“Este año es crucial para prosperar, alejar el odio y confrontación”: Bueso Arias

Tegucigalpa – Honduras requiere dejar de lado el odio y la división, impulsar la búsqueda de riqueza pero no únicamente material, el país está ávido del empuje que le haga caminar hacia un futuro digno, dijo el líder empresarial, Jorge Bueso Arias, a la vez que llamó a la administración de Porfirio Lobo a generar la confianza adecuada.
 


Mientras hablaba con su natural sencillez, este hombre de 91 años, que mantiene su ritmo de trabajo como banquero, sigue siendo un referente para los hondureños.

Esbozando su visión sobre el futuro de Honduras en 2011, Bueso Arias no dudó en manifestar que la prosperidad del país, si bien depende de los índices económicos, también está ligada a la actitud de cada uno de los ciudadanos y a los avances que se logren en el campo educativo.

Crimen contra los niños

Bueso Arias acostumbra a hablar con sencillez y claridad, especialmente cuando busca transmitir mensajes que a su criterio deben tocar a los diferentes actores del país. Por eso, cuando habla de la educación critica directamente a la dirigencia magisterial que incita a los maestros a pasar una gran parte del tiempo en protestas callejeras.

El café, las remesas y los buenos precios de las materias primas son buen augurio para la economía hondureña.

“Aquí se habla mucho de las violaciones a los derechos humanos pero a nadie le interesan los derechos de los niños de la escuela pública a los que se les niega el derecho a la educación. La mitad del año académico los maestros pasan en las calles y esto es un verdadero crimen al que nadie le presta atención” reflexionó.

Para Bueso Arias el despegue de Honduras pasa fundamentalmente por la educación y la transformación del sistema actual debe ser una prioridad.


La base del arranque económico radica en la confianza

Con una amplia experiencia en la banca estatal y privada, Jorge Bueso Arias fungió como Ministro de Economía y Hacienda durante el gobierno de Ramón Villeda Morales, en el cual impulsó el Programa de Integración Centroamericana; fue Coordinador de la Comisión Especial para reformar la aplicación de la Justicia en Honduras; y en varias ocasiones, fue miembro del Directorio del Banco Central de Honduras y del Banco Nacional de Fomento.

Al momento de visualizar su perspectiva sobre el camino que transitará Honduras este año que recién se inicia, recordó que el desvanecimiento de la crisis financiera internacional y el conflicto político que abatió al país, generaron una falta de confianza que aún no se alivia del todo, pero que muestra signos de irse superando paulatinamente.

“Honduras crecerá en entre un 4,5 y 5 por ciento este año” expresó con acento alentador.

A su juicio, son el gobierno y sus acciones los responsables de generar las condiciones de seguridad adecuadas.

“El 2011 muestra signos alentadores, las remesas crecieron en 2010 en un 5 por ciento y para 2011 su tendencia es a mejorar” dijo.

Remesas, café y materias primas, un buen augurio

Según sus proyecciones, las remesas este 2011 serán superiores a los 2,650 millones de dólares.

En Honduras las remesas representan el 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Las remesas llegan a familias de todo el país ya que son producto del esfuerzo de trabajadores que han viajado extra fronteras en la búsqueda de oportunidades que no han encontrado en su tierra.

En Estados Unidos hay por lo menos un millón de inmigrantes hondureños mientras que España e Italia se han convertido en destinos hacia donde, en la última década, han viajado miles de nacionales.

Para este banquero y ex candidato presidencial por el partido Liberal, principal fuerza opositora, la actual cosecha de café dejará al país al menos 1,000 millones de dólares en divisas, el doble de lo que reportó la anterior.

La bonanza cafetera está marcada por el alza de los precios en el mercado internacional que se mantienen arriba de los 220 dólares, aunado a la producción inédita de unos cinco millones de sacos de 46 kilos que hacen de este cultivo una de las fortalezas económicas de este país centroamericano.

Bueso Arias refirió que al especial momento del café también se suman los buenos precios de otras materias primas hondureñas tales como la plata, el oro y el camarón.

Jorge Bueso Arias es fundador del banco de Occidente, uno de los más sólidos del país mismo que cuenta con más de tres mil empleados. Asimismo ha fomentado la industria del tabaco y es pionero en la industria camaronera hondureña.

La esperanza de los nuevos empleos

Asimismo, detalló que el entorno regional y especialmente la mejoría del mercado estadounidense, indican que el incremento en la demanda de la producción de las maquilas confortará las exportaciones e incentivará la creación de fuentes de trabajo.

Líderes de la industria maquiladora han estimado que en 2011 generarán entre 15 y 20 mil nuevos empleos.

La creación de leyes que fomentan el empleo de medio tiempo y las asociaciones público privadas son calificadas de beneficiosas por este líder empresarial hondureño.

Quienes niegan la educación a los niños de la escuela pública cometen una de las peores violaciones a los derechos humanos


En relación al sistema bancario apuntó que la banca hondureña inicia el año con bastante liquidez a la vez que cuestionó la normativa regulatoria vigente por parte de la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS), ya que a su criterio, la misma tiene una rigidez que impide la fluidez del desenvolvimiento del sistema.

En torno a la industria de la construcción y al turismo, este empresario volvió a establecer que su crecimiento pasa por la confianza y la seguridad que el contexto pueda ofrecer.

Efectos de dos caras

En su análisis sobre las perspectivas de Honduras este hombre, proveniente de la occidental región de Copán, donde reside, dijo que también hay factores que combinan sus efectos.

Para el caso, dijo que los productores de granos básicos están estimulados para fomentar sus siembras debido a los buenos precios de los frijoles, arroz y maíz; pero recordó que a la vez los consumidores locales son los que reciben el impacto de los precios.

Honduras importa al menos un 50 por ciento del maíz que requiere la demanda nacional y un 75 por ciento de su abastecimiento de arroz también es producto de las importaciones.

El consumo de trigo en Honduras depende en su totalidad de las importaciones. Actualmente su precio ha marcado una tendencia alcista en el mercado internacional lo que indudablemente repercutirá en la economía doméstica.

La misma tendencia alcista muestra la soya, base para la elaboración de concentrados y productos diversos de consumo local.

El inconveniente precio del crudo

A juicio de Bueso Arias, uno de los inconvenientes económicos más grandes para Honduras es el alza de los precios de los derivados del petróleo en el mercado internacional.

“No hay duda que el barril de crudo puede llegar este año, fácilmente, a los 100 dólares” dijo para remarcar el efecto negativo en la economía nacional.

“Aquí los felices son Hugo Chávez y el presidente de Irán que pasan empujando la tendencia alcista porque ellos son productores” refirió.

Al comparar la factura petrolera de 2009 con la de 2010 expuso que la del último año se incrementó en más de 250 millones de dólares.

Así, don Jorge Bueso Arias hizo una radiografía al futuro cercano de Honduras. A sus más de noventa años, este hombre tiene la validez para plasmar sus pensamientos esperanzadores en un país donde, como él plantea, hace falta conjugar el crecimiento económico con los ingredientes sociales que den respuesta a las demandas de una población que en su mayoría vive en la pobreza.

Lo + Nuevo

22,258FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte