spot_imgspot_img

Embajadores y autoridades de la ONU siembran “Árbol de la Paz y la Unidad”

Nueva York – Con una modesta pero simbólica ceremonia consistente en la siembra colectiva de un árbol como símbolo de paz y unidad, autoridades y Embajadores de 45 países ante las Naciones Unidas (ONU) incluyendo a la Representante Permanente de Honduras, Mary E. Flores, conmemoraron el final de la II Guerra Mundial y el 70 aniversario de la organización.

El evento, que surgió por iniciativa del Embajador de Bielorrusia ante la ONU, Andrei Dapkiunas, contó con la participación del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, el Presidente de la Asamblea General, Sam Kutesa, así como los Embajadores de Angola, Argentina, Armenia, Azerbaiyán, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, China, Colombia, Croacia, Chipre, República Popular de Corea, República Dominicana, Ecuador, Egipto, Eritrea, Fiji, Haití, Honduras, República Islámica de Irán, Kazakstán, Kirguistán, la antigua República Yugoslava de Macedonia, Moldavia, Rumanía, Rusia, Santa Lucía, Samoa, Serbia, Eslovenia, Somalia, España, Siria, Tayikistán, Turquía, Turkmenistán, Uruguay, Uzbekistán y Viet Nam, en calidad de copatrocinadores.     

Tras verter tierra alrededor de la base del árbol, el Secretario General llamó a todos a recordar a aquellos que fallecieron en la guerra, y que se dedicaran a lograr los propósitos e ideales de la ONU.

“Al establecer las Naciones Unidas, los fundadores sembraron las semillas de una organización, con la esperanza de que esta alejara a la humanidad del horror, y la condujera hacia un mejor futuro. Aún hay mucha distancia que recorrer hasta que esas semillas, sembradas hace siete décadas, florezcan en la forma de una vida digna y con paz para todos”, añadió.

La ceremonia se realizó previamente a la sesión solemne de la Asamblea General programada con el fin de conmemorar a todas las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, en apego a la resolución 69-267. La Embajadora Mary E. Flores,  mostró su satisfacción de que Honduras haya apoyado esta iniciativa humilde pero significativa, al contribuir a reavivar nuestra fe colectiva en la paz, no solo como un estado deseado de la humanidad, sino como un imperativo global incuestionable.    

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,625SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img