spot_imgspot_img

El Salvador comienza diálogos para reactivar economía con ONU como observador

San Salvador – El Gobierno de El Salvador instaló este lunes una mesa de reactivación económica para crear protocolos y medidas que permitan la reapertura de los diversos sectores productivos del país de una manera segura para evitar más contagios de COVID-19.

El vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa, confirmó que este lunes el Ejecutivo se reunió con representantes empresariales y le acompañó, como observador, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Ulloa señaló que la reunión «ha dado resultados muy prometedores. Se han establecido hojas de ruta, plazos, agendas y temas para ir empezando a reactivar la economía».

El vicepresidente, quien no brindó detalles sobre los plazos y hojas de rutas establecidas, dijo que el Gobierno es «consciente que el país no puede sostenerse sin reactivar sus cadenas productivas, sin generar lo bienes y servicios con los que funciona la sociedad pero todo a su tiempo».

«Ya en esta mesa, que se instaló hoy y que tuvo como observador a Naciones Unidas, hay resultados positivos y se ha establecido que en la medida de lo posible se van a comenzar a implementar las medidas, si se puede, al finalizar este período (de cuarentena)», apuntó.

El Gobierno alargó, a través de un decreto Ejecutivo, hasta el 15 de junio la cuarentena obligatoria en la que se encuentran los salvadoreños desde mediados de marzo.

Lo anterior, según el Ejecutivo, para evitar que la curva de contagios y de muertes se disparé y para que los hospitales de la red pública no colapsen.

El decreto ejecutivo número 29 fue dado a conocer por el Ministerio de Salud y establece la extensión de la cuarentena, que lleva más de setenta días, y mantiene limitada la salida de los salvadoreños a su número de identidad para poder comprar alimento y medicinas.

En El Salvador se registran 56 fallecidos por el coronavirus, 1.687 casos activos, 1.233 sospechosos y 1.361 personas se han recuperado.

PNUD REAFIRMA SU APOYO

De acuerdo con un comunicado emitido por la Presidencia, la representante del PNUD en El Salvador, Georgiana Braga-Orillard, reiteró el apoyo de esta institución al Ejecutivo de Nayib Bukele.

«Cuenten con nosotros, estamos aquí para apoyar», dijo la representante del PNUD.

Braga-Orillard destacó, según la nota de la Presidencia, que Naciones Unidas está acompañando al Gobierno en «la emergencia de salud, la emergencia humanitaria que se ha empeorado con las tormentas y también en esta emergencia socioeconómica».

Con la activación de la Mesa de Reapertura Económica «se promoverá un diálogo cercano a los sectores productivos que permitirá desarrollar una hoja de ruta a seguir para lograr una reapertura ordenada de la economía, salvaguardando la salud y la vida de los salvadoreños», señaló la fuente.

Las partes, según la Presidencia, acordaron mantener reuniones durante la semana para la continuidad de las pláticas y definir la fecha de reapertura económica.

En el encuentro participaron representantes de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI); la Asociación de Industriales Químico Farmacéuticos; la Corporación de Exportadores de El Salvador, y de empresas de áreas como aviación, bebidas, alimentos, turismo, distribución de energía eléctrica y construcción, entre otros.

EL GOBIERNO NO DIALOGARÁ CON GREMIAL DE EMPRESARIOS

El Gobierno no se reunirá con la Asociación Nacional de la Empresas Privada (ANEP), compuesta por representantes de más de 15.000 empresas, para reactivar la economía salvadoreña tras la suspensión de actividades por la pandemia, según dijo el domingo una fuente oficial.

El secretario privado de la Presidencia, Ernesto Castro, señaló que el Gobierno «ha montado una mesa técnica con empresarios, representantes de la sociedad civil, doctores y con la gente que quiere sumar, pero con los representantes de la ANEP no nos vamos a sentar (reunir)».

«Con Representantes de la ANEP no nos vamos a sentar como Gobierno, porque la ANEP dio un giro últimamente y se ha convertido en un partido político», indicó el funcionario durante una rueda de prensa tras una reunión sostenida con algunos alcaldes y trabajadores por cuenta propia -informales-.

De acuerdo con la ANEP, dicha gremial representa la fuerza productiva y económica de El Salvador, aglutinando en su seno a 50 entidades gremiales pertenecientes a 55 subsectores económicos y más de 15.000 empresas, 93 % de ellas son pequeñas, 4 % medianas y 3 % grandes empresas.

Bukele denunció el sábado una campaña supuestamente «orquestada» por la ANEP para que negocios no esenciales retomen sus actividades este lunes.

En mayo pasado, el mandatario salvadoreño acusó al presidente de la ANEP, Javier Simán, de buscar «sabotear el trabajo del Gobierno» en medio de la pandemia.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,057FansMe gusta
37,539SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img