spot_imgspot_img

Incendian unidad de transporte y son tres los conductores asesinados el fin de semana en la capital

Tegucigalpa – Los ataques contra el transporte no cesan en la capital hondureña cuando en menos de 24 horas fueron asesinados tres conductores del servicio de transporte ejecutivo o rapidito, mientras que la tarde de este sábado un pequeño microbús fue incendiado en un sector del Anillo Periférico.

-Debido a la inseguridad en el sistema de transporte urbano donde los sicarios actúan impunemente, se anuncia paralización de unidades en las próximas horas.

La pequeña unidad, un Toyota Hice, color azul, con capacidad para 15 pasajeros fue incinerada en una sección del anillo periférico, cerca de las instalaciones de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH).

Hasta el momento se conocen las causas para que desconocidos hayan tomado la decisión de prenderle fuego a la unidad del transporte, aunque preliminarmente se asocia al cobro de la extorsión o impuesto de guerra.

Los crímenes continúan enlutando al sector del transporte urbano cuando en menos de 24 horas tres conductores de rapiditos fueron asesinados en la capital hondureña.

El viernes un conductor de un bus que presta el servicio ejecutivo conocido como rapidito, fue asesinado, mientras que el ayudante quedó herido en la capital.

El hecho violento ocurrió en la colonia Nueva Capital donde individuos fuertemente armados llegaron directamente a asesinar al conductor de la unidad e hirieron al cobrador de la unidad que cubre la ruta Divino Paraíso – Mercado.

La víctima fue identificada como Roger Lozano Medina de 34 años de edad quien fue atacada en el interior de la unidad, pero fue traslado a la estación del Cuerpo de Bomberos donde expiró.

Mientras tanto, el cobrador quien resultó con un rozón de bala en el brazo y de quien no se reveló el nombre fue trasladado a un centro asistencial con resguardo policial.  

Este sábado en horas de la mañana se reportó la muerte de otro conductor del servicio ejecutivo en un sector del anillo periférico, en las proximidades de la Fuerza Aérea Hondureña, al sur de la ciudad.

La víctima fue identificada como Jonathan Alejandro Aceituno, quien conducía una unidad que cubre la ruta entre la colonia Alemán y los mercados capitalinos.

Horas más tarde, a eso de la 1:30 de la tarde, otro conductor de un autobús que presta el servicio rapidito fue asesinado, siempre en el anillo periférico exactamente en el retorno para ingresar a la colonia Arturo Quezada de Comayagüela.

La víctima fue identificada Luis Alonso Laínez Medrano de 32 años de edad, conocido como “El Ñurdo”, originario de Nacaome, Valle.

El desafortunado conductor recibió varios impactos de bala en el tórax de manos de un individuo que se transportaba en la unidad como pasajero, según relataron testigos.

Laínez quedó inerte frente al volante del autobús, color azul, con registro 144, que cubre la ruta entre la colonia Arturo Quezada y el centro de la ciudad.

Según información que maneja la Policía, el hecho se dio a la fuga a bordo de otro vehículo que lo estaba esperando.

Preliminarmente se maneja que el móvil del asesinato de este conductor de autobús rapidito, está vinculado al cobre de la extorsión que se conoce como impuesto de guerra.

Ha sido un fin de semana trágico para los trabajadores del transporte colectivo en la capital por lo que ya se anuncia la paralización de las unidades en varias rutas debido a la inseguridad.

En los últimos cuatro años, al menos 350 transportistas entre dueños, motoristas y ayudantes, han sido asesinados.

Además, las autoridades de seguridad hondureñas han calculado que 15 mil buses y taxis de Tegucigalpa y San Pedro Sula pagan unos 540 millones de lempiras por extorsión al crimen organizado en Honduras.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,667SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img