Honduras: Desempleo continúa en ascenso

Tegucigalpa – Mientras la dirección política del país mantiene la cabeza en el pasado viendo como pueden agradar a la comunidad internacional, la realidad económica de Honduras sigue mostrando los mismos males sin que nadie se encargue de su solución.
 

  • Secretaría del Trabajo anunció que casi 4,000 empelados fueron despedidos en enero

Durante el mes de enero pasado la Secretaría del Trabajo anunció que casi 4,000 hondureños perdieron sus empleos, agudizando una crisis que ya viene arrastrando problemas del 2009 y el 2010.

El inspector de la Secretaría del Trabajo Leonardo Martínez informó a la prensa que 3,943 trabajadores fueron despedidos de sus puestos laborales y acudieron a las dependencias estatales para que les hicieran el cálculo de sus prestaciones a fin de cobrar los derechos establecidos en la legislación laboral.

La destrucción de puestos de trabajo ha sido una constante en el país desde que el mundo sufriera la grave crisis económica mundial el 2008.

En esa época Honduras perdió 180,000 puestos de trabajo, de acuerdo a datos del sector privado de Honduras, ya que una combinación de la crisis económica mundial, el brutal incremento al salario mínimo decretado por la administración de Manuel Zelaya y la crisis política provocó la destrucción de miles de empleos.

El sector maquila, la construcción, la agricultura y la pequeña y mediana empresa fueron los sectores más golpeados por la crisis y los que más destruyeron los puestos de trabajo.

Para el 2010 la situación fue similar, aunque con una leve recuperación de la maquila que recupero unos 15,000 puestos de trabajo, pero que todavía está lejos de los 133,000 que tenía antes de la crisis.

Los dirigentes de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM) han informado que el actual 2011 esperan generar unos 20,000 puestos de trabajo, que volverían a ubicar al sector en el rango de los 130,000-135,000 que tenían el 2008.


El sector construcción por su lado cerró el 2010 con una caída por segundo año consecutivo y con la incertidumbre si el 2011 será diferente, ya que depende de las inversiones públicas en materia de infraestructura para recuperarse.

El mismo presidente Porfirio Lobo Sosa ha admitido que el nivel de ejecución estatal ha sido pobre, a pesar que el país tiene unos 2,000 millones de dólares en recursos externos aprobados para su ejecución.

A causa de la lentitud, Lobo Sosa ordenó a la ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, que supervise a todos los ministerios e intervenga los que no ejecutan los proyectos para los cuales existe el financiamiento.

Males

El sector privado conoce que el talón de Aquiles de la economía hondureña es el alto nivel de desempleo y la continúa destrucción de puestos de trabajo, lo que a su vez provoca que se incremente los niveles de pobreza en Honduras.

Aunque el 2010 hubo una recuperación de la economía, la misma no pudo evitar que se perdieran más de 60,000 empleos, según reportes gubernamentales sobre la materia.

Y el 2011 arrancó con los mismos males del pasado, al perderse los casi 4,000 empleos por despidos, además de añadir que más de 400 renunciaron a los mismos por diversos motivos.

Los expertos indican que una recuperación económica sin empleo no es algo beneficioso para la sociedad, ya que las empresas se ven beneficiadas, pero los hogares se ven perjudicados con la pérdida del sustento familiar.

La Encuesta de Hogares del 2010 confirmó que unos 1.5 millones de hondureños tienen problemas de empleo, bien al no tener suficiente ingreso o bien trabajar más para lograr el salario mínimo.

Proyectos

El gobierno ha venido cambiando el enfoque en la generación de empleo en forma constante, sin que se conozca a la fecha la estrategia definitiva para la creación de puestos de trabajo.

Primero apostó a la Ley de Empleo Temporal o por Horas, que teóricamente generarían más de 50,000 puestos de trabajo, luego a la Asociación Pública-Privada (APP) para financiar grandes proyectos y por último se embarco en las «ciudades modelos», junto a los faraónicos proyectos de generación hidroeléctrica.

De las tres propuestas, no existe un seguimiento que les dé a los hondureños la oportunidad de aplicar a un puesto de trabajo, mientras las empresas existentes continúan despidiendo a trabajadores a un promedio de 133 empleados por día.


Lo + Nuevo

22,264FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte