Enfermeras, entre la muerte y potente carga emocional

Tegucigalpa – Cada día conviven con la muerte, lloran mientras tratan de aliviar el dolor de decenas de pacientes, corren por los pasillos para auxiliar a los urgentes y permanecen atendiendo en las maltrechas salas por largos turnos.

– A diario enfermeras temen que el coronavirus les acompañe a casa y contagiar a su familia.

Al final de la jornada se marchan a casa, abordan el transporte donde les ronda el escepticismo, llegan al barrio y esa aureola de resquemor les persigue muchas veces. La discriminación no se les aparta.

Lo más difícil para ellas es entrar a sus viviendas, casi todas modestas, allí donde por lo general les esperan sus hijos, padres, hermanos, parejas y otros parientes. Ellas tratan con cautela de no contagiarles y procuran aplicar los protocolos para brindarles. El miedo no se aparta de las enfermeras.

Entre los estragos que cada vez son más visibles por la pandemia de COVID-19 en el país está la afectación a nivel psicológico para la población general y particularmente para el personal de salud que deviene doblemente vulnerable, porque son los más expuestos al contagio, viven las carencias de un sistema de salud que no da para más y también son depositarios del dolor, la impotencia y el sufrimiento de los pacientes y sus familias.

Josué Orellana, presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras/os Auxiliares de Honduras (Aneeah), considera que la pandemia del COVID-19 y todos los aspectos que ésta incluye están afectando la salud mental del personal sanitario “enormemente”.

“Los compañeros y compañeras están presentando un trauma grande, ansiedad, bastante fatiga, tristeza y llanto, el principal temor de todos es el riesgo de contagiarse y contagiar a su familia y todos los días ven compañeros afectados que están muriendo, entonces se imagina, el horror que eso provoca, porque no sabe si ese día se va a contagiar a sí mismo y hasta puede morir”, externó en conversación con Proceso Digital.

Relató que son innumerables las historias diarias de compañeros que se sienten culpables porque han transmitido el virus a su familia, incluso hay compañeras que ya enterraron a sus padres, situación que trae una condición de afectación en su salud mental terrible, nunca habían visto morir tanta gente al mismo tiempo”.

Casi nula atención psicológica para enfermeras

Josué Orellana, confió que no tienen ninguna ayuda en este tema, pese a que la factura que les está pasando la pandemia es grande, reveló que como asociación han hecho algunas gestiones en la zona norte y ya empezaron con un proyecto piloto donde psicólogos atienden unas horas a la semana a las enfermeras dándoles algún tipo de motivación.

Pero reconoció que es muy poco porque “son 48 regiones y sólo en una región del país se está implementado este proyecto”.

“La terapia psicológica en este momento es fundamental, porque hasta ahora solo se está viendo al personal sanitario como la mano de obra calificada, como una mera respuesta a la población, sin ver al ser humano que está detrás de este esfuerzo laboral”, añadió.

El cansancio del personal sanitario ya va más allá de lo físico, es también mental y eso es grave concluyó.

Hasta la fecha los registros públicos recogen la muerte de 12 enfermeras, víctimas de la pandemia.

Yolibeth, en primera línea pese a sus dos trombosis

Para reforzar el testimonio del dirigente gremial Yolibeth del Carmen Sánchez, enfermera auxiliar del Hospital San Felipe con 32 años de experiencia, describe la actual situación de la pandemia como la etapa “más difícil” que les ha tocado vivir a las enfermeras y enfermeros y todo el personal sanitario.

Detalló que enfrentan situaciones muy críticas todos los días, desde el miedo al contagio y la muerte pues ya han fallecido varios de su gremio, separación familiar, problemas como la discriminación, sobrecarga laboral, – una enfermera atiende hasta 20 pacientes o más, – y hasta dificultades con el transporte.

“Todas pasamos muy tensas con una carga emocional pesada, y hasta el momento no nos están brindando atención psicológica, lo que hacemos es que nosotras, nos aconsejamos unas con otras” relató la enfermera.

Yolibeth, refirió a Proceso Digital que la tensión es tal que conoce varios casos donde los profesionales de la enfermería se están sintiendo muy enfermos y al ir al médico aparentemente no tienen nada y su caso es el mejor ejemplo.

“Yo me he sentido bastante mal de salud y todos mis exámenes están negativos yo siento que me asfixio, que me ahogo, – la misma doctora Suyapa Figueroa (presidenta del Colegio Médico), – me evalúo y  mis placas están normales, pero yo siento que no puedo respirar y todo me duele, pero los médicos me dicen que ya es psicológico, por tanta tención”, relató.

Comentó que otro temor es que muchas de las enfermeras sufren enfermedades de base, por lo que al adquirir el virus del COVID-19 son más vulnerables.

“En el área donde yo estoy todas tenemos una o varias enfermedades de base, diabéticas e hipertensas, a su servidora le han pegado dos trombosis, sin embargo, ahí estamos al pie del cañón siempre con miedo, pero sirviendo a nuestros pacientes de nuestro querido Hospital San Felipe a ellos nos debemos y por ellos estamos luchando cada día con mucho orgullo” puntualizó la experimentada enfermera.

Lo que vive el personal sanitario se compara a grandes catástrofes

Es tan difícil el panorama que vive el personal sanitario que los especialistas lo comparan con situaciones vividas en grandes catástrofes.

El subdirector del Hospital Psiquiátrico Mario Mendoza, doctor Mario Aguilar, anotó que, aunque toda la población es afectada por la pandemia, el personal sanitario particularmente médicos y enfermeras son blanco directo ya que están atendiendo pacientes en primera línea con el temor de infectarse y viendo a sus colegas afectados y muriendo.

“Lo que están viviendo es extremadamente duro comparable a eventos catastróficos que ha vivido la humanidad, como guerras mundiales o la pandemia de gripe española, en los cuales la mortalidad sobrepasa la capacidad de manejo del ser humano” señaló el psiquiatra.

En ese sentido el profesional agregó que debido al cansancio extremo y la situación, “llega un punto en el cual el manejo de esta situación se le va de las manos y las persona empiezan a tener problemas como estrés agudo, estrés postraumático y el síndrome de burnout, que es cuando la persona ya no es funcional en  su trabajo porque está agotado –quemado-”

El especialista confirmó que últimamente “se han elevado las consultas por ansiedad y hemos comprobado con otros colegas que estamos hablando de unas fases nuevas en la comprensión de estas afecciones, los trastornos de somatización se están activando pero también se está dando con regularidad el trastorno de pánico que es una condición donde hay mucha afectación emocional y la persona siente palpitaciones, sensación de ahogo, hiperventilación y el paciente lo relaciona con COVID-19 por el miedo de padecerlo”.

Concluyó que debido a la gran demanda que está creciendo en los servicios de salud mental, ya hay un proyecto encaminado entre ese centro asistencial, varios colegas y otras instituciones que buscan de forma articulada formar una red de atención para dar respuesta a nivel nacional a los grupos que son blanco en esta pandemia, porque es necesario que los profesionales sean atendidos por especialistas.

Es válido autoayudarse y buscar auxilio

Psicólogos y psiquiatras coinciden en que mente y cuerpo son vitales y por ello invitan al personal sanitario primero a autoayudarse.

Todo el personal sanitario debe tener presente atenderse a sí mismos, como alimentarse e hidratarse y saber hasta dónde llegan sus fuerzas, aplicar algunos métodos de reducción del estrés entre los más prácticos se recomiendan masajes y ese tacto en la piel sirve para aliviar tensión muscular, también tomar un baño de agua tibia.

Diferentes estudios han demostrado que las personas que practican ejercicios de relajación padecen menos estrés, pueden ser ejercicios de respiración profunda o algo que encuentren reconfortante como la música.

Asimismo, el ejercicio físico en su práctica habitual ayuda a equilibrar el sistema hormonal y genera también un aumento de endorfinas que contribuye al aumento del bienestar, en tiempo de confinamiento y con el poco tiempo que tienen médicos y enfermeras se recomiendan bailar, trotar, o algún ejercicio que no le implique más cansancio muscular.

El otro punto fundamental para el personal sanitario de acuerdo a los entendidos en la materia es que no deben limitarse a buscar ayuda profesional especializada porque deben reconocer que el estrés y los sentimientos que hoy les acompañan, no son reflejo de debilidad y atender su salud mental debe ser tan importante como cuidar su salud física y les ayudará a que estén mejor preparados para cumplir sus funciones.

En el Decálogo de Salud Mental Positiva para los Profesionales de la Salud en situaciones de Emergencia, realizado por especialistas de la Universidad de Barcelona, la enfermera y doctora en Psicología Susana Mantas Jiménez,  recuerda a los profesionales sanitarios los siguiente:

-No ser muy severos ni críticos con nosotros mismos ni con nuestros compañeros/-as. Es momento de sumar juntos.

-No dejar que las emociones negativas (miedo, incertidumbre, tristeza, etc.) bloqueen nuestro trabajo: las tenemos que sentir, pero no debemos desbordarnos y/o bloquearse.

-No tener miedo de llorar y de sentir. Debemos interpretar la normalidad de los sentimientos:

-Somos Profesionales de la Salud de Emergencias al servicio de personas, pero debajo de nuestros uniformes de trabajo también existe una persona.

– Si hemos sufrido una pérdida, alguien a quién no hemos podido acompañar lo normal es que nos sintamos decepcionados – es saludable mentalmente- sentir tristeza, sentirse abatido. Ahora bien, si nuestros estados emocionales son muy intensos, persistentes o nos incapacitan para continuar con nuestro trabajo, debemos solicitar ayuda profesional.

-No debemos olvidar la parte positiva de nuestro trabajo en situaciones de Emergencias y fijar la mirada con firmeza… vislumbrando un futuro mejor.

Síganos

21,741FansMe gusta
33,481SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Concluye inspección de módulos del hospital móvil que se instalará en Choluteca

Este lunes ha concluido la inspección a los módulos que conforman el hospital móvil que se instalará en la ciudad de Choluteca, al sur de Honduras, así lo informó la Comisión Interventora de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H).

Sinager no ha autorizado a bares y discotecas abrir al público y advierten que negocios serán multados

Discotecas y bares aún no tienen permiso del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), para operar, en San Pedro Sula, señaló el director regional de la Secretaría de Trabajo, Alexander Leiva.

Niñez hondureña, principal víctima de consecuencias de pandemia de COVID-19

Según cifras de Coiproden, en Honduras se reportan al 14 de octubre 74 muertos y 28,761 contagios en niños, adolescentes y jóvenes, de ellos 5,804 corresponden a menores de 18 años, y las más afectadas son las niñas (3,101 casos).

ASJ interpone denuncia funcionarios de ENEE por sobornos y colusión en contratos

El director de ASJ, Carlos Hernández, señaló que la denuncia involucra a autoridades de la ENEE, la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE), juntas directivas de entidades públicas y privadas.

Filtración de agua y estructuras oxidadas, denuncia CNA sobre dos hospitales móviles

La nota de prensa indicó que los hospitales presentan problemas de filtraciones de agua que mojó algunas computadoras, debilitación en sus estructuras, defectos de fabricación y partes oxidadas.