spot_imgspot_img

Custodio critica al gobierno de Lobo por crear incertidumbre y actuar con lentitud

Tegucigalpa – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Ramón Custodio, cuestionó al gobierno del presidente Porfirio Lobo por sembrar la incertidumbre y actuar con lentitud en los problemas que ameritan acciones urgentes como la depuración de la Policía Nacional y otros temas de interés nacional que afectan a la población.
 

*Según el ombudsman hondureño, en las actuales circunstancias, la población hondureña vive bajo un “terrorismo policial”.

Custodio comparó que hay mucha diferencia entre esta administración y la del ex presidente Rafael Leonardo Callejas (1990-1994) respecto a la toma de decisiones gubernamentales.

Recordó que cuando se produjo la crisis de la Policía, en 1993, se actuó casi de inmediato y en cuestión de días la Comisión Ad- Hoc, creada por el entonces presidente Callejas, se determinó desaparecer la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI) y crear el Ministerio Público y una nueva Policía de investigación.

“Lo que está ocurriendo ahora, es un proceso lento y pareciera que en el Poder Ejecutivo consumen mucha sopa de lentejas”, criticó el ombudsman hondureño.

Consideró que el Poder Ejecutivo es clave para todos los cambios que se quieran hacer en la forma de gobernar el país con eficiencia.

No obstante, cuestionó que si el gobierno al provocar la incertidumbre, lo único que hace es posponer las respuestas que nunca se dan.

Sobre la pretensión del Ejecutivo para reformar la Constitución a fin que las Fuerzas Armadas asuman funciones policiales, Custodio piensa que cada anuncio que hace el gobierno de Lobo, lo hace con el propósito de aumentar la incertidumbre entre la población.

“Sólo ellos saben qué es lo que pretenden y qué es lo que quieren lograr realmente”, añadió.

Expuso que la función y razón de ser de las Fuerzas Armadas está más que clara en la Constitución de la República.

“Las Fuerzas Armadas tienen sus funciones y sus atribuciones, cualquier otra tergiversación es como para estar alimentando un espíritu de cambio de la Constitución”, advirtió.

El dirigente de derechos humanos, considera que Honduras no necesita cambiar su Constitución, sino que lo que necesita es un gobierno que tome decisiones.

Recordó que cuando se produjo la crisis de la Policía a inicios de 1993, el gobierno actuó de inmediato y la comisión nombrada por el Ejecutivo determinó en cuestión de días, desaparecer la DNI y crear el Ministerio Público con una Policía de investigación bajo su dependencia.

En febrero de 1993, la sociedad hondureña puso en la picota pública a las Fuerzas Armadas y en particular a la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI) por su larga carrera de violaciones, hostigamiento e impunidad, remembró Custodio.

Añadió que el debate se originó con el asesinato, en San Pedro Sula, de Eduardo Piña Vantuyl, el 29 de enero de 1993, a manos de supuestos militares que se conducían en una moto de color rojo.

A lo anterior se sumó la denuncia pública que el 8 de febrero del mismo año brindó Josué Elí Zúniga, un ex miembro de la DNI de San Pedro Sula que buscó protección en un medio escrito y luego en el Conadeh.

Zúniga, muerto recientemente en circunstancias aún no esclarecidas, involucró a altos oficiales y a conocidos agentes de la DNI de participar en crímenes, narcotráfico y otras acciones delictivas.

Tanto el asesinato de Piña Vantuyl como las denuncias del ex agente Zúniga, obligaron al gobierno del ex presidente Callejas a integrar una Comisión Ad-Hoc de Alto Nivel para que investigara el tema.

Según Custodio, la muerte violenta de Piña Vantuyl en San Pedro Sula y el testimonio de Zúniga, causó cambios inmediatos en la estructura de la seguridad pública del país.

“Por eso señalo la diferencia que hay cuando se toman decisiones y cuando más bien se siembra incertidumbre”, reiteró.

Agregó que “la población vive, en las actuales circunstancias, bajo un terrorismo policial”.

“El pueblo tiene miedo y uno de los tantos miedos que tiene el pueblo lo generan los malos policías”, acotó.

Comentó que en Honduras hay buenos y malos policías, no obstante, aseveró que en la estructura policial actual los malos aparentemente tienen más poder que los buenos.

En su informe, sobre la situación de los derechos humanos en Honduras en 2011, entregado al Congreso Nacional, el Conadeh denunció la participación de agentes del Estado en la ejecución y desaparición de personas.

En noviembre de 2011, Custodio pidió al Congreso Nacional la aprobación inmediata de las figuras penales de la ejecución extrajudicial y desaparición forzada. Esta última fue aprobada esta semana en la Cámara Legislativa.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,498SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img