spot_imgspot_img

Deuda y caída de la economía, efectos fatales del COVID-19

Tegucigalpa – El incremento de la deuda externa, un derrumbe económico y con ello la caída de los ingresos fiscales son el panorama que se observa deja la pandemia del coronavirus a más de dos meses de su detección en Honduras, sin que haya una salida clara de la situación.

El efecto en sí de la pandemia, de acuerdo con datos oficiales, no ha sido tan terrorífico como señalaron las proyecciones de los epidemiólogos auxiliados por matemáticos, que llegaron a plantear centenas de miles de contagiados y con ello miles de muertos.

Los hospitales sampedranos que atienden casos de COVID-19, están a punto de colapsar por la cantidad de pacientes ingresados

Eso no soslaya que si hay daños en los afectados, ya que hay más de cuatro mil afectados y los muertos superan las 180 personas, aunque hay más de 400 recuperados, con Cortés y Francisco Morazán como los departamentos más golpeados.

Y la situación es tal que la comunidad médica comienza a alertar del colapso de hospitales, advirtiendo el doctor Carlos Umaña, un líder de los médicos del Seguro Social de San Pedro Sula, que es inminente el ingreso a la fase 5 de la epidemia, que significa que hay miles de casos y el sistema hospitalario ya no puede atender a todos los afectados.

Economía, primera golpeada

Cuarentenas y toques de queda se extienden para frenar COVID-19

Pero tras dos meses y medio de estar confinados los hondureños, con una emergencia sanitaria que ha obligado a extender los toques de queda, la economía es sin duda la primera gran golpeada por la pandemia del COVID-19.

El Congreso Nacional aprobó 2,500 millones de dólares en endeudamiento al gobierno, a fin de que la Secretaría de Finanzas salga a colocar deuda en los mercados, tanto nacional como en el extranjero, especialmente en el mercado de bonos.

La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, señaló en la cuenta de Twitter de la institución que se han suscrito y gestionado un total de 1,047 millones de dólares con organismos internacionales.

Igualmente se informó que el Banco Centroamericano de Desarrollo Económico (BCIE) desembolso 100 millones de dólares, de unos 300 millones aprobados, para apoyar la reactivación del sector de la micro, pequeña y mediana empresa (Mipyme).

De esa suma aparentemente no se incluyen los 2,500 millones de dólares aprobados por el Congreso Nacional, ya que deben salir a buscar donde colocar dicha deuda.

Derrumbe de producción y empleos

Juan Carlos SikaffyPor su lado el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, anunció que Honduras ya perdió unos 80 mil millones de lempiras de su Producto Interno Bruto (PIB), lo que equivale a un virtual derrumbe de la producción de bienes y servicios.

Ese dato de Sikaffy supera los peores pronósticos del Banco Central de Honduras (BCH), que estimaba una caída del PIB hasta el 3.9 por ciento, aunque economistas independientes indicaban que llegaría al 4 por ciento.

El dato del titular del Cohep indicaría que la caída del PIB superaría el 10 por ciento, ya que el PIB superaría los 640 mil millones de lempiras el presente año.

Sikaffy instó al gobierno a una reapertura inteligente de la economía y les recordó que económicamente la nación ya no aguanta otras dos semanas en confinamiento.

El doctor Umaña recomendó al menos otros dos meses de confinamiento para el valle de Sula, la locomotora de la economía hondureña.

Pero Sikaffy indicó que el sector más golpeado es la Mipyme que fue forzado a suspender sus actividades y despedir medio millón de trabajadores, los cuales perdieron sus ingresos y actualmente pasan hambre.

Se estima que más de 200 mil trabajadores han sido suspendidos por las empresas, especialmente el sector maquila, lo que ha dejado a estos trabajadores sin ingresos por varios meses.

Caída de ingresos

Reducción de 16 % al Presupuesto General propondrá ministra de Finanzas al CN

Pero también el gobierno ha salido golpeado por la caída de los ingresos fiscales, justamente provocado por la parálisis de la economía.

La ministra Tábora señaló que los ingresos bajarán en el rango de 18,472 millones de lempiras, lo que obligará a readecuar el presupuesto de ingresos y gastos en un 16 por ciento, el que deberá enviar al Congreso Nacional para su respectiva aprobación.

Pero la administración cubrirá buena parte de la caída de impuestos con los empréstitos que asuma durante esta pandemia.

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img