Diputado del PAC se queja por medidas de seguridad que se aplican en el Congreso

Tegucigalpa – El diputado del Partido Anti Corrupción (PAC), por el departamento de Cortés, Luis Redondo, se quejó por las medidas de seguridad a los que son sometidos los legisladores en las sesiones del Congreso Nacional.
 

“A nosotros los electores a través del voto, nos dieron su confianza para que pudiéramos ser sus representantes; el hecho de que aquí en el Congreso, hagan una revisión de nosotros, de las carteras de algunas diputadas, porque no le revisan a todas, hay otras que pasan de un solo o que se haga una revisión, me parece que es poner en duda la honorabilidad de la cual nos hacen saludo todos los días, nos dicen honorables, pero aquí está en duda”, argumentó Redondo.

Reiteró que la confianza que tuvieron los electorales al favorecerlos con su voto, debe ser trasladada al Congreso Nacional, aunque dijo estar de acuerdo que se redoble la seguridad cuando se presenten visitas o personas que se necesite establecer algún tipo de restricción.

“Pero los diputados, que gozamos de la confianza del pueblo y que hemos sido electos; es un poco penoso, para mí es incómodo, cuando yo vine la primera vez, no existía; hay una puerta ahí detectora como en los bancos que no existía, si suena no se abre la puerta; entonces yo en lo personal, lo que hago es que yo no me someto, yo paso de un solo”, señaló.

Agregó que lo que se ha hecho ahora, es que para doblarles un poquito el corazón, a la entrada han puesto a una muchacha que está embarazada, entonces los diputados para ser amables, pasan por ahí, pero en realidad es penoso.

Aseveró que ese sistema no existía en las dos primeras reuniones y fue a partir de la tercera sesión que se instaló ese dispositivo de seguridad al que deben someterse los diputados.

“Me parece que tienen miedo de algo, pero por qué; aquí hay guardaespaldas de diputados que andan armados, no son seguridad del Congreso; yo recuerdo en la segunda instalación en la elección de la junta directiva permanente que yo me le acerque a don Mauricio Oliva y le pedí que las personas que estaban ahí armadas y que se confundían con los suplentes, se retiraran; entonces él me dijo que la seguridad del hemiciclo le correspondía a él, de acuerdo, le corresponde a él, pero también a todos nosotros”, cuestionó Redondo.

Lo + Nuevo

22,247FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte