spot_imgspot_img

El Gobierno británico se prepara ante una posible escasez de gasolina

Londres – El Gobierno del Reino Unido trazó hoy planes de contingencia para el caso de que haya una escasez de gasolina en el país, si prospera la proyectada huelga de los conductores de camiones cisterna.
 

El jefe del Ejecutivo británico, David Cameron, reunió hoy al comité de emergencia COBRA, en el que participan sus principales ministros, para analizar las medidas de actuación si finalmente se produce el paro de los distribuidores de combustible, que podría coincidir con las vacaciones de Semana Santa.

Un portavoz de Downing Street, residencia y despacho oficial de Cameron, dijo que los ministros habían analizado cómo hacer llegar gasolina para el funcionamiento de servicios básicos y plantearon también aumentar las reservas.

Además se contempla utilizar, si fuera necesario, a conductores del Ejército y habilitar depósitos adicionales de almacenaje, según la fuente.

Antes de empezar esta reunión, Cameron condenó la huelga e instó a los ciudadanos a llenar sus depósitos de gasolina en cuanto tengan ocasión para evitar quedarse sin ella.

«El sindicato tendrá que dar siete días de aviso en caso de una huelga, de modo que no hay necesidad de hacer fila en las estaciones de servicio, pero, si hay una oportunidad de llenar el tanque, ante la posibilidad de huelga es algo sensato que se puede hacer», afirmó.

Esta recomendación ha suscitado críticas de la oposición política y de servicios como los bomberos, que temen que cunda el pánico, se formen colas en las gasolineras y aumente el riesgo de incendio por almacenaje indebido de combustible.

Así, el servicio de bomberos ha emitido sus propias recomendaciones, en las que aconseja transportar la gasolina en contenedores adecuados y almacenarla lejos de viviendas y fuentes de calor.

En la reunión de COBRA, los ministros reiteraron la condena a la huelga e instaron a las partes a negociar para resolver la disputa con ayuda, si es necesario, del servicio de arbitraje.

El debate sobre esta huelga se produce ante el temor de que coincida con las vacaciones de Semana Santa, cuando muchas familias británicas se desplazan dentro del país por carretera.

Los trabajadores de cinco de las siete compañías distribuidoras de carburante en el Reino Unido votaron el lunes a favor de hacer una huelga en Semana Santa en protesta por sus condiciones laborales y de seguridad, si bien los sindicatos no la han convocado aún.

La posible huelga coincide con un momento de precios récord del combustible en el Reino Unido, donde un litro de gasolina sin plomo cuesta unas 1.40 libras (1.66 euros).

En 2000, una protesta contra los altos precios del carburante provocó un gran caos en el Reino Unido, donde hay alrededor de 7,900 gasolineras.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,517SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img