La senda por el derecho al voto de la mujer

Arabesca Sánchez

Desde el punto de vista político, históricamente ha sido evidente el gran esfuerzo de la mujer por lograr la paridad en la arena política junto al hombre para la toma de decisiones; este esfuerzo ha tenido su punto de partida durante la primera mitad del siglo pasado y sus antecedentes más notables se ubican en los movimientos sociales que surgen desde las efervescentes expresiones sufragistas feministas que prosperaron desde Europa a América del norte hasta llegar a nuestro territorio.

Sufragistas Francesas

Los cimientos los coloca en el año 1909, la Unión Francesa para el Sufragio de las Mujeres -UFSF por sus siglas- que de acuerdo a las bitácoras históricas, para ese año ya contaba con una membresía inicial de 300 mujeres -que llegaría a más de 12,000- y  todos los esfuerzos de incidencia; a modo de conferencias públicas, creación de capítulos locales para la formación política de la mujer, colaboraciones de miembros del parlamento francés que apoyaron el sufragio femenino, el ejercicio previo de voto local femenino -como ejercicios experimentales- y los aportes de las mujeres en la primera y segunda guerra mundial; dieron paso a la colocación de urnas para plebiscito denominadas “quiero votar” que se ubicaron estratégicamente en lugares públicos por todo el territorio francés. Fue así que después de seis intentos fallidos de aprobación del proyecto de ley en el parlamento, finalmente bajo el periodo del General Charles André Joseth Marie De Gaulle -1944-1945- las mujeres francesas lograron su derecho al sufragio.

Sufragistas Estadounidenses

Mientras estos movimientos en apoyo del voto de las mujeres estaban en su mejor furor en Francia, las mujeres en Estados Unidos de Norteamérica ya construían sus propios esfuerzos como antecedente histórico para impulsar el voto femenino desde 1878 -en fallidos intentos de proyectos de ley sobre el derecho ciudadano al voto en paridad- que posteriormente serían la base fundamental de la 19na. Enmienda- hasta que el 18 de agosto de 1920 por fin la décimo novena enmienda que ya había sido aprobada por  el senado- fue ratificada por los treinta y seis Estados que hicieron posible su ratificación, aunque no fue sino hasta el 26 de agosto de 1920 que entró en vigencia su aplicación.

Este mes de agosto, la mujer estadounidense ha celebrado el centenario de la 19na. Enmienda y con ella su derecho al sufragio femenino -a pesar de que la historia registra el hecho de que las mujeres afrodescendiente siguieron luchando por lograr hacer efectivo el gozo de este derecho -ya que se enfrentaron no solo a oposición por raza en el penoso capítulo de la disgregación racial, sino también a la discriminación por nivel educativo- hasta el año 1965, y bajo la presidencia de Lyndon B. Jhonson año en que la ley de derecho al voto de 1965, fue finalmente aprobada por la cámara de representantes y el mismo senado de ese país y ratificado por el ejecutivo.

Sufragistas Hondureñas

Estos eventos tanto en Europa como en Norteamérica, que para entonces ya incluían una serie de reclamos acumulados por parte de las mujeres cuyas experiencias durante la primera y segunda guerra mundial, ya habían despertado al hecho de que su fuerte presencia en el sostenimiento de la industria -sumando su mano de obra en las fabrica doméstica y ocupando muchas otras plazas de trabajo que dejaron aquellos hombres que fueron a la primera línea- había mostrado el evidente peso que la representación política de la mujer tiene en la vida política de un país.

También se había probado que la visión de la mujer traspasaba las barreras de ideológicas políticas ya que tanto mujeres de izquierda -como ocurrió en Europa- como aquellas que pertenecían a movimientos nacionalistas de derecha -el caso norteamericano- todas tuvieron una sola visión -actualmente organizadas como mujeres multipartidarias-; la de recuperar un derecho que les fue negado para ejercer sus derechos políticos de forma plena y en total representación a la mitad de la población.

Este fresco aire de emancipación política que galopaba extendiéndose hasta nuestra querida Honduras, dio pie a los pilares de las primeras organizaciones de mujeres como la sociedad cultural femenina -SCF por sus siglas- comité femenino hondureño, la asociación de mujeres universitarias, la federación de asociaciones femeninas de honduras -FAFH por sus siglas- y la sociedad femenina panamericana -con impacto a nivel latinoamericano- que al igual que ocurriera en Francia y Estados Unidos, también trabajaron en la alfabetización política de la mujer hondureña.

Este esfuerzo fue impulsado desde 1932 hasta 1945 sin tener ningún resultado concreto -aunque sí en el plano formativo de la mujer-, y no fue sino hasta el 24 de enero de 1955 cuando finalmente se ratificó el decreto No.30-1954 que el congreso nacional de honduras había aprobado un año antes durante el periodo presidencial de Julio Lozano Diaz, ratificando por fin la Ley de defensa del régimen democrático y de los derechos políticos de la mujer -conocido en esa época como decreto No. 30. Así por fin las mujeres hondureñas se hicieron presentes por primera vez a depositar su voto en las urnas durante el proceso electoral en el año 1957.

Como puede apreciarse, el camino ha sido arduo y nunca fácil para las mujeres; para cada uno de los derechos constitucionales ha tenido que impulsar una ley para el reconocimiento político y social de los mismos, es el caso de la ley de igualdad de oportunidades para la mujer que enfatiza los derechos en el área familiar, salud y medio ambiente, educación cultura y comunicación, el trabajo y seguridad social, la tenencia de la tierra y el crédito sobre vivienda, y la participación en la toma de decisiones dentro de las estructuras políticas del país -contenido en el decreto 34-2000-.

De la misma forma, el reglamento de aplicación del principio de paridad y mecanismo de alternancia en la participación política de mujeres y hombres en los procesos electorales – publicado luego de su aprobación por acuerdo No. 003 en el año 2016- de aplicación obligatoria en partidos políticos tanto para elecciones internas como generales. A pesar de estos instrumentos normativos, actualmente el nivel de participación y representación de la mujer hondureña en los procesos electorales y ocupación de los cargos de elección publica a los que participan, aun no llegan al cincuenta por ciento de acuerdo al principio de paridad -aunque el cincuenta y dos porcientos de la población en honduras corresponde al sexo femenino-.

Finalmente, hay que destacar los obstáculos que durante todo el siglo han venido dificultando y limitando los esfuerzos de valientes mujeres que no se conformaron nunca ante quienes quisieron negar sus derechos políticos, y aunque aún queda mucho camino por andar, en el cierre de este centenario, se plantean compromisos que vale la pena mencionar, es el caso de las recientes convenciones políticas de demócratas y republicanos en Estados Unidos en donde se hizo espacio a la celebración del centenario del voto femenino -una excelente plataforma con muchas miradas a nivel internacional sobre el tema-, y en donde además quedaron plasmados los compromisos de continuar impulsando la paridad en materia política durante los años por venir, mientras que los campos de ciencia, tecnología, religión, militar, seguridad, educación y otras, ya comienzan a abrir mayores espacios a mujeres para ocupar cargos de liderazgo de acuerdo a sus capacidades formativas. -no cabe duda de que en este siglo, todas les debemos un eterno agradecimiento a las valientes mujeres que nos legaron el fruto de sus luchas sufragistas-. Felicidades a todas, que estemos bien y hasta la próxima entrega.

Noticias recientes

Portada 25.09.2020.

6 años después de las desapariciones de Ayotzinapa, el gobierno mexicano necesita aumentar sus esfuerzos para dar verdad y justicia

Mientras las familias de los estudiantes marcan seis años sin verdad y justicia, urge que el gobierno mexicano amplíe sus esfuerzos para buscar a los estudiantes, investigar a los responsables por su desaparición, y asegurar que rindan cuentas los responsables por la obstrucción de la justicia en el caso.

Tras superar las mil pruebas procesadas, Honduras alcanza los 73,193 casos de COVID-19

Este miércoles, el Laboratorio de Virología procesó 1 mil 039 pruebas, de las cuales, 518 resultaron positivas.

Honduras cumple los 200 días más adversos del siglo

Honduras cumple este viernes sus 200 días más inciertos y adversos. Desde aquel cuatro de marzo cuando arribó a Tegucigalpa la primera mujer infectada de COVID-19, procedente de España y, apenas un día después, otra pasajera llegaba a la norteña San Pedro Sula, procedente de Suiza, portando el virus que desde entonces generó las primeras cadenas de contagios que ahora agobian a las principales urbes del país.

EEUU supera los 202,700 muertos y 6.97 millones de casos de COVID-19

Estados Unidos alcanzó este jueves la cifra de 6.974.441 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y la de 202.728 fallecidos por la COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.