Empieza distribución masiva de tratamientos MAIZ y Catracho

Tegucigalpa – Los tratamientos MAIZ y Catracho para atender tempranamente el COVID 19 y llegar a los mil 600 centros de salud del país empezaron a distribuirse este martes en los centros poblacionales donde la pandemia ha causado mayores daños. Mientras la entrega tardía y la insuficiencia en la cantidad de pruebas aplicadas, para detectar la enfermedad, siguen siendo el talón de Aquiles.

– Los resultados tardíos de PCR, debilidad en manejo de pandemia.

– De mil pruebas que se aplican al día, la mitad no pueden ser procesadas y pasan a una cola, lo que retarda la entrega de resultados.

– Solo al Hospital El Tórax le deben más de 200 resultados de pruebas a pacientes, entre vivos y muertos.

– Se prevé que los tratamientos MAIZ y Catracho llegarán a los mil 600 centros de salud de todo el país.

El inicio de las entregas de los tratamientos abre la esperanza de que los mismos lleguen a pacientes que ya tienen síntomas de COVID 19 o que hayan resultado positivos en la prueba y en ningún caso son profiláctico.

Por ello apremia conocer los resultados de las pruebas de COVID 19, así como hacer un mayor número de ellas. Autoridades sanitarias confirmaron que solo al hospital del Tórax se le deben más de 200 resultados entre pacientes vivos y muertos.

Reparten medicamento

En la primera etapa de los padecimientos se utiliza el tratamiento MAIZ, mientras que Catracho corresponde a una etapa más avanzada del COVID y solo deben ser usados bajo prescripción médica.

Ambos son esfuerzos de estudios médicos hondureños y han sido adoptados por el gobierno de Honduras que se comprometió a llevarlos a todo el país tras acordar la reapertura económica en la mesa multisectorial en la que se adoptaron protocolos de bioseguridad y medidas paulatinas que garanticen un retorno responsable.

En la fase de entrega masiva de los tratamientos, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández y el canciller Lisandro Rosales, quien lidera la fuerza anti-COVID, visitaron centros de distribución de los paquetes medicamentos.

Apremian pruebas

Las autoridades sanitarias alegan que el incremento en la aplicación de PCR es lo que retrasa los resultados.

Pero la tardanza de los resultados de las pruebas PCR para detectar COVID-19, es sin duda la gran debilidad en el manejo de la pandemia en Honduras, coinciden actores sanitarios.

Pese a que se han aumentado las pruebas de 100 a 500 diarias en el país, lo tardío en la entrega de los resultados es otro de los flancos que impide un correcto tratamiento para tomar decisiones oportunas, coinciden médicos.  

Las autoridades sanitarias alegan que el incremento en la aplicación de PCR es lo que retrasa los resultados de estas, en vista que los sistemas están saturados no solamente los hospitalarios, sino también los de atención primaria.

Se toman alrededor de 1 mil pruebas diarias y se procesan 500, es decir que quedan rezagadas la mitad que no pueden ofrecer sus resultados al mismo tiempo, dijo un experto sanitario.

Las pruebas restantes son refrigeradas, pero tienen que pasar a una cola porque existe una mora que se incrementa todos los días, lo que agudiza la problemática para conocer en tiempo real el alcance de la enfermedad.

Personas que han resultado infectadas por COVID, entre ellos médicos, personal hospitalario y pacientes comunes, alegan que los resultados les han sido entregados ocho días después de la toma de las muestras.

Bajan práctica de pruebas

Omar VideaDoctor Omar VideaEl doctor Omar Videa le confió a Proceso Digital que en la última semana se ha incrementado la demanda de pacientes para la aplicación de las pruebas PCR, lo que deriva en que la mora de los resultados sea mayor por parte del Laboratorio de Virología.

“Al incrementarse la mora estamos teniendo un mayor retardo en la respuesta de los resultados, que anda en un promedio en estos momentos de 10 días”, acentuó.

Citó que han detectado que se redujeron la práctica de pruebas, lo que obedece a que el Seguro Social no ha estado realizando un número superior de las PCR debido a la falta de reactivos, por lo que los han buscado sin éxito en los laboratorios privados.

El galeno Videa refirió que si el país no realiza más de 1,000 pruebas al día se queda rezagado en el seguimiento de la pandemia y eso le impide tomar decisiones oportunas.

Citó que para esta semana -la número 12 de pandemia- se esperaban 2 mil 700 casos y apenas se llegará a los mil. La semana anterior fueron 1 mil 540 (positivos), lo que es producto de la baja en la aplicación de las pruebas.

Resultados no deben esperar mucho

Se toman alrededor de 1 mil pruebas diarias y se procesan 500

El médico expresó que “en este momento, al ritmo que llevamos cuando la demanda se va a incrementar más, no podemos esperar mucho tiempo el resultado de las pruebas. La realidad del país es que el médico debe tomar decisiones desde el punto de vista clínico”.

Dijo que el virus solo le da siete días al médico para pasar a la fase pulmonar que es donde se presentan las complicaciones, por lo tanto, es fundamental tener los diagnósticos rápidos.

“El tratamiento debe ser definido por el médico sin esperar el resultado de una prueba en función que el virus circula con mayor libertad actualmente, y existe una mayor cantidad de casos altísima que no se van a lograr confirmar producto que no existe el número de pruebas suficientes”, detalló.

Refirió que en promedio en los países del área los resultados de las pruebas PCR oscilan entre 2 y 5 días, a excepción de Nicaragua, donde las limitaciones son absolutas.

Salud acepta burocracia

Dr. Roberto CosenzaEl viceministro de Salud y encargado de coordinar las acciones del COVID-19 en el departamento de Cortés,  zona norte del país, Roberto Cosenza, admite que se tiene que ampliar la capacidad de respuesta, sin embargo recuerda que los esfuerzos por contrarrestar la pandemia siguen intensificándose a nivel nacional.

En ese sentido, agregó que las intenciones de hacer más pruebas para detectar coronavirus siguen vigentes, pero las mismas deben ir acompañadas de una realidad que responda objetivamente a la personas que se van a evaluar, “porque al incrementar la cantidad de análisis, se pueda dar el caso que la mayoría de ellas salgan negativas y no es lo que queremos”, apuntó.

El doctor Cosenza, asegura que no es conveniente hablar de una cifra específica de pruebas para detectar COVID, porque para aprovechar los recursos que se tienen, “es necesario que una análisis de PCR se aplique a personas que ya se tienen identificadas, porque la idea es confirmar objetivamente”, dijo.

Honduras entre siete países en el mundo con alta letalidad de COVID por tratamiento tardío

“De nada nos serviría aplicar pruebas a personas que no tiene ni la más mínima sospecha de contagio; es mejor tener identificado si es portador de COVID para poderlo asistir medicamente, y así ayudar a la persona para que se recupere y que no sea propagador del virus”, explicó el galeno.

A criterio de Cosenza, es necesario agilizar el proceso en que la información pueda ser más oportuna, ese detalle se tiene que afinar porque se están haciendo muchos exámenes que no están dando los resultados esperados y continuar con la desconcentración de los laboratorios porque existe mucha burocracia en la liberación de resultados.

“Además no olvidemos la burocracia que lleva una prueba de PCR, aquí en Cortés, teníamos retraso de varios días, pero nos hemos logrado estabilizar y estamos hablando de que es el departamento que más pruebas está realizando, esto es para tener una respuesta más oportuna frente a la pandemia”, externó.

Finalmente dijo que el tiempo normal para liberar una prueba de PCR es de tres días y que ahora se trabaja para poder tener resultados en 48 horas y posteriormente a 24, hasta ahí podríamos llegar porque no se podría tener resultados en menos de un día.

Otras voces demandan celeridad

Osmin TovarDr. Osmín TovarEl director del Hospital Escuela, Osmín Tovar, también lamentó que el Laboratorio de Virología tarde mucho en ofrecer los resultados de las pruebas aplicadas a pacientes sospechosos de padecer la enfermedad.

Enfatizó que la respuesta del Laboratorio de Virología “es muy tardada, fuera de tiempo y no nos permite tomar decisiones. Si yo me hice la prueba y soy positivo, puedo estar con ustedes y no hay forma de que lo sepa porque la prueba me tarda 12 días, 14 días… y eso es un retraso inaceptable en los resultados”.

De su lado, el coordinador de los médicos residentes, Eduardo Nazar subrayó que no se puede estar esperando resultados de una prueba PCR por espacio de 7 a 14 días, “yo lo viví en carne propia, se estuvieron más de siete días en una prueba, todo esto apoya a que haya problemas sicológicos en el personal sanitario, pero también hay muchos retrasos en la rápida localización de los pacientes enfermos para aplicarles el tratamiento oportuno”.

Manifestó que tiene el conocimiento que hay 2 mil 500 pruebas PCR rezagadas en los Laboratorios de Virología, por lo que no es el momento oportuno para reabrir la economía y otras actividades en el país.

El Tórax espera más de 200 pruebas

Dra. Nora MaradiagaMientras, la directora del Hospital Cardiopulmonar, conocido como El Tórax, Nora Maradiaga, lamentó la mora de los resultados de las pruebas de PCR que se les practican a los pacientes.

Dijo que no pueden estar esperando tanto tiempo para que sean notificados si los resultados de las pruebas con positivos o no de COVID.

Agregó que hay una mora de 225 pruebas de pacientes que están a la espera que les notifiquen los resultados por el Laboratorio de Virología.

Mencionó que todos los pacientes que ingresan son sospechosos de COVID, hasta que las pruebas no demuestran lo contrario.

Hasta la fecha han muerto 40 pacientes en ese hospital capitalino y “no sabemos si fue por COVID u otra enfermedad”, concluyó.

Lo + Nuevo

22,643FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte