spot_imgspot_img

El Matador le dice adiós a las canchas pero se queda en el corazón de los hondureños

Tegucigalpa- El Estadio Nacional de Tegucigalpa, donde millares de olimpistas celebraron sus goles y alegraron sus vidas y las de Honduras, Wilmer Neal Velásquez se despide oficialmente del fútbol este 15 de enero.
 

– Jugó por dos décadas y marcó 196 goles en el Olimpia convirtiéndose en el máximo romperredes del fútbol hondureño.

– Integró selecciones juveniles y la mayor, marcando 35 goles.

– Obtuvo 11 campeonatos con el Olimpia.

– Ganó siete veces el título de goleo.

Lo hace como un campeón del deporte y de la vida. Es un futbolista y un hombre de éxito. Su cotidianeidad discurre entre una extraordinaria familia, una afición que le adora y su nuevo rol al frente de la función pública.

El marco para su despedida es perfecto. El simbolismo lo marca la fiesta del centenario del Olimpia, actual campeón nacional y el equipo más popular de este país centroamericano. El club ha programado celebrar su centuria por todo lo alto por eso la fiesta incluye un homenaje a uno de sus grandes: Wilmer Neal Velásquez.

Sus orígenes

“El Matador” como es conocido en el fútbol hondureño nació en el municipio de San Alejo, Atlántida, un 28 de abril de 1972, su padre de nombre Ernesto Antonio Neal y su madre Silvia Velásquez de Neal, son su ejemplo de vida.

Wilmer Velásquez conversó con Proceso Digital y contó parte de su vida, su labor como padre, su paso por el Olimpia y el fútbol extranjero, los preparativos para su despedida del fútbol profesional, su incursión en la política y otros temas.

El futbolista realizó sus estudios en San Alejo, pasó su primaria en la escuela de la Tela Railroad Company, ya que su padre laboraba en dicha empresa. Curso su secundaria en los Institutos Ebenezer de San Pedro Sula; Triunfo de la Cruz, San Antonio en Tela y Atlántida en Tegucigalpa.

Para “el Matador” su familia es la motivación de cada día para seguir adelante, recordó que desde pequeño sus padres realizaron todo lo que estaba a su alcance para darle lo mejor a su hermana y a él. “Cosa que agradezco ya que por ellos, soy lo que soy ahora”, expresó.

Antes de incursionar como futbolista, Wilmer se dedicó a transportar palma africana con un tractor propiedad de su tío.


Ingresó a las filas Olimpia en 1990, luego de que los directivos lo vieran jugar en una selección juvenil en 1989: Su contratación se da a través del entrenador Manuel de Jesús López, muy conocido en la costa norte de Honduras.

Logros

“El Matador” jugó por casi 20 años y marcó 196 goles en el Olimpia convirtiéndose en el máximo rompe redes del fútbol hondureño. Integró selecciones juveniles y la mayor marcando 35 goles, obtuvo 11 campeonatos con el Olimpia. Ganó siete veces el título de goleo, cuatro de ellos de la Liga Nacional y tres en copa Uncaf (1997,2005, 2007); obtuvo dos campeonatos de Copa de Intercubles de la Uncaf.

Su paso por el fútbol extranjero le dejó experiencias buenas y malas “el no poder conseguir los objetivos de poder jugar o anotar los goles como los que hice en Honduras seguramente fue una experiencia que no fue buena, pero a la vez te hacen madurar como jugador y eso es importante, pienso que si bien es cierto que no cumplí con los objetivos de marcar los goles que quería uno aprende de otras cosas”, manifestó.

“El Matador” salió al fútbol extranjero en 1996 su destino fue el equipo Deportes Concepción de Chile en donde anotó ocho goles, luego pasó en 1999 -2001 al fútbol brasileño ahí ingresó a las filas del equipo Sport Recife. Su estadía en ese club no fue la mejor ya que resentía una lesión de clavícula, en el 2001 pasó a formar parte del Atlas de Guadalajara en México donde sólo marcó un gol.

Para Wilmer Velásquez uno de sus mayores logros como futbolista fue integrar la selección mayor.

Según “el Matador” es muy difícil olvidar los goles como uno que metió con la rodilla al Broncos de Choluteca, asimismo un gol que le metió al guardameta panameño, Ricardo Jeans y otro que metió en un clásico al Motagua estando como portero del “ciclón”, Diego Vásquez.

Asimismo el máximo goleador de todos los tiempos de la liga hondureña espera que jóvenes como Roger Rojas, Georgie Welcome y Jerry Bengtson superen los 196 goles que el marcó.

Despedida

Para esta figura olimpista, si bien la dirigencia del Olimpia no estaba obligada a realizarle una despedida, la afición olimpista siempre pensó que lo merecía.

Él cree que el mejor momento es este 2012, aprovechando la celebración del centenario del equipo.

Al “Matador” le hubiera gustado ver ese día a jugadores como Maynor Figueroa, Hendry Tomas, Wilson Palacios, David Suazo, “son jugadores con los que compartí muchas experiencias, son muchachos humildes, honestos, sinceros, pero lamentablemente no podrán estar porque tienen compromiso con sus clubes en Europa”.

Acompañarán a Wilmer sus grandes amigos Denilson Costa, Nerlin Membreño, Arnol Cruz y José Luis “Flaco” Pineda.

Según Velásquez “ya se confirmó que viene para mi despedida Alex Pineda Chacón, un amigo y compañero extraordinario, siempre lo he dicho desde que Alex salió del Olimpia la cuota goleadora de los delanteros disminuyó porque el tenía una visión para alimentar a los delanteros y la mayoría de mis goles fueron habilitaciones que él me hizo”.

Transportándose al día y al escenario de su partido final dice que “no sé que pasará ese día por mi mente, serán momentos de nostalgia, alegría, tristeza, lo importante es que este partido pueda ser una verdadera fiesta, donde me imagino un estadio lleno, con aficionados no solo de Olimpia sino que de todos los clubes porque esto será como un legado en el fútbol hondureño”, expresa.

Asimismo, aprovechó para agradecer a la directiva del Motagua “ellos dieron el espacio para que se pueda disputar este encuentro, agradezco de todo corazón a Pedro, Edy , Javier, porque ellos saben lo que significa el fútbol en sí y lo que puede significar una despedida para un jugador, el día de mañana ellos seguramente lo van hacer con Amado Guevara”, sostuvo.

En cuanto al centenario del club dijo que lo está viviendo al máximo y lo disfrutará todo el año, y que en particular le gusto la camisa de color negro que utilizará el equipo cuando juegue de visita.

El futbolista agradeció el cariño, amor, y apoyo que le ha brindado todo el olimpismo a lo largo de su carrera y ahora en su nueva faceta incursionando en la política “los llevo mi corazón”, dijo con nostalgia.

Incursión en la Política

En otra etapa de su vida Wilmer Velásquez dejó los goles a un lado para incursionar en la política y su labor como regidor en la Alcaldía Municipal del Distrito Central le ha dado la oportunidad de ayudar a los más necesitados, a esa gente que creyó en él y voto en las elecciones de 2009.

“Muchas veces somos expertos en poder señalar a la gente que está dentro de la política y poderlos señalar como sucios, pero hasta que nosotros no nos involucramos y nos damos cuenta en realidad lo que está pasando y sí la gente buena no se involucra difícilmente las cosas pueden cambiar”, señaló.

Agregó que le gusta la política porque le da la oportunidad de poder servir de alguna forma y de buena manera a la gente que más lo necesita.

Velásquez incursionó en la política por invitación del alcalde capitalino Ricardo Álvarez, quien le propuso que lo acompañara en su equipo de trabajo, “escuché la propuesta y me dediqué a ver lo que Ricardo estaba haciendo por la ciudad y me llamó mucho la atención poder llegar con agua para la vida, techos dignos, brindar la mano al necesitado con Primero los Pobres y eso me llamo mucho la atención porque Ricardo es una persona que ha mostrado empatía con los más necesitados y eso me movió y motivo a poder apoyarlo”.

“Me gusta la política, si me gustaría seguir, ahora estoy analizando en que etapa, pienso que de hacerlo seguramente en su momento lo van a conocer”, dijo el ex futbolista al ser consultado si optará a un nuevo cargo de elección popular para el próximo proceso electoral.

Los emigrantes

Aunque nunca pensó en irse de “mojado” y cruzar la frontera para buscar fortuna, “el Matador” es una figura solidaria con los emigrantes hondureños.

“Los emigrante son personas que salen del país en busca de nuevos horizontes porque miran que la vida en el país no es fácil y dejan todo para poder sacar adelante a sus familiares, son gente que necesitan un respaldo enorme y es importante apoyarlos” afirmó.

“Gracias a Dios nunca pensé irme indocumentado pero si tengo familiares que se fueron, ahora ya son residentes, pero cuando se fueron contaron que sufrieron mucho en su travesía hasta llegar a los Estados Unidos, entiendo porque la gente lo hace, se que obedece a una necesidad de poder superarse y poder salir adelante”.

El regidor sostuvo que “el gobierno tiene que generar las fuentes de empleo necesarias para que estar personas tengan trabajos dignos, que puedan desarrollarse de la mejor forma y brindar un sustento a su familia”.

“Vamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance, porque es importante ayudar a los migrantes, ellos son hondureños, son nuestros paisanos, ellos necesitan de una mano amiga”, manifestó.


“El Matador” en esencia

Nombre: Wilmer Neal Velásquez
Estado Civil: Casado con Nubia Enamorado
Hijos: Nuria Paola (16), Génesis Jazmín (13) y Wilmer Emanuel (9)
Entrenador Nacional – José de la Paz Herrera (Chelato)
Entrenador Extranjero: Francisco “Pancho” Zá
Jugador Nacional: Amado Guevara y Carlos Pavón, no quiero dejar fuera a Tomas, Maynor y Wilson que son jugadores extraordinarios, ejemplos dignos de superación.
Jugador Extranjero:
Gabriel Omar Batistuta
Libro: La Biblia
Familia:
Lo mejor que me ha pasado después de conocer a Jesús
Color: Blanco
Amigo: Jesús
Comida Favorita:
Arroz, frijoles, espaguetis y las sopas
Honduras:
Una nación con mucho futuro
Wilmer Velásquez:
Lo mejor de Dios está por llegar a nuestras vidas

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,598SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img