spot_imgspot_img

Extradiciones de guatemaltecos a EEUU oprimen a partido de narcotraficante

Guatemala – Durante los primeros dos meses del año, al menos 10 guatemaltecos han sido detenidos para su extradición a Estados Unidos por diversos delitos, incluidos los hermanos de dos diputadas del mismo partido político, cuyo fundador, el político Mario Estrada, está preso en Nueva York por narcotráfico.

El pasado 20 de enero fue capturado Henry Hernández Herrera, hermano de la vicepresidenta del Congreso guatemalteco, Sofía Hernández Herrera, involucrado con la banda criminal denominada «Los Huistas» que opera en la frontera oeste del país con México.

Un mes después, el 23 de febrero, Carlos Daniel Preciado Navarijo, alcalde de un municipio al oeste de Guatemala y hermano de la diputada Vivian Preciado Navarijo, fue extraditado a Estados Unidos desde Panamá bajo cargos de narcotráfico, tras ser detenido en enero mientras estaba de viaje.

Tanto la diputada Hernández Herrera como la legisladora Preciado Navarijo pertenecen a la Unión del Cambio Nacional (UCN), la tercera fuerza del Parlamento, una agrupación política cuyo fundador, Mario Estrada, fue condenado en febrero de 2020 a 15 años de prisión en Nueva York por narcotráfico, vinculado al cartel de Sinaloa.

«En el caso de ese partido (UCN), cuando uno mira las acciones de persecución penal y ve dónde ganaron alcaldías (en las elecciones de 2019) y su poder local, que son áreas fronterizas, es fácil entender su posicionamiento a través de capos y personajes con mucha fuerza en el interior de Guatemala», explica a Efe el exministro de Interior guatemalteco Carlos Menocal.

«Son alcaldías estratégicas fronterizas con México, Honduras y El Salvador», detalló Menocal.

El exfuncionario durante la Administración del expresidente Álvaro Colom (2008-2012) considera que «hay una evidencia clara» de la vinculación del «poder político» con el narcotráfico, y dicha relación ya no es manejada con discreción en Guatemala sino con «descaro» en su opinión.

«Hay relaciones muy estrechas con narcotraficantes. Es un hecho descarado, evidente a todas luces», subrayó Menocal.

LA INFLUENCIA DE LA UCN

La influencia de la Unión del Cambio Nacional en el Congreso ha crecido en el último año, principalmente con Sofía Hernández como vicepresidenta del Parlamento, aliada al partido oficial, Vamos, del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei.

La agrupación política obtuvo 12 escaños en las elecciones de 2019 y la diputada Vivian Preciado Navarijo fue entre 2019 y 2020 la presidenta de la Comisión de Gobernación del Congreso.

La llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos, sin embargo, podría significar un cambio en el rumbo para la UCN, cancelada además este mes como agrupación política por el Tribunal Supremo Electoral guatemalteco debido a financiamiento electoral ilícito.

«Ha llegado a un nivel tan complejo la captura del Congreso de Guatemala, que se volvió un peligro inminente para Estados Unidos», enfatizó a Efe la socióloga Carmen Rosa de León Escribano, experta en temas de seguridad y poder local en el país centroamericano.

«Uno de los problemas sufridos es que el período del expresidente Donald Trump (2017-2021) en Estados Unidos hizo reconstituirse y fortalecerse a las redes de captura de nuestros países y de una forma más evidente en Guatemala y Honduras», añadió de León Escribano, directora de la entidad no gubernamental Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible.

La socióloga señala que «casi podemos trazar una ruta de alcaldes guatemaltecos que están vinculados con el crimen organizado».

En su defensa, la diputada y vicepresidenta del Congreso, Sofía Hernández Herrera, emitió un comunicado el día de la captura de su hermano en el que recordó que la «responsabilidad penal es personalísima», sin mencionar a su familiar.

Posteriormente en el Congreso, ante la cancelación de su partido que representaría su salida de la vicepresidencia del Parlamento de acuerdo a la ley guatemalteca, la legisladora aseguró que se le está vedando su derecho como mujer para sostener el cargo.

«El nivel de descaro e impunidad es tan alto que cuando el Departamento de Estado de Estados Unidos quiso intervenir se dio cuenta que el control se les había ido de las manos en un país como Guatemala», argumenta la socióloga de León Escribano.

«Llegamos a un punto en el que (a los políticos) no les importa que digan las cortes, lo que diga Estados Unidos o que en algún punto les quiten sus visas», agregó.

Para Carlos Menocal, las extradiciones de los familiares de las diputadas puede que no sean casualidad. «Esto que está ocurriendo es el dato inicial de una serie de investigaciones mutuas sobre Guatemala y que podrían concluir con más peticiones de extradición de civiles y políticos», concluyó.

La nación centroamericana es, por su posición geográfica, un puente para el traslado de millones de toneladas de narcóticos cada año desde Sudamérica a Estados Unidos. 

JS

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,136FansMe gusta
37,951SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img