Rimashevski.

El dirigente democristiano agregó que «nada va a cambiar», aunque las autoridades logren acallar las protestas que mantienen en vilo al país desde el 9 de agosto.

«Ya no les cree nadie. Un 70 % de la población no ve como ganador de las elecciones a Alexandr Lukashenko. Y las protestas van a seguir, aunque tomen otra forma», pronosticó Rimashevski.

TRES DÍAS Y MÁS DE 6,000 DETENIDOS

Según fuentes oficiales, más de 6,000 personas han sido detenidas en las últimas 72 horas, a lo que hay que sumar cerca de 250 heridos que se encuentran ingresados en distintos centros médicos del país.

«El grueso de la masa de manifestantes es gente con pasado criminal y sin empleo», aseguró Lukashenko durante una reunión del Gobierno.

Solo durante las protestas del martes, que tuvieron lugar en veinticinco localidades bielorrusas, fueron detenidas más de un millar de personas, confirmó hoy el Ministerio del Interior.

El primer día de las protestas fueron detenidos cerca de 3,000 ciudadanos y, el segundo, unos 2.000.

«Las prisiones bielorrusas están desbordadas», subrayó Rimashevski.

IMPUGNACIÓN DE LOS RESULTADOS ELECTORALES

Este miércoles, otra candidata a la Presidencia de Bielorrusia -Anna Konopatskaya- anunció que ha impugnado los resultados de los comicios que dieron la victoria a Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994.

De esta manera, para este miércoles, todos los aspirantes a la presidencia, salvo Lukashenko, han presentado quejas contra el resultado de las elecciones.

La abanderada de la oposición Tijanóvskaya lo hizo el pasado lunes, tras lo cual se conoció su exilio en Lituania.

De acuerdo con el entorno de Tijanóvskaya, la candidata fue obligada a abandonar el país después de reunirse con altos cargos de las fuerzas de seguridad bielorrusas en la sede de la Comisión Electoral Central durante varias horas.

EL VOTO EN CONTRA DEL PUEBLO

«La gente ha votado por un cambio y contra Alexandr Lukashenko. Aquí no importa tanto la figura (de su rival), y todos son perfectamente conscientes de ello», insistió el opositor.

Rimashevski aseguró que la mayoría de los bielorrusos acogió con «comprensión» la salida de Tijanóvskaya porque ya ha hecho mucho por el país siendo una simple «ama de casa», como ella misma se suele describir.

«Cuando la registraron (como aspirante), las autoridades pensaban que, como persona completamente alejada de la vida pública, ella simplemente haría el ridículo, pero todos comenzaron a unirse a su alrededor, tanto las fuerzas democráticas como los ciudadanos comunes y corrientes», indicó el opositor.

DURA REPRESIÓN DE LAS PROTESTAS

Rimashevski no dudó en calificar de «criminal» la actuación de las fuerzas del orden contra los manifestantes y destacó que el uso de la fuerza no logrará acabar con el descontento de la sociedad.

«Las autoridades creían que podrían, al igual que ya lo hicieron en otras ocasiones, intimidar a la gente y que las protestas se difuminarían, pero el uso de la fuerza bruta contra ciudadanos pacíficos solo genera odio y una mayor ola de protesta», opinó.

Por su parte, la Asociación de Periodistas de Bielorrusia denunció en un comunicado los «ataques» de las fuerzas de seguridad contra informadores durante la tercera jornada de protestas postelectorales en el país.

Según la nota, el 11 de agosto los policías emplearon la fuerza contra representantes de los medios de comunicación de una forma «intencionada», que incluía la destrucción de sus equipos y la incautación del material grabado.

La Asociación afirmó que más de una veintena de profesionales se encuentran ahora retenidos en distintas ciudades sin que se sepa el motivo de su detención.

MOVILIZACIÓN FEMENINA

Las protestas en Bielorrusia han movilizado a las mujeres del país, que han visto en ellas una posibilidad de hacer escuchar su voz, silenciada durante los años de gestión de Lukashenko.

Este miércoles, centenares de mujeres formaron cadenas humanas en distintos barrios de Minsk para expresar su solidaridad con los manifestantes detenidos durante las tres jornadas de protesta tras las elecciones.

Según María Kolésnikova, una de las aliadas de Tijanóvskaya, el electorado femenino está muy «indignado» con las palabras de Lukashenko de que una mujer no puede llegar a ser presidenta.

«El 55 % de los votantes en Bielorrusia son mujeres y no saben lo mal que les sentó eso», afirmó Kolésnikova en una reciente entrevista.

Otra muestra de solidaridad con los manifestantes bielorrusos vino hoy del aclamado músico ruso Vladímir Spivakov, quien rechazó la Orden de Francisk Skorina que le fue concedida en 2014 por Lukashenko, en señal de protesta contra la represión de las manifestaciones opositoras en el país vecino.

«Hoy mi corazón late al unísono con el pueblo de Bielorrusia, que exige legítimamente el respeto de sus libertades y derechos fundamentales, incluido el derecho a manifestarse pacíficamente», escribió en una misiva el director de Los Virtuosos de Moscú.

Compartir

spot_img

Más noticias

spot_img
spot_imgspot_img