spot_img

“El Tigre” Bonilla queda con arresto preventivo en proceso de extradición

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El exjefe de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, compareció este jueves en audiencia de información sobre un proceso de extradición que se le sigue solicitado por Estados Unidos por delitos de narcotráfico y otros relacionados con armas.

– Bonilla es el primer alto cargo de la Policía hondureña que enfrentará la justicia de EEUU por delitos de narcotráfico.

El juez natural que conoce el pedido de extradición, determinó dictar detención preventiva, mientras Bonilla Valladares comparece a la siguiente audiencia el próximo viernes 8 de abril a las 10 de la mañana. Además, se ordenó su detención preventiva en el Primer Batallón de Infantería.

El oficial de Comunicaciones del Poder Judicial, Melvin Duarte, recordó que el exjefe policial es acusado por tres delitos: dos de narcotráfico y uno relacionado con armas.

En la audiencia de este jueves, realizada en el Fuerte José Trinidad Cabañas, se le leyeron los cargos y las imputaciones del Estado requirente.

Policía le daba seguimiento

Quince días duró el seguimiento de Juan Carlos Bonilla, conocido como “el Tigre”, quien se movilizaba entre Comayagua y Tegucigalpa, reveló el director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez.

El comisionado Sánchez, relató que se había conformado un equipo completo para dar seguimiento al exdirector de la Policía Nacional, el equipo técnico cubrió con varios vehículos la ruta que él seguía, a veces se trasladaba hasta Trojes, El Paraíso, pero la ruta habitual era de Comayagua a Tegucigalpa.

Detalló que el exfuncionario de la institución policial “El Tigre” Bonilla, se trasladaba en un vehículo de su propiedad tipo pickup, y no andaba seguridad, se conducía solo o con algunos familiares.

Fue hasta el día miércoles que se logró tener la certeza para la captura, pero en horas de la mañana se tuvo que abortar el primer operativo por seguridad de las personas alrededor, pero ya en horas de la noche se pudo concretar la operación.

No opuso resistencia, en el momento en que los equipos especializados le dieron captura, y dijo que entendía que la Policía tenía que cumplir su trabajo.

El exjefe policial comparecerá en una segunda audiencia el 8 de abril a las 10 de las mañana.

Orden de captura estaba desde 2021

El jefe de la Policía reveló que la orden de captura se recibió desde mayo del 2021, “nosotros tuvimos conocimiento hace 15 días”, se conformó el equipo de seguimiento y se dio captura.

No estaba fuera del país, y a la Policía no le sorprendió ese extremo porque había información de inteligencia que se encontraba en territorio nacional, era difícil que estuviera en otro país porque había alerta roja con Interpol en 190 países.

El exjefe de la Policía permanecerá detenido en el Batallón Cobras, en el mismo lugar donde se encuentra el expresidente Juan Orlando Hernández.

Acusaciones de EEUU

El 30 de abril de 2020, la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, acusó al exdirector general de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla Valladares de tres cargos de conspiración para importar drogas y delito de armas.

Desde hace dos años se desconocía el paradero de “El Tigre” Bonilla, quien varias veces ofreció declaraciones a medios de prensa desde la clandestinidad.

Bonilla Valladares se ha negado de todas las acusaciones de EEUU e incluso dijo que enfrentaría la justicia de ese país del norte del continente, pero hasta este día se vuelven a conocer noticias del exjefe de la Policía Nacional en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

Según la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, Juan Carlos Bonilla Valladares presuntamente abusó de su posición oficial para proteger los envíos de cocaína y asesinó a un narcotraficante rival como parte de una conspiración que involucra a políticos hondureños de alto rango y miembros de la Policía Nacional hondureña.

Bonilla es el primer alto cargo de la Policía hondureña que enfrentará la justicia de EEUU por delitos de narcotráfico.

Según las acusaciones contenidas en la demanda que acusa a Bonilla Valladares, la evidencia presentada en el juicio de octubre de 2019 de Juan Antonio Hernández Alvarado en el Distrito Sur de Nueva York, y las declaraciones en audiencia pública durante el enjuiciamiento de Hernández Alvarado.

Desde aproximadamente 1995 hasta 2013, Valladares se desempeñó como miembro de la Policía Nacional de Honduras, ocupando cargos incluyendo, entre otros, jefe de la división de homicidios en San Pedro Sula; jefe de la Policía de la ciudad El Progreso, departamento de Yoro; y jefe de Policía de la ciudad de Quimistán, departamento de Santa Bárbara. Entre 2005 y 2013, Valladares trabajó con miembros de una organización de narcotráfico conocida como Los Cachiros, que era un prolífico y violento sindicato criminal que se basaba en conexiones con políticos, personal militar y fuerzas del orden para transportar cocaína a, dentro y desde Honduras, según la acusación. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img