spot_imgspot_img

Ecuador registra 80 nuevos fallecidos por COVID-19 y totaliza 4,087

Quito – Ecuador registró este jueves 4,087 fallecidos confirmados por la COVID-19, lo que representa ochenta más que la víspera, según las cifras oficiales, que dan cuenta de otros 2,770 decesos sospechosos por la enfermedad.

El número de contagiados confirmados totalizó 49,097, 607 más que el miércoles.

Desde que se informara del primer caso el pasado 29 de febrero se han recogido un total de 137,060 muestras para el coronavirus SARS-CoV-2, entre PCR y pruebas rápidas en Ecuador, un país habitado por más de 17 millones de personas.

En función de esas pruebas se descartaron 67,171 casos, precisa el parte oficial.

Los datos por provincias, basados únicamente en las pruebas PCR, indican que la costera Guayas continúa a la cabeza en el número de contagios con 14,728 y 1,516 decesos, una situación que refleja una notoria estabilidad sanitaria en esa zona después de la crisis que vivió en la segunda quincena de marzo y la primera de abril.

Le sigue la andina Pichincha, cuya capital es Quito, con 5,645 casos y 421 fallecimientos.

A esas provincias les siguen en orden Manabí, con 3.642 positivos; Los Ríos, con 2.039; El Oro, que reúne 1.657; Santo Domingo de los Tsáchilas, 1.537; Esmeraldas, con 1.677, y Azuay, con 1.349, mientras que el resto de provincias tienen menos de mil casos cada una.

El boletín diario precisa que 20.109 contagiados están estables en aislamiento domiciliario y 545 hospitalizados en condición estable, mientras que 233 se encuentran ingresados bajo pronóstico reservado.

Otros 4.910 pacientes se han recuperado, 6.021 recibieron el alta hospitalaria y 13.192 fueron dados de alta epidemiológica.

Ecuador se encuentra en un proceso de cambio de fase de la estrategia epidemiológica para pasar del aislamiento masivo al distanciamiento social, con el levantamiento coordinado de las restricciones que entraron en vigor con el estado de excepción el 16 de marzo y que el Gobierno ha extendido hasta mediados de agosto.

De los 221 cantones que tiene el país, unos 130 están en amarillo y dos en verde en la fase de desescalada, inspirada en un semáforo epidemiológico que marca por colores (rojo, amarillo o verde) el proceso de reactivación.

Quito pasó del color rojo al amarillo hace dos semanas, lo que se ha traducido, por ejemplo, en la reanudación paulatina del transporte público, la apertura de comercios y negocios no imprescindibles y la vuelta parcial a los puestos de trabajo de manera presencial, aunque aún prima el teletrabajo.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,071FansMe gusta
37,648SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img