Logo
Imprimir esta página

Trump se niega a confirmar si aceptaría el resultado electoral en caso que pierda



El moderador Chris Wallace (c) escucha a los candidatos a la presidencia de EEUU por el partido Republicano Donald Trump (i) y la partido Demócrata Hillary Clinton (D) hoy, miércoles 19 de octubre de 2016, en la Universidad de Nevada en Las Vegas (EE.UU.). EFE El moderador Chris Wallace (c) escucha a los candidatos a la presidencia de EEUU por el partido Republicano Donald Trump (i) y la partido Demócrata Hillary Clinton (D) hoy, miércoles 19 de octubre de 2016, en la Universidad de Nevada en Las Vegas (EE.UU.). EFE
Autor del artículo: Especial Proceso Digital / Por Alberto García Marrder

Miami, (EEUU) - El candidato presidencial republicano, Donald Trump, se negó aconfirmar si aceptaría el resulatado electoral en caso que pierda ante su rival demócrata, Hillary Clinton, el 8 de noviembre.  

"Ya lo veré cuando llegue el momento, mantendré esa incognita", dijo Trump anoche en el tercer y último debate presidencial, que fue tenso y virulento a veces.

Tras el debate de 90 minutos, los comentaristas de la cadena de televisión CNN consideraron que fue "un tremendo error" de Trump esa respuesta evasiva, ya que en la democracia norteamericana los perdedores de una elección presidencial siempre han respetado los resultados electorales, aunque estos sean contrarios. 

El debate, que tuvo lugar en la Universidad de Nevada en Las Vegas, fue el último intento del magnate neoyorquino de reducir la amplia ventaja que le lleva en las encuestas la ex Secretaria de Estado.

El debate fue moderado por el periodista Chris Wallace, de la cadena Fox News, y se centró en los temas del Tribunal Supremo de Justicia, la supuesta participación rusa en los documentos confidenciales filtrado por “WikiLeaks”, la inmigración ilegal, el derecho de portar armas, el aborto, la economía e Irak.

12241936w

Sobre los jueces que podría nombrar para el Tribunal Supremo si fueron elegidos presidentes, Clinton dijo que tendrían que estar a favor de los derechos de los ciudadanos, de las mujeres y de las personas lesbianas y transexuales.

Trump se pronunció a favor de nombrar a los “jueces apropiados” que respeten el derecho pro-vida y mantengan la segunda enmienda de la constitución de portar armas.

donald y hillary

La ex Primera Dama dijo que estaba a favor de regular la segunda enmienda para evitar el abuso que se hace del derecho de portar armas y citó, para el caso que en Estados Unidos, se producen casi 33,000 víctimas anuales por el uso excesivo de armas.

Trump reafirmó su apoyo a la segunda enmienda y citó para el caso, que la Asociación Nacional de Rifles ha dado su apoyo a su campaña electoral.

 

Sobre el aborto, Clinton dijo que apoyaba los derechos de las mujeres a decidir si quieren o no seguir con sus embarazos, mientras que su rival republicano se mostró contrario a que se ponga fin a un feto cuando este lleva casi nueve meses.

donald y hillary2

Sobre inmigración, Trump dijo que el país casi no tiene fronteras seguras y que los ilegales y los traficantes de drogas entran y salen con impunidad, para lo que es necesario construir una muralla en la frontera con México.

 

Clinton dijo que la deportación de los once millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país, como propugna Trump, no conviene a Estados Unidos y que en los primeros cien días de su presidencia tratará de  regular esa situación.

 

La filtración de los 33,000 correos electrónicos por parte de la organización “WikiLeaks” produjo un fuerte altercado entre los dos rivales políticos.

 

clinton 11Clinton se hizo eco de las 17 agencias de seguridad americanas que han culpado al gobierno ruso de haber filtrado esos correos a “WikiLeaks”, con la intención de influir en las elecciones presidenciales.

 

La ex Secretaria de Estado insinuó que el líder ruso Vladimir Putin tiene mucho interés en ayudar a Trump en esta contienda electoral, lo que sería una “injerencia intolerable”.

 

El empresario inmobiliario volvió a repetir que las elecciones presidenciales del 8 de noviembres “están manipuladas”, sin ofrecer ninguna prueba que sustente esta grave y temeraria acusación.

 

Trump ha llegado a este tercer debate malherido por las acusaciones de acoso sexual por casi diez mujeres y sin haberse recuperado del escándalo de un video del año 2005 donde alardea de poder hacer cualquier cosa con las mujeres, porque es famoso.

 

Clinton, por su parte, llega también en horas bajas debido a los más de 30,000 correos electrónicos confidenciales divulgados por la organización “WikiLeaks” de los directivos de su campaña electoral y de ella misma, que la han dejado en una situación muy comprometida.

 

donald 1Los correos exponen las artimañas de su campaña para “controlar” a los periodistas amigos y para amortiguar el daño público de las acusaciones contra el ex presidente, Bill Clinton, por sus supuestos abusos sexuales de mujeres.

 

También exponen estos correos la preocupación de su campaña para ayudar “a los amigos constructores de Bill”, en los planes de la Fundación Clinton para reconstruir Haití tras el terremoto de 2010.

 

Igualmente ha sido perjudicial la revelación de los discursos de Hillary Clinton a las grandes compañías financieras por las que cobraba 225,00 dólares por cada uno, donde esta se ponía de parte del poder económico de Wall Street.

 

Lo más grave de todo es que si Trump pierde las elecciones y no reconoce su derrota, como parece que viene pronosticando el mismo, debido “a un fraude electoral”, podría crear en este país una situación de inestabilidad política de grandes proporciones institucionales.

 


Valora este artículo
(2 votos)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.