spot_imgspot_img

España ayudará a identificar a las víctimas del incendio en Honduras

Tegucigalpa- España ayudará a Honduras en la identificación de las víctimas del incendio registrado la semana pasada en una cárcel del centro del país que dejó al menos 360 muertos, informó hoy una fuente oficial.
 

Un equipo de expertos españoles llegará posiblemente la próxima semana a la capital hondureña para trabajar en la identificación de los cadáveres, muchos de ellos con alto grado de calcinación, dijo a Efe el embajador de España en Tegucigalpa, Luis Belzuz de los Ríos.

Agregó que España responde así a una solicitud de las autoridades hondureñas a través de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

La idea es que el equipo español, conformado por unos seis expertos, releve a colegas de otros países que se encuentran en Tegucigalpa desde la semana pasada, explicó el diplomático.

El primer equipo en retornar a su país, hoy mismo, es el de Guatemala, declaró a los periodistas uno de sus miembros, Alfredo Muñoz.

España también ha contribuido con 50.000 euros (unos 66.500 dólares) en ayuda inmediata directa para la compra en Tegucigalpa de medicinas para los presos heridos y otros requerimientos para la identificación de cadáveres, acotó el embajador Belzuz de los Ríos.

Forenses y otros especialistas de Chile, El Salvador, Guatemala, México y Perú, que se sumaron a un equipo de hondureños, finalizaron el martes la fase de autopsias y ahora el trabajo está centrado en la identificación de las víctimas, que en su mayoría murieron calcinadas.

Según fuentes del Ministerio Público, hasta ahora, de poco más de 80 cuerpos identificados, unos 50 han sido entregados a los familiares de las víctimas, que esperan angustiados para sepultar a sus deudos.

Las causas del incendio en la Granja Penal de Comayagua, ubicada a unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa, fueron accidentales, según el informe oficial de la investigación realizada por el Ministerio Público hondureño y un equipo de expertos de Estados Unidos difundido el miércoles.

Las autoridades han advertido de que alrededor del 50 por ciento de los cadáveres presentan un alto grado de calcinación, por lo que en muchos casos habrá que recurrir a pruebas de ADN para su identificación, algo que ralentizará el proceso.

Muchos de los familiares de los fallecidos, en medio de su dolor, creen que las autoridades les están «mintiendo» y que por eso demoran en la entrega de los cuerpos.

Algunos familias duermen en los alrededores de Medicina Forense, soportando muchas incomodidades como falta de baños para su aseo personal o «la cena que reparten (las autoridades) a horas muy tardes de la noche», como relató llorando este jueves una mujer que clama porque le entreguen el cuerpo de su hijo, al que no identificó.

Otros parientes de los fallecidos utilizan el campamento que instaló la Copeco en la sede del Instituto de Formación Profesional, donde se les brinda mejor atención, incluida ayuda psicológica para aliviar un poco el dolor por la tragedia.

En un hospital de Tegucigalpa permanecen en estado «estable pero crítico» tres presos, mientras que murieron otros siete, de un grupo de diez que ingresó el día 15 con graves quemaduras.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,495FansMe gusta
39,437SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img