Tegucigalpa – El lunes próximo, 3 de septiembre, el Congreso hondureño inicia el proceso de audiencias para elegir los miembros del Consejo de la Judicatura en medio de dudas y cuestionamientos de sectores sociales.
 

Las audiencias se iniciarán luego de que se han recibido al menos 9 denuncias en torno al actuar de nominados entre los que cuentan jueces, magistrados y funcionarios del poder judicial.

El Consejo de la Judicatura es una nueva figura que empieza a tomar forma en medio de la codicia de sectores políticos y la incredulidad ciudadana.

El legislador Tomás Zambrano ha dicho que los señalados en las denuncias contarán con especio para aclarar sus casos y rendir explicaciones ante los comisionados.

El Parlamento el responsable de su elección y nombramiento para lo cual formó una Comisión Especial integrada en su mayoría por una desequilibrada comisión, integrada en su mayoría por diputados del Partido Nacional en el poder.

Las audiencias se inician a pocos días de que en la Cámara se produjeran acciones calificadas por sectores sociales como inconstitucionales: la reforma a la ley Electoral y una nueva Ley de l Procuraduría que le atribuye funciones penales en campos hasta ahora exclusivos de la Fiscalía hondureña.

La Comisión que avanza en la selección de candidatos al Consejo de la Judicatura la conforman los diputados Tomás Zambrano (PN, quien la preside), Alexander Agapito Rodríguez Escobar (PN), Carlos Ramón Aguilar Guifarro (PN), José Oswaldo Ramos Soto (PN), María Teresa Chávez Lezama (PN), Orle Solís (DC), Germán Leitzelar (PINU/SD), Olman Daneris Maldonado (PL) y Norma Haydee Calderón Arias (PL).

El nuevo órgano tendrá entre sus deberes: organizar y dirigir financiera y administrativamente el Poder Judicial; administrar todos los recursos financieros, materiales y humanos del Poder Judicial, nombrar, remover a magistrados de cortes de apelaciones y jueces, así como a los demás funcionarios y auxiliares jurisdiccionales, personal administrativo y técnico, entre otras funciones.

Uno de sus quehaceres fundamentales será evaluar en forma periódica a todo el personal, capacitarlo en forma permanente y detectar quién abusa del poder o trafica influencias para depurarlos del sistema de justicia.

A su vez, debe dirigir y administrar la Carrera Judicial, la Escuela Judicial y la Inspectoría de Tribunales. Es, sostienen, un verdadero ente de control que debe estar libre de la politización partidaria que ha reinado en la justicia en Honduras.

El Consejo de la Judicatura estará integrado por cinco miembros y dos suplentes, quienes se llamarán Consejeros. La Cámara legislativa elegirá a cuatro de esos cinco miembros, en vista que la titularidad del Consejo recae en la presidencia del Poder Judicial, que a su vez, es quien preside los plenos de la Corte Suprema de Justicia.

De acuerdo al artículo 23 de la Ley que crea el Consejo de la Judicatura, la Inspectoría General de los Órganos Judiciales, en su acepción más amplia e incluyente, es la dependencia técnica independiente del Consejo, encargada de la inspección y verificación del funcionamiento administrativo de los juzgados y cortes de apelaciones de la República y del personal a su cargo.

Su organización, el ejercicio de su actividad y demás funciones serán establecidas en un Reglamento, señala la ley.