spot_imgspot_img

Guatemala dice que cargos a hijo de expresidente Martinelli no son políticos

Guatemala – El Ministerio Público (MP, Fiscalía) de Guatemala aseguró este lunes ante la Justicia que los cargos que se le imputan a solicitud de Estados Unidos al hijo del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), Luis Enrique Martinelli Linares, no son de tinte político.

La Fiscalía oficializó con su declaración ante el Tribunal Quinto de Sentencia Penal del Organismo Judicial guatemalteco el pedido de extradición sobre Martinelli Linares por parte de Estados Unidos por lavado de dinero, en continuidad de una audiencia que empezó el viernes y que continuó este lunes.

El hermano de Luis Enrique, Ricardo Alberto Martinelli Linares, también está preso bajo los mismos cargos, pero su proceso se desarrolla en el Tribunal Tercero de Sentencia Penal.

La Fiscalía enfatizó que la acusación vertida por el Distrito Este de Nueva York contra los dos hermanos les imputa el delito de conspiración para cometer blanqueo de capitales y dos delitos de ocultamiento de información a ese efecto, entre 2009 y 2015, por menos de un millón de dólares. Y que por tanto, su acusación no es de tinte político.

Inicialmente los dos panameños estaban acusados por EE.UU. de intermediar entre 2009 y 2014 en el pago de 28 millones de dólares por parte de la constructora brasileña Odebrecht a un exfuncionario panameño de alto rango, de acuerdo al Departamento de Justicia estadounidense.

El Ministerio Público también presentó una declaración jurada de EE.UU. del 27 de junio de 2020, que detalla todas las evidencias en contra de los hermanos, con declaración de testigos y registros bancarios.

Dicha declaración fue firmada por el agente especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) Michael Lewandowksi.

Además, la Fiscalía también presentó documentos de la Cancillería guatemalteca que indican que Luis Enrique Martinelli Linares no es diplomático ni cuenta con documentación al respecto.

En la audiencia del pasado viernes, la defensa del panameño recusó al juzgado Quinto por segunda ocasión. La decisión fue avalada por la misma corte, pero determinó que durante una nueva audiencia, la de este lunes, se presentaría la acusación contra el detenido.

De cualquier forma, el expediente del caso irá a una Sala de Apelaciones que determinará si continúa en la misma judicatura o si en efecto es aceptada la moción del panameño y los jueces son recusados.

CON EL ABOGADO DE PÉREZ MOLINA

Luis Enrique Martinelli se presentó a la audiencia de este lunes con un nuevo abogado, el jurista César Calderón, defensor del expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina (2012-2015), procesado actualmente por corrupción.

Calderón también defendió al fallecido dictador José Efraín Ríos Montt (1982-1983), sentenciado por genocidio en 2013 y liberado por supuestos errores procesales por el tribunal constitucional.

Calderón intentó frenar nuevamente la audiencia de este lunes, como lo hizo el pasado viernes el otro defensor de Martinelli Linares, Denis Cuesy, al alegar «nulidad de la diligencia del procedimiento de extradición», debido a que tanto este lunes como el pasado viernes, una de las juezas del Tribunal atendía el proceso de manera virtual.

Según el abogado, «no hay una ley que permita a una jueza comparecer por videoconferencia», un extremo que no fue tomado en cuenta por el Tribunal, ya que está permitido debido a la crisis sanitaria por la pandemia de la covid-19.

Calderón también cuestionó si su representado estaba detenido ilegalmente en Guatemala, porque «no se le había hecho saber el motivo de su detención».

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares fueron electos como diputados suplentes en mayo de 2019 al Parlamento Centroaméricano (Parlacen), pero no fueron juramentados al cargo por la presidencia del organismo regional.

El viernes pasado, el abogado defensor Denis Cuesy recusó al Tribunal por su supuesta imparcialidad, un extremo que negó el juez presidente Carlos Adán García, aunque trasladó a la Sala Primera de Apelaciones el requierimiento legal.

García aseguró, sin embargo, que daría continuidad a la audiencia y, en caso de que la recusación fuera avalada por la Sala correspondiente, esta sería anulada, pero, de lo contrario, avanzaría el proceso de extradición en cuestión.

OCHO MESES PRESOS EN GUATEMALA

Luis Enrique, de 38 años, y su hermano mayor, Ricardo Alberto, de 40, fueron arrestados en Guatemala el 6 de julio de 2020 a petición de Estados Unidos por una orden de extradición por supuesto delito de lavado de dinero.

Ambos hermanos han planteado recusaciones y varios recursos legales ante las autoridades guatemaltecas por diversos motivos, pero hasta el momento todos han sido rechazados desde su captura.

Los hijos del exmandatario panameño se disponían a abandonar Guatemala en un vuelo privado en aquel momento cuando fueron capturados por petición de EEUU, después de alrededor de un año en paradero desconocido. 

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,071FansMe gusta
37,649SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img