spot_img

“Las Estrellas Fugaces de Miska”, un libro para transformar narrativas en contextos de violencia para la niñez

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – La Agencia de la ONU para los Refugiados y la Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia (COALICO), presentaron este viernes en Tegucigalpa el libro “Las Estrellas Fugaces de Miska”, una obra literaria para transformar narrativas en contextos de violencia para la niñez.

– El libro fue lanzado en el marco del “Día universal de las niñas y los niños” que se conmemora cada 20 de noviembre.

A través de esta historia, se abordan situaciones como el reclutamiento forzado, desapariciones y otras situaciones de violencia que exponen los riesgos que enfrentan la niñez y juventud en Honduras.

“Todo sucedió en Miska, una aldea ubicada muy lejos de las otras 194 aldeas que hoy existen en el planeta Estrellón. Al oriente se halla un bosque en el que niñas, niños y adultos acostumbran a jugar, eso sí, con mucha precaución…”. Así inicia el libro de literatura fantástica “Las estrellas fugaces de Miska”, una historia que nos brinda la oportunidad de imaginar con niñas, niños y jóvenes un país diferente.

En Honduras hay más de 247 mil personas desplazadas por la violencia; aproximadamente el 43% corresponde a niñas y niños, quienes se ven forzados a huir de sus hogares por vinculación forzada a grupos criminales, amenazas, asesinatos, extorsiones y violencia sexual y basada en el género.

“Las Estrellas Fugaces de Miska” hace parte de la estrategia de abordaje integral del ACNUR para prevenir el reclutamiento y vinculación forzada de niños, niñas y adolescentes a estructuras criminales en Honduras que incluye también acciones de fortalecimiento institucional para avanzar en un marco jurídico de protección integral a la niñez víctima de reclutamiento en contextos de violencia organizada así como procesos comunitarios de prevención y mitigación de riesgos a través del trabajo en urbanismo táctico y generación de entornos protectores.

Este material pedagógico es parte de una labor formativa a docentes basada en la creación de escenarios de protección para la prevención del desplazamiento forzado. De la misma manera, invita a las y los lectores a que, a través de la imaginación, reflexionen sobre lo que perciben dentro de sus comunidades y a la resolución de los problemas que enfrentan los personajes y que se encuentra estrechamente relacionado con la realidad.

“La literatura, en gran medida, se ha creado a partir del conflicto, no simplemente para contarlo, sino también para resistirse al mismo, para comprenderlo e inventar nuevas realidades. Precisamente, la literatura actúa como memoria de los pueblos, lo que nos permite mantener la inquietud por lo que somos a lo largo de la historia”, señaló Fernando González Santos, autor del libro.

“En Miska se reflejan situaciones que dan cuenta de las vivencias relacionadas a los riesgos y temores de muchas niñas, niños y jóvenes; no obstante, es también una invitación a transformar esas vivencias en esperanza”, continuó.

El lanzamiento de este libro llega unas semanas después del conversatorio realizado por el ACNUR y COALICO: “Literatura y violencia frente a la educación de la infancia y la juventud”, en el que planteó la pregunta ¿Cuál es el papel de la literatura en la transformación de aquellos contextos de violencia que afectan a niños, niñas y jóvenes? Los diversos autores que participaron destacaron el rol de la literatura para sanar y construir nuevas narrativas. Asimismo, el papel fundamental de la educación y del arte en contextos que requieren ampliar sus formas de participación e inclusión.

Las historias que suceden en Miska recogen las voces de quienes se han enfrentado a problemáticas que han cambiado el rumbo de sus historias de vida y las de sus seres queridos; niños y niñas que, a pesar de las dificultades, anhelan crecer en paz.

 “La violencia es algo que no es normal. Estamos frente a la tragedia de la normalización de la violencia. La literatura infantil puede ser una herramienta poderosa para ayudar a entender una realidad. Que no por ser una realidad significa que es algo aceptable o que deba perpetuarse. Por eso, la literatura opera como un mecanismo transformador de esas realidades inaceptables para generar un ambiente adecuado al desarrollo y crecimiento de niñas y niños”, señaló Andrés Celis, representante de ACNUR en Honduras. JS

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img