Iglesia Católica pide al nuevo Congreso Nacional deponer intereses personales

Tegucigalpa- El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, pidió este domingo durante su homilía, que la estrella de la fe ilumine al nuevo Congreso Nacional para que depongan los intereses personales y buscar el bien común de todos los hondureños para sacar adelante este país centroamericano.
 

Lamentó que mucha gente ha iniciado el año adorando falsos dioses como el del placer sin reglas morales, el poder al cual han erigido un monumento y adoran el poder de todo tipo o el tener el dinero a cualquier costo.

Criticó que “hay muchas personas que dicen que el Congreso Nacional será un desastre, ¿por qué?”, se preguntó el prelado, al tiempo que respondió que “hay que dejar que la estrella de la fe, ilumine a los diputados ya que todos los que van a participar en el Poder Legislativo son hijos del mismo Dios y por lo consiguiente deben considerarse hermanos aunque piensen distinto y tengan distintas orientaciones”, argumentó.

Agregó que los diputados deben estar guiados por el bien común, “no deben de aceptar un puesto sólo por intereses personales o de grupos sin pensar en el bien común; van a traicionar a Dios y a la patria que tiene derecho a esperar de todos el deseo de llevar a algo mejor”.

“La pregunta de hoy es ¿si verdaderamente comenzamos el año nuevo por la estrella de la fe, si hemos trazado metas para alcanzar en este año?”, dijo el alto jerarca de la Iglesia Católica a los feligreses que se congregaron en la Catedral Metropolitana San Miguel Arcángel de Tegucigalpa.

El purpurado señaló que “no podemos pasar un año más y un día tras otro en una rutina que desgasta y destruye”.

“Así como nos podemos trazar una meta de estudio, económica, una meta social, política para un gobierno que va a comenzar, lo más importante es que nos pongamos unas metas espirituales para que nuestra vida no quede vacía después de los 365 días que Dios nos regala para llenarlas de bien”, puntualizó.

Justicia vendida

Rodríguez aludió el salmo 61 de la Biblia del cual dijo debería ser motivo de una meditación muy grande al tiempo que relató que cuando estaba orando esta mañana reflexionó “que salmo tan bello para el Poder Judicial de nuestra Honduras; confía tu juicio al Rey, tu justicia al hijo del Rey, para que brille la justicia y reine la paz”.

“Comenzar el año adorando al verdadero Dios, quiere decir llenándonos de amor para que brille la justicia; simbólicamente, tienen una estatua que llaman la diosa Temis; está ahí con una balanza y vendada, tristemente muchas veces la justicia está muy vendada, por no decir muy vendida”, cuestionó el cardenal.

Agregó que “la palabra de Dios recuerda que el Dios de la justicia, quiere que vivamos en la justicia; un año nuevo para que brille la luz de Dios y se pueda verdaderamente atender lo que dice el salmo, al débil, al pobre, al que se encuentra sin amparo, al desvalido, salvar la vida del desdichado; todo eso significa adorar al verdadero Dios”.

El purpurado también expresó que “vivimos en un mundo de tinieblas marcado por la miseria, la injusticia, la violencia y se percibe una densa oscuridad en el horizonte de la humanidad con una grave crisis económica y social que se atraviesa en todo el mundo y también en nuestra Honduras; esa crisis revela comportamientos de egoísmo, de ambición de tener, de acaparamiento de los bienes; el liberalismo económico, la ideología utilitarista, están en la base de esa situación que nos lleva al desastre”.

Señaló que parece que la humanidad ha perdido la orientación y navega sin rumbo, no obstante, todos los aparatos con que se cuenta para orientarse.

Lo + Nuevo

22,240FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte