spot_imgspot_img

España y Portugal, enemigos íntimos

Magaliesburg- El fútbol español es bien conocido en Portugal. Se sigue semanalmente la Liga y la trayectoria de sus futbolistas y las estrellas lusas militan en equipos del país vecino, que se ha convertido en un enemigo íntimo.
 

Poco puede esconder el seleccionador español, Vicente del Bosque, sobre las tácticas o cualidades de sus jugadores no sólo a su homólogo luso, Carlos Queiroz, sino también a la prensa y aficionados futbolísticos, que pueden recitar casi de memoria el once titular de España y los equipos punteros de la Liga.

En las cafeterías de Lisboa, además de hablar del Benfica, Oporto o Sporting, muchos se animan a dar su opinión sobre los fichajes de los equipos del país vecino, sobre todo si son portugueses, ya que los partidos del campeonato español son retransmitidos regularmente por la televisión.

En las últimas dos décadas se ha producido un auténtico desembarco de jugadores portugueses al campeonato español, y éstos se han convertido de embajadores e informadores de lo que se hace al otro lado de la frontera.

El primer caso sonado fue el de Paulo Futre a finales de la década de 1980, pero al ex jugador del Atlético de Madrid hay que sumar a Luis Figo, Pauleta, Vitor Baía, Joao Pinto, Abel Xabier, Fernando Couto o Sá Pinto, entre otros muchos.

La nueva hornada de jugadores portugueses que juegan en España es amplia y seis de ellos forman parte del equipo elegido por Carlos Queiroz para este Mundial de Sudáfrica.

El jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo comanda el grupo de «infiltrados» en el fútbol español, en el que también figuran Simao, Tiago, Pepe, Duda y Miguel.

Todos ellos conocen a la perfección el estilo de juego de la selección y de los principales equipos del campeonato nacional español.

En la rueda de prensa posterior al entrenamiento a puerta cerrada previo a viajar a Ciudad del Cabo para jugar ante España, Simao consideró que conoce «perfectamente» a España, que, en su opinión, tiene una forma de jugar «idéntica» a la del Barcelona y Valencia.

No dudó un segundo al decir que Portugal debe seguir el ejemplo de Suiza en la primera jornada del Mundial y estar «bien organizada y bien posicionada» en defensa, ya que de esa forma se pone en aprietos a los jugadores de Del Bosque.

Nada que no sepa el seleccionador Carlos Queiroz, que ya conoce el fútbol español de su etapa en el Real Madrid, y que dijo recientemente que ha visto partidos de España por su gusto por el fútbol que la selección despliega en el campo.

Han pasado cerca de 90 años desde el primer partido entre España y Portugal, celebrado en Madrid en 1921, y desde entonces se han encontrado en 35 ocasiones, con 16 triunfos para España, siete para Portugal y 12 empates.

En los primeros años de los «clásicos» entre los equipos ibéricos los enfrentamientos eran continuos, sobre todo en amistosos, pero al tiempo que fue aumentado la rivalidad deportiva los partidos entre las selecciones se fueron distanciando en el tiempo.

En los últimos 30 años, apenas han jugado en ocho ocasiones, pero los portugueses no necesitan muchos partidos para saber qué hacer para ganar a España. Otra cosa es conseguirlo.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,139FansMe gusta
37,965SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img