Tegucigalpa – Luego que el Ministerio Público formalizara requerimientos fiscales contra tres de los propietarios de la mina de San Juan Arriba, El Corpus, Choluteca, donde 11 obreros quedaron soterrados y solamente tres fueron rescatados, Virgilio Zúniga, uno de los acusados, dijo que este viernes se presentará ante las autoridades correspondientes.
 

Los requerimientos con orden de captura, fueron emitidos en contra de Geovany Zepeda, Eduard Maradiaga y Virgilio Zúniga.

En ese sentido, Zúniga brindo declaraciones a periodistas y reconoció que en el lugar no existe ningún permiso de explotación minera y que él recientemente había alquilado el terreno y contrataba obreros para que laboraran en el lugar.

“Desgraciadamente yo solo tenía dos meses de dedicarme a la explotación minera”, expresó el imputado.

Al mismo tiempo, dijo que “este percance que hubo, me tocó a mí enfrentarlo, pero no tengo palabras para decir cómo me siento”.

Zúniga aseguró que se encuentran en contacto con los familiares que los obreros soterrados en la mina al aseverar que también “tengo el apoyo de los empleados, ellos saben que con lo ocurrido, hemos trabajado día y noche”.

“Nadie quería que esto pasara y yo sé que el Señor (Dios), me va a juzgar”, remarcó.

Aseveró que mañana se presentará ante las autoridades en respuesta al requerimiento emitido en su contra. “Yo me presentaré ante la justicia hondureña, Dios me va a defender, es mi primer abogado”, apuntó.