spot_img

Kiev pide reforzar su defensa antiaérea tras ataques rusos y misil en Polonia

Por:

Compartir esta noticia:

Moscú/Leópolis – Ucrania insistió este miércoles en la necesidad de reforzar su defensa antiaérea tras el mayor ataque ruso contra sus infraestructuras energéticas hasta la fecha y después de que un misil cayera en territorio polaco.

«Necesitamos reforzar nuestra defensa antiaérea y antimisiles», afirmó el ministro de Defensa ucraniano, Oleksiy Réznikov, en un mensaje publicado en Telegram después de que Rusia disparara la víspera cerca de un centenar de misiles contra objetivos en Ucrania.

En particular, agregó, a Kiev le hacen falta más sistemas de defensa antiaérea IRIS-T y NASAMS, así como lanzaderas HAWK y misiles tierra-aire Crotale «en cantidades suficientes».

«Tenemos que estar preparados para una defensa activa y acumular reservas para el invierno», dijo.

Mayor ataque ruso

Según Réznikov, «con la llegada del invierno, Rusia está atacando la infraestructura energética en todo el territorio de Ucrania con el objetivo de provocar una nueva ola de millones de refugiados».

«Tras su derrota en el campo de batalla, Rusia trata de provocar una crisis humanitaria en Ucrania», dijo el ministro en referencia al reciente repliegue de las tropas de Moscú de la ciudad sureña de Jersón.

La operadora eléctrica estatal, Ukrenergo, señaló que los ataques fueron los mayores que sufre la red energética del país y los sextos desde que Rusia comenzó a lanzarlos el mes pasado, poco después de que fuera atacado el puente de Crimea.

«La situación es grave, la más grave que hemos tenido en toda la historia, pero mantenemos el control sobre el sistema», dijo el jefe de Ukrenergo, Volodímir Kudrytsky.

A la vez, las autoridades aseguraron que las infraestructuras dañadas están siendo reparadas a la mayor brevedad posible a fin de minimizar el impacto sobre la población.

No obstante, los cortes de luz programados y de emergencia continuaron hoy en varias regiones ucranianas a consecuencia de los ataques.

El estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) dudó de que los bombardeos puedan repercutir en el espíritu de los ucranianos.

Recalcó que Kiev ha mejorado considerablemente la defensa antiaérea -a juzgar por las informaciones sobre misiles derribados- y reconquistan territorios controlados por los rusos en Jersón.

Según la Fuerza Aérea, Rusia disparó 96 misiles sobre Ucrania, de los que 76 fueron derribados.

EEUU y la OTAN coinciden con Kiev

El secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, llamó este miércoles a mantener la asistencia militar a Ucrania durante el invierno.

«Vamos a mantener nuestra ayuda durante todo el invierno para que Ucrania pueda continuar consolidando sus ganancias y tomando la iniciativa en el campo de batalla», dijo en la séptima reunión del grupo de contacto en apoyo a la defensa de Ucrania.

Asimismo, destacó la efectividad de los sistemas de defensa aérea NASAMS entregados hasta ahora a Kiev.

Mientras, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que la «máxima prioridad» de la Alianza «ahora es proporcionar más sistemas de defensa aérea para Ucrania».

Gana fuerza la hipótesis de un error

Los aliados de Kiev también coincidieron en que el misil que cayó este martes en Polonia y mató a dos personas procedía de Ucrania y no de Rusia, que negó desde el principio su implicación en el incidente.

Según Moscú, sus fuerzas golpearon objetivos que se encuentran «solo en el territorio de Ucrania y a una distancia de más de 35 kilómetros de la frontera ucraniano-polaca».

El análisis preliminar de la OTAN «sugiere que el incidente fue probablemente causado por el misil de defensa aérea ucraniano disparado para defender el territorio de Ucrania contra los ataques de misiles de crucero rusos», indicó Stoltenberg.

El secretario general llamó a mantener la «calma y evitar una escalada» y aseguró que no hay indicios de que Moscú esté planificando «acciones ofensivas» contra la Alianza.

Declaraciones parecidas se escucharon hoy en Washington y Varsovia, donde el presidente Andrzej Duda insistió en que «nada indica» que se tratara de un «ataque intencionado contra Polonia», lo que apunta a la hipótesis del error.

Por su parte, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, confirmó que su país no invocará el artículo de la OTAN que prevé consultas entre aliados en caso de una amenaza a la integridad territorial de uno de los miembros.

Ucrania quiere una investigación en conjunta

Ucrania insistió, no obstante, en que el misil que impactó en Polonia fue lanzado desde Rusia y abogó por una investigación conjunta.

El secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania, Oleksiy Danílov, tuiteó que Kiev solicita «acceso inmediato» al lugar de los hechos para los representantes del Ministerio de Defensa y de la Guardia de Fronteras ucraniana.

Kiev está lista para entregar las pruebas de las que dispone y que demuestran un «rastro ruso», agregó. AG

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img