¿Hades o apocalipsis?

Por: Julio Raudales

Leí arrobado los tres libros hasta ahora publicados por el profesor Yuval Noah Harari: Sapiens, Homo Deus y 21 lecciones para el siglo XXI.

Sapiens es, sin duda, uno de los cinco libros que mas he disfrutado en la vida.

Escribo esto, a propósito de una nota con titular tremebundo publicada en “Presencia Universitaria”, hecha viral en las redes y demas medios, en la que se alude a una aseveración del citado autor donde supuestamente vaticina el fin de nuestro país para antes de 2050, debido fundamentalmente a la incapacidad de su sistema educativo para sortear los retos de la revolución tecnológica que el mundo vive en este primer quintil del siglo.

Por todos lados escuché comentarios, algunos de asentimiento y otros de rechazo a la citada “profecía” de Harari. Los que critican al autor dicen que ni siquiera conoce Honduras -ha estado dos veces aquí- y por tanto está desautorizado para vaticinar nada. Otros, sin duda los mas pesimistas, recibieron complacientes la proposición, aduciendo que no es necesrio ser profeta para ver lo que no requiere anteojos. La Tribuna publicó el lunes pasado un acucioso editorial al respecto.

Por supuesto que Harari está lejos de ser un augur o vidente. B. casta con leer 21 lecciones para el siglo XXI para entender la claridad con la que documenta hechos y argumenta, desde una prspectiva liberal, los problemas actuales y la mejor manera de resolverlos. No hay magia, ni predicciones; solo la realidad actual presentada de manera ordenada para que el lector la entienda y saque sus conclusiones.

Lo he visto un sinnúmero de veces en foros y debates de alto contenido científico, exponiendo con claridad sus ideas. Ha mencionado a Honduras, Guatemala, Bangladesh o Mali, como ejemplos claros de modelos fracasados de orden social. No es nada personal contra nuestro país, se limita a establecer la clara relación de causalidad entre políticas públicas y éxito o fracaso de las sociedades.

En el caso de Honduras estos efectos de políticas erroneas son muy evidentes y el hecho de que nos mencione constántemente como un ejemplo de lo que no hay que hacer, debería de servirnos de acicate mas que de motivo de escarnio o rechazo.

Vale la pena entonces seguir la lógica del historiador israelí y de muchos otros sabios de la actualidad y ordenar de manera sistemática los elementos que definen la condición actual de países como Honduras. El patrón se repite constantemente, lo que dificulta menos identificar las causas del problema. El mayor reto es, entonces, convencer a quien corresponde, de que las cosas cambien por el bien del país.

El primer gran elemento es el sistema político: La buena economía depende de la buena política decía Abba Lerner. Es evidente que la mejor explicación de los problemas actuales en nuestro país, está ligada a nuestro ordenamiento legal e institucional mas bien precario y con incentivos claros a la desobediencia. Si no lo cree, pregúntese usted por qué los trabajadores que emigran a otros países se adaptan tan facílmente al ordenamiento de esas sociedades y esto hace que sus vidas cambien ostensiblemente.

El segundo aspecto, no menos importante, aunque siempre sujeto al primero, es el sistema educativo. Es evidente que si no preparamos a nuestros jóvenes de forma adecuada, las cosas no podrán evolucionar y continuaremos en declive. Un país en el que solo 28 de cada 100 jóvenes culminan la escuela secundaria, con un rendimiento en lectura y matemáticas del 40%, no tiene ninguna oportunidad en esta era tan competitiva.

Lo tercero es llegar a un acuerdo social sobre el papel del gobierno. Honduras no puede seguir alimentando un Leviatán insaciable que además produce casi nada. Si queremos un estado de bienestar o uno que privilegie las libertades individuales es necesario un debate honesto y abierto que debemos encarar, pero lo importante es ser coherentes y pretender que el gobierno nos de todo a cambio de nada.

Cierro diciendo que tal vez no sea tan malo el Apocalipsis. En su acepción bíblica, la revelación a San Juan auguraba un paraíso para aquellos que cambiaron de actitud. Tal vez para el 2050 Honduras haya entendido los consejos de Harari y otros sabios y de esta manera se pueda evitar la caída en el Hades profundo. ¡Eso sí no lo queremos! 

Más de Julio Raudales aquí…

Noticias recientes

Sonda de la NASA recoge muestras por primera vez de un asteroide

Es la primera vez que la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, en inglés) logra que una de sus sondas toque tierra en un asteroide.

Panamá avanza hacia su «nueva normalidad» con nuevas medidas de reapertura

El acceso a las playas y balnearios se realizará cumpliendo con las medidas de bioseguridad que contemplan, entre otros, que solo se permitirán burbujas o núcleos familiares de 7 personas y que queda prohibida la venta de bebidas alcohólicas o la presencia de vendedoras ambulantes.

«Fast & Furious» se despedirá con las películas 10 y 11

Volviendo a los títulos troncales de "Fast & Furious", la novena entrega, titulada "F9", se tenía que haber estrenado el 22 de mayo de este año.

8-3. Kershaw domina desde la lomita y pone a los Dodgers con ventaja

En la primera Serie Mundial que se juega en un campo neutral que ha funcionado como "burbuja" debido a la pandemia de coronavirus, Kershaw (1-0) con su serpentina puso en ventaja a los Dodgers.