Tegucigalpa – La embajadora de los Estados Unidos en Honduras, Liza Kubiske, hizo una visita de cortesía al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, en la que abordaron temas relativos a la situación de los derechos humanos en el país.
 

– Herrera Cáceres expresó su compromiso de seguir luchando por el fortalecimiento de la institucionalidad del Estado, la igualdad de todos ante la ley y su lucha permanente contra la impunidad y la discriminación en el país.

Hablamos, en términos generales del futuro de Honduras en materia de derechos humanos y del enfoque que se le está dando al tema desde esta oficina, dijo el ombudsman hondureño.

Herrera Cáceres calificó de histórica y muy positiva la visita realizada por la diplomática estadounidense a la sede del ente estatal de derechos humanos.

En esta primera visita hablamos de lo que nosotros como Conadeh vamos a hacer para imprimirle un mayor dinamismo y un mayor acercamiento a las necesidades de la población, especificó.

Para Estados Unidos es fundamental el respeto y la promoción de los derechos humanos, que es el mismo enfoque que los hondureños debemos tener como Estado en función de nuestra finalidad, dijo el defensor de los derechos humanos.

Coincidimos en que la democracia real se sustenta en el respeto de los derechos humanos, de allí la importancia y la trascendencia del funcionamiento del Conadeh como una institución independiente de los órganos gubernamentales, apuntó.

Añadió que ellos ven con suma importancia el enfoque que se le está dando a esta nueva etapa del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

Hasta ahora el titular del organismo humanitario ha expresado su disposición de realizar alianzas con diversos sectores de la sociedad para sensibilizar y educar a la población sobre la temática de los derechos humanos y su responsabilidad como garante de los mismos, para ampliar y fortalecer la cultura de los derechos humanos en el país.

Además, confía en que el esfuerzo conjunto de los habitantes y del gobierno se consolide en una cultura de prevención y protección de los derechos humanos como único vehículo para el fortalecimiento de la democracia y del Estado de derecho.

El defensor del pueblo hondureño es del criterio que el Estado democrático de derecho se basa fundamentalmente en el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales establecidas en la Constitución de la República, tratados y declaraciones suscritas por Honduras.

Herrera Cáceres también expresó su compromiso de “seguir luchando por el fortalecimiento de la institucionalidad del Estado, la igualdad de todos ante la ley y nuestra lucha permanente contra la impunidad y la discriminación en el país”.

La Embajada de los Estados Unidos en Honduras considera que el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos juega un papel vital para fortalecer la protección de los derechos humanos en Honduras.