POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Standard & Poor´s también mantiene calificación y perspectiva estable de BB- para Honduras



Standard & Poor´s también mantiene calificación y perspectiva estable de BB- para Honduras
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - La firma Standard & Poors Global Ratings, emitió este miércoles un comunicado en el que informa que mantiene la calificación y perspectiva estable de BB- para Honduras.

Así lo ha dado a conocer la ministra de Finanzas, Rocío Tábora en su cuenta de Twitter donde destaca que esa calificación refleja el compromiso del gobierno hondureño con la moderación fiscal, amplio acceso a fuentes de financiamiento y recuperación económica en 2021.

“El Gobierno de Honduras también mantiene su calificación y perspectiva estable de BB - según fue presentado el día de hoy (6 de mayo de 2020) por Standard & Poor’s (S&P) en un comunicado reciente”, apuntó Tábora a través de la red social.

Destaca que: “La calificación refleja el compromiso del Gobierno con la moderación fiscal, amplio acceso a fuentes de financiamiento y recuperación económica en 2021 que contribuirá a contener el deterioro de las finanzas públicas y liquidez externa derivada del COVID-19 y recesión global”.

Refiere que S & P: “Asimismo, valoran positivamente las medidas fiscales, monetarias y macrofinancieras tomadas para responder a la atención médica y crisis humanitaria, proteger el empleo y mitigar el impacto en la actividad económica”.

La calificación BB- con perspectiva estable, según la firma Standard and Poor´s, significa que el gobierno tiene suficiente capacidad para renovar su deuda a corto plazo.

Tal como se apuntó, a criterio de Standard & Poor´s, la perspectiva estable refleja que el compromiso del gobierno con la moderación fiscal, su amplio acceso a las fuentes de financiamiento y la recuperación económica en 2021 que contendrá el deterioro potencial de las finanzas públicas y la liquidez externa derivada de la pandemia de COVID-19 y la recesión global.

La calificadora asume que los déficits fiscales permanecerán contenidos después de la expansión única en 2020. También espera que una combinación de recuperación económica que comience el próximo año y políticas económicas cautelosas ayudará a revertir el deterioro a corto plazo en los perfiles fiscales y de deuda del soberano.

La trayectoria económica, fiscal y de deuda de Honduras se deteriorarán debido a la recesión económica mundial y al impacto de la pandemia de COVID-19, advierte la firma.

Sin embargo, espera que el gobierno tome medidas para estabilizar la economía mientras aborda los costos sociales y de salud inmediatos asociados con la pandemia. El amplio acceso del país a las fuentes oficiales de financiación debería mantener la liquidez externa y la estabilidad del mercado financiero, pondera.

Reitera que la pandemia de COVID-19 y la recesión mundial tendrán un impacto severo en la economía de Honduras en 2020. El gobierno ha declarado un estado de emergencia nacional y ha adoptado medidas de contención, incluido el toque de queda en todo el país y el cierre de las fronteras nacionales.

Asimismo, destaca que las autoridades han tomado medidas fiscales, monetarias y macrofinancieras para responder a la atención médica y crisis humanitaria, proteger el empleo y mitigar el impacto en la actividad económica.

Apunta que el Congreso aprobó una ley especial de rescate económico que difiere a la segunda mitad de 2020 los pagos de impuestos a las ganancias y contribuciones sociales, favoreciendo a las pequeñas y medianas empresas (PYME). Los pagos del impuesto al valor agregado también fueron diferidos para las Pymes en sectores no esenciales que no operan durante el toque de queda.

En el comunicado de S&P, se resalta que a pesar de la recesión, espera que el Gobierno siga comprometido con el programa de reforma en el sector energético, aunque con demoras y modificaciones.

“Entre las políticas planificadas hay un nuevo esquema tarifario; escisión de la ENEE en subsidiarias para generación, transmisión y distribución; y reduciendo los costos de financiamiento y las pérdidas de electricidad. En nuestra opinión, la reforma energética en curso reducirá los costos de producción y creará un sistema eléctrico más eficiente, mejorando la competitividad general de la economía”, destaca el comunicado.

Puntualiza que, a pesar del empeoramiento fiscal en 2020, espera que una política fiscal continua y cautelosa, conduzca a un estable servicio de deuda del gobierno general durante el período 2021-2023.

Estima que después de los déficits esperados del Gobierno Central, la deuda neta podría aumentar hacia el 40.4 por ciento del PIB en 2020 del 34.5 por ciento obtenido en 2019.

La composición de la deuda de Honduras sigue siendo favorable, con la mayor parte de su deuda externa adeudada a instituciones multilaterales y con una mejora gradual en su perfil de deuda interna. Más del 70 por ciento de la deuda total está en moneda extranjera.

Además, se prevé que los pagos de intereses de la deuda se mantengan en torno al 13 por ciento de los ingresos del gobierno general, según Standard & Poor´s.

La agencia espera que el perfil externo de Honduras se mantenga estable a pesar de la volatilidad global. Se espera que la caída de las exportaciones y la reducción de las entradas de remesas, dada la menor demanda mundial y la recesión de EEUU, respectivamente, se compensen con una disminución de las importaciones, debido a una demanda interna moderada, y la caída de los precios del petróleo.

Como resultado, espera que el déficit de cuenta corriente (CAD) se reduzca a 4.4 por ciento del PIB en 2020, desde un estimado 5.6 por ciento en 2019. Aunque espera una caída en las entradas de inversión extranjera directa, es probable que continúen cubriendo en gran medida los CAD. Tales entradas fueron alrededor del cuatro por ciento del PIB en promedio en los últimos tres años.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

       


TerraProceso Digital 550x90