spot_imgspot_img

Honduras a defender soberanía en el Golfo de Fonseca

Tegucigalpa- Honduras envió una nueva nota al Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), con respecto a la soberanía que ejerce Honduras en el Golfo de Fonseca y anunció dos propuestas que presentará en la reunión que el presidente Porfirio Lobo, sostendrá el martes en Managua con sus homólogos de El Salvador, Mauricio Funes y de Nicaragua, Daniel Ortega.
 

El canciller Arturo Corrales indicó que el gobierno de Honduras envió una nueva nota al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en seguimiento a la primera, enviada el pasado 24 de octubre.

Agregó que la comunicación ha sido en respuesta a declaraciones vertidas por un portavoz de salvadoreño en torno a la soberanía en el Golfo.

Argumentos hondureños

Recordó que la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, sobre el diferendo limítrofe con el vecino país, es clara y contundente, sin espacios de duda.

El fallo sobre la controversia terrestre, insular y marítima entre Honduras y El Salvador, con Nicaragua como interventor, no se ha cumplido en su generalidad tras 20 años de haber sido emitido por la corte de La Haya.

Precisó que en la sentencia del máximo tribunal de justicia del mundo, se establece que la situación jurídica de las aguas situadas fuera del Golfo es la siguiente: “siendo el Golfo de Fonseca una bahía histórica con tres Estados costeros, la línea de cierre del Golfo constituye la línea de base del mar territorial; el mar territorial, la plataforma continental y la zona económica exclusiva de El Salvador y de Nicaragua a lo largo de las costas de esos dos Estados, también deben ser medidas, hacia fuera, a partir de una porción de la línea de cierre que se extiende sobre una distancia de tres millas (una legua marina), a lo largo de dicha línea, desde Punta Amapala (en El Salvador) y tres millas (una legua marina) desde Punta Cosigüina (en Nicaragua) respectivamente.

Agregó que la parte puntual de la sentencia reza que “el derecho a un mar territorial, a una plataforma continental y a una zona económica exclusiva hacia el mar, de la porción central de la línea de cierre pertenece a los tres Estados del Golfo: El Salvador, Honduras y Nicaragua, y que cualquier delimitación de las zonas marítimas pertinentes deberá ser efectuada mediante acuerdo, en base al derecho internacional”.

En ese sentido, afirmó que “cualquier intento de menoscabo de la soberanía nacional no sólo no es aceptada sino que invocamos todos los mecanismos que como país y como nación, tenemos derecho a ejercer”.

Propuestas claras

El funcionario indicó que Honduras lleva dos propuestas claras a la reunión de este miércoles en Managua. Una es que Honduras considera que la línea de cierre debe de ser divida. “Es una propuesta de buena fe”, aseveró.

La otra propuesta es de una autoridad trinacional (Honduras, Nicaragua y El Salvador), para que al interior del golfo se pueda tener turismo, medio ambiente controlado, desarrollo de la pesca artesanal, seguridad y todo eso con el ánimo de que las personas que viven en las riveras de esa bahía tengan un futuro seguro, añadió.

Reiteró que Honduras lleva sus propuestas en base a los argumentos de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia. “La proyección del océano Pacifico a mar territorial, eso no está en discusión, ni en negociación”, destacó.

El funcionario ha sido enfático al señalar que “Honduras, con derecho histórico reconocido por la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, tiene cosoberanía al interior del Golfo de Fonseca y soberanía en sus proyecciones correspondientes al océano Pacífico y sobre eso nunca hemos pedido permiso, no estamos pidiendo permiso ni vamos a pedir permiso para ejercer nuestro derecho”.

En la sentencia del tribunal internacional, se establece que tanto Honduras como Nicaragua y El Salvador tienen derechos o proyección de espacios marítimos propios hacia el océano Pacífico en la línea de cierre o bocana que se mide entre las costas de Nicaragua y El Salvador.

El presidente Porfirio Lobo, ha sostenido en varias ocasiones que impulsará con sus homólogos Mauricio Funes y Daniel Ortega, el establecimiento de una zona trinacional en el Golfo de Fonseca que permita acelerar el crecimiento económico bajo un esquema de zona económica libre para garantizar el desarrollo de las comunidades del sector.

Pese a las decisiones que puedan tomar El Salvador o Nicaragua, Honduras está dispuesta a buscar una solución por el camino de la paz y libre de confrontaciones, según la cancillería hondureña.

Honduras propone los límites en los cuales se ejerce soberanía de parte de cada país. Acciones que serán llevadas a cabo por la vía de la “paz y armonía, pero paz y armonía no quiere decir que nuestros argumentos no van a ser defendidos”.

Reunión confirmada

El gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, confirmó la reunión con sus colegas de Honduras y El Salvador, para conversar sobre temas relacionados con el desarrollo del Golfo de Fonseca.

«Este martes se realizará en nuestro país un encuentro entre los presidentes de El Salvador, Honduras y nuestro presidente, el comandante Daniel», dijo Rosario Murillo, primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía de Nicaragua.

Murillo confirmó que Ortega, Lobo y Funes, intentarán ponerse de acuerdo para hacer del Golfo de Fonseca una «zona de paz y desarrollo sostenible».

La reunión se realizará la tarde de este martes en la «Casa de los pueblos», en Managua, informó la primera dama a través de una radio del gobierno.

Según datos oficiales, el Golfo de Fonseca tiene tres mil 200 kilómetros cuadrados de extensión. Honduras tiene 185 kilómetros de línea costera, Nicaragua 47 y El Salvador 29.

Datos de la Universidad Centroamericana de Managua indican que unas 800 mil personas de 19 municipios dependen de las riquezas naturales del Golfo de Fonseca en los tres países.

Esta bahía limita en Nicaragua con el departamento de Chinandega, en Honduras con Valle y Choluteca, y en El Salvador con La Unión.

A su alrededor existen 16 áreas protegidas declaradas en los tres países. Sus gobiernos lo consideran como una zona de alto valor para la pesca.

Los pescadores de Honduras se quejan de que las autoridades militares de El Salvador y Nicaragua no los dejan faenar.

En 1992, la Corte Internacional de Justicia determinó que el Golfo de Fonseca debía ser administrado por los tres países.

Para analistas locales ante la pretensión del gobierno salvadoreño por la posesión, en principio, de la Isla Conejo y veladamente de la bocana del Golfo de Fonseca, o sea salida a la mar Pacífico, Honduras debe reivindicar la justa declaración conforme el laudo respectivo declarado en La Haya.

Carta que la Cancillería ha remitido al Consejo de Seguridad de la ONU

A continuación el comunicado emitido por Honduras a través de su Secretaría de Relaciones Exteriores así como de su Posición y sus documentos cartográficos:

1. Comunicado

2. Posición



spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,602SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img