spot_imgspot_img

España, Alemania y Holanda defienden el honor europeo

Potchefstroom – Las selecciones de España, Alemania y Holanda defenderán el honor de Europa en el Mundial de Sudáfrica 2010 en los cuartos de final, en los que se enfrentarán a Paraguay, Argentina y Brasil, respectivamente.
 

Españoles y alemanes, campeones y subcampeones de la última Eurocopa de Austria y Suiza 2008, y holandeses, que suponen otra de las grandes esperanzas del Viejo Continente, pondrán a prueba la vigencia y el potencial del fútbol europeo.

Las tres selecciones se plantaron en los cuartos tras deshacerse en octavos de otros tres equipos europeos. España pudo con Portugal (1-0) en el duelo ibérico merced a un tanto de David Villa y se convirtió en la última en sacar el billete; Alemania ganó otro clásico ante Inglaterra por 4-1 con la polémica no concesión del gol de Frank Lampard, que hubiera supuesto el 2-2 provisional; y Holanda se impuso a Eslovaquia por 2-1 con Arjen Robben y Wesley Sneijder como artilleros.

El adiós de Inglaterra es el más llamativo. El conjunto del italiano Fabio Capello, que se presentó con la vitola de gran aspirante a encontrar el camino perdido desde hace casi medio siglo, no fue el cuadro poderoso que se esperaba y pese al error arbitral no puede servir como excusa a una mala actuación, por cuanto superó la ronda de grupos con bastantes apuros.

La UEFA vivió una primera fase para el olvido. Dos de las grandes referencias, los finalistas del anterior Mundial de Alemania 2006, Italia y Francia, se despidieron prematuramente y dejaron Sudáfrica 2010 sin dos de las aspirantes.

Grecia, Eslovenia, Serbia, Dinamarca, Eslovenia y Suiza tampoco superaron la ronda inicial en una criba dura para el balompié europeo, que, por mor de los cruces, provocó que tan solo tres pudieran llegar a los cuartos de final.

España, tras la inesperada derrota inicial ante Suiza, va a más. Ha sabido rehacerse a una situación complicada y ahora está, ocho años después en la antepenúltima ronda.

No ha encandilado aún con el juego que la convirtió en campeona de Europa y con la que le clasificó para Sudáfrica con pleno de victorias. Llegaba como cabeza de cartel, también por resultados ante selecciones poderosas en amistosos.

Despertó dudas con ese tropiezo, pero poco a poco, sin alardes, superó la situación con una clara victoria ante Honduras y otra más ajustada contra Chile, y liquidó a Portugal en su mejor partido, con fútbol control y la inspiración de David Villa.

Sigue, por tanto, en el camino ansiado hacia un sueño, un reto de dimensiones superiores a la Eurocopa, hacia la gloria mundialista que nunca ha alcanzado.

Alemania ha alternado magníficas actuaciones con otras un tanto sospechosas. Encandiló en el debut contra Australia, pero acto seguido fue sorprendida en un discreto encuentro por Serbia. Para su fortuna, ante Ghana encontró un gran disparo del jugador que más está agradando del equipo, Mesut Oezil.

Y en los cuartos volvió a demostrar su poderío en el clásico frente a Inglaterra en los octavos de final. Arrancó arrollador el cuadro germano y tras la polémica acción del ‘no gol’ de Lampard remató a los de Capello con un Thomas Müller estelar. Fue su actuación más convincente y esperanzadora.

Holanda está cumpliendo los pronósticos que la colocaban muy lejos con solvencia, gracias a sus principales figuras. Además, tiene recuperado para la causa a Arjen Robben.

Los tulipanes, dirigidos por el experto Bert van Marwijk, quieren emular a la gran ‘oranje’, a la ‘naranja mecánica’. Aunque las comparaciones son odiosas y la plantilla actual parece distar mucho de aquella que lideraba Johan Cruyff, se han mostrado como un equipo tremendamente completo e ilusionante.

Holanda es junto a Argentina la única selección que ha ganado todos los encuentros en Sudáfrica, tras deshacerse de Dinamarca (2-0), Japón (1-0) y Camerún (2-1) en la primera fase, y de Eslovaquia (2-1), en octavos de final.

Dura, de primera magnitud, será la prueba que tiene ahora el cuadro holandés. Se enfrentará a, quizá, la gran favorita al título, Brasil.

También será de enjundia el choque de Alemania frente a la Argentina de Diego Maradona, el equipo que tan buenas sensaciones está dando en Sudáfrica. Han superado a todos los rivales, con buen fútbol y encima con Leo Messi, el mejor jugador del momento.

España, por su parte, se las verá con una de las revelaciones del torneo, Paraguay, que alcanza por primera vez en su historia los cuartos de final, tras ganar en su grupo por delante de Eslovaquia, Nueva Zelanda e Italia y acabar con Japón en octavos en la tanda de penaltis.

Paraguay está invicto en el Mundial, ha ganado tan solo a Eslovaquia (2-0) y ha igualado a uno con Italia y a cero con Nueva Zelanda y el cuadro nipón.

Tres goles a favor por tan solo uno en contra. Equipo fornido atrás y peligroso a la contra. Prueba, como no podía ser menos, complicada para la ambiciosa y crecida España.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,801SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img