Interpol pide ayuda al público para localizar a 10 traficantes de personas

París.- Interpol lanzó hoy una campaña dirigida al público para que le ayude a localizar y llevar ante la justicia a 10 traficantes de personas identificados con sus nombres, sus fotos y las acciones de sus redes delictivas, dentro de la operación Infra Hydra.

Interpol pidió que «cualquiera con información sobre la posible localización de los objetivos» se ponga en contacto con las fuerzas del orden locales o con la unidad de investigación de fugitivos de la agencia policial internacional, según un comunicado de la organización.

Un total de 26 personas han sido arrestadas como consecuencia de la operación Infra Hydra contra las redes de traficantes de personas, concebida para dar con 180 fugitivos buscados en 31 países, y que ha permitido localizar a otros 31.

Entre los diez buscados para los que se pide ayuda del público está la moldava Mariana Crucerescu, considerada la líder de una organización criminal rumana que cobraba 3.000 euros por persona para atravesar clandestinamente las fronteras de Hungría y Austria.

Al búlgaro Kolyo Georgiev Kolev se le reprocha haber transportado ilegalmente a nueve afganos desde Bulgaria a Austria en un furgón que volcó en una autopista en Hungría, un accidente en el que murieron dos inmigrantes. Tanto él como un segundo hombre huyeron.

Al vietnamita Van Vinh Nguyen las autoridades checas lo reclaman por considerarlo miembro de una red que traficaba con personas de su nacionalidad a los que alojaban y transportaban entre tres países europeos.

El afgano Jan Abdullah está acusado en Rumanía de formar parte de un grupo criminal que ofrecía medios de transporte, documentos falsos y guías para atravesar ilegalmente fronteras.

El antiguo jefe del control de pasajeros del aeropuerto de Bakú Tajeddin Aliyev figura en la lista por proporcionar, a cambio de dinero, viajes clandestinos a dos iraquíes desde Azerbaiyán.

El bosnio Sasa Gavric está imputado en Croacia por haber traficado con una veintena de personas a las que ayudó a entrar en ese país y en Eslovenia.

Durante la fase operativa de Infra Hydra, del 9 al 13 de mayo pasados, 28 agentes especializados en inmigración de 24 países estuvieron trabajando en la sede de Interpol en Lyon (este de Francia) para intercambiar información y coordinarse en la realización de arrestos por todo el mundo.

El director de la unidad de apoyo de Interpol, Michael O’Connell, destacó que «el tráfico de personas es una cuestión global y por eso la cooperación en operaciones como Hydra es esencial».

«Las redes criminales implicadas no tienen ninguna consideración por la seguridad o el bienestar de las personas que utilizan sus servicios ilegales, que son sólo materia prima para su comercio como lo hemos visto con resultados trágicos por todo el mundo», hizo notar O’Connell.

Entre los ya detenidos hay un marroquí de 39 años, inculpado por haber utilizado carnés de identidad belgas robados para unos sirios, a los que cobró 12.000 euros o un serbio de 43 años por transportar a 25 inmigrantes de Serbia a Hungría.

También se capturó en España a un iraní de 40 años, presunto miembro de una red internacional que introducía desde Irán clandestinamente a personas en varios países europeos.

Su grupo se incautaba de los pasaportes de las víctimas, entre los que había niños, e incrementaba regularmente sus tarifas, que se elevaban a miles de euros por persona. 

Lo + Nuevo

22,271FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte