spot_imgspot_img

Cuatro soldados muertos por ataque de independentistas en el oeste de Camerún

Yaundé  Cuatro soldados han muerto en un ataque perpetrado por supuestos terroristas alienados con el movimiento separatista anglófono de Camerún en la localidad de Kembong, en la región suroccidental del país, informó hoy el portavoz del Gobierno, Issa Tchiroma Bakary.

Este ataque, llevado a cabo ayer, eleva a quince el número de militares muertos desde principios de noviembre tras el recrudecimiento de los enfrentamientos, en los que también han muerto numerosos independentistas.

En los últimos días, al menos 30 personas habrían muerto durante las operaciones del Ejército camerunés en la zona, según fuentes locales consultadas por Efe.

Tchiroma Bakary responsabilizó al grupo autodenominado como Fuerzas de Defensa de la Ambazonia, acusado de los anteriores ataques contra militares después de haber emitido un vídeo en el que advertían que protegerían su territorio «de la ocupación».

El portavoz del Ejecutivo aseguró que se han desplegado fuerzas militares sobre el terreno que han «neutralizado» a un «numeroso grupo de terroristas», al tiempo que han «arrasado los refugios de estas hordas de asesinos» y «liberado» a los pueblos que el grupo había «tomado como rehenes».

El pasado 28 de noviembre, otros cuatro militares fueron asesinados en las proximidades de la ciudad de Mamfé, también en la región del Sudoeste, tras lo que el presidente del país, Paul Biya, pidió a las Fuerzas Armadas que reforzaran su ofensiva contra los independentistas armados.

Camerún fue colonia inglesa y francesa hasta 1960, cuando se independizó de ambas potencias e instauró un Estado federal hasta la celebración de un referéndum en 1972, que lo reconvirtió en un Estado unificado. Desde entonces, ambos idiomas son cooficiales y conviven junto a 250 lenguas locales.

Sin embargo, la minoría anglófona se queja de marginación con respecto a la mayoría francófona en materia de distribución de la riqueza y de que el inglés está considerado una lengua secundaria, por lo que reclaman la vuelta al federalismo o la independencia de estas regiones.

El Gobierno camerunés, dirigido por Biya desde 1982 (aunque fue primer ministro desde 1975), se muestra inamovible frente a estas demandas e incluso se niega a que sean debatidas en órganos legislativos, lo que ha provocado fuertes quejas por parte de la oposición.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,053FansMe gusta
37,517SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img