POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Médicos hondureños hacen de Twitter su aliado contra el COVID



El Twitter se ha convertido en una herramienta poderosa de los galenos para comunicarse con el pueblo o para que los periodistas tomen sus mensajes.
El Twitter se ha convertido en una herramienta poderosa de los galenos para comunicarse con el pueblo o para que los periodistas tomen sus mensajes.
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - En medio de la infodemia u ola de desinformación que se da en forma paralela al tema del coronavirus o Covid19 en las redes sociales y algunos medios de comunicación, existe también información valiosa que educa y orienta sobre la pandemia, sus síntomas y manejos. Así lo han evidenciado un grupo de médicos hondureños tuiteros que por medio de esta red social informan, aconsejan, advierten y educan a sus lectores y seguidores.

Sin proponérselo, algunos se han convertido en tendencia o referentes sobre la materia, con su estilo muy particular para reclamar, advertir o sugerir cambios en la política sanitaria. El temos también se apodera de ellos y su principal reclamo a la sociedad es que no atienden las medidas de aislamiento social y con ello ponen en riesgo no solo sus vidas y la de sus de sus familias, también la de los responsables de la cadena de salud que en primera fila deben atender las emergencias y sus urgencias.

Desde antes que la pandemia atacara a Honduras, algunos médicos especialistas y residentes hacían uso de la red social de Twitter para advertir los alcances del virus, el panorama que le esperaba al país si las decisiones preventivas y de ataque eran tardías, así como el riesgo que les esperaba por carecer de equipo adecuado para atender el contagio.

En sus mensajes en Twitter, los médicos han utilizado una y mil formas para captar la atención de sus lectores, cuentan historietas adaptadas al organismo humano y su funcionamiento, piden a gritos que la autoridad sea más enérgica con el toque de queda, claman a la gente para que se queda en casa, regañan, patalean y hasta confiesan sus miedos en un afán por generar conciencia sobre un partido de fútbol, al que el pueblo no fue invitado, y ahora le toca jugar como si fuera el último de su vida porque está en juego su sobrevivencia. Así más o menos andan sus mensajes por las redes.

Ni aceite de zorrillo, ni manteca de coyote

El más activo y beligerante de todos ellos es el doctor Hugo Fiallos, que en su cuenta de Twitter se denomina: DR HUGO STRANGE y se le encuentra en su cuenta @DrDark_Angel, desde ahí, ofrece una serie de consejos, advertencias y regaños que llaman a reflexionar y a entender el llamado de angustia, que muchas veces hace desde su espacio, ante la terquedad de la ciudadanía por no entender la dimensión de la emergencia ocasionada por la pandemia.

El doctor “ángel de la oscuridad” como podría traducirse su cuenta, es un especialista en cuidados médicos intensivos que trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y tiene una forma muy peculiar y efectiva de comunicar: usa la metáfora, la literatura, las historietas cómicas, la sátira y el humor para llamar pan al pan y vino al vino. De vez en cuando matiza sus mensajes con la poesía, la música y sus relatos novelados. En todos ello, hay información y fuertes dosis de educación.

Medicos TwDesde antes que la pandemia atacara a Honduras, algunos médicos especialistas y residentes hacían uso de la red social de Twitter para advertir los alcances del virusEn su interacción con sus lectores, le preguntan que si el vinagre con sal y agua caliente es bueno para prevenir o matar el virus, y él no duda en constarles que lo único que lograrán es “quemarse su garganta”. Y no duda entonces en postear: “Lectores por favor, no existe en este momento ningún medicamento, NINGÚN MEDICAMENTO, NINGÚN TRATAMIENTO, NINGUNA HIERBA que evite que se infecten con el #COVID19 excepto quedarse en su casa. No boten su dinero en hígado de zorillo u otras papadas. Solo debes #Quedateencasa”.

“El virus del #COVID19 se transmite por GOTITAS de SALIVA de un infectado que llegan hasta su nariz, boca u ojos. No hay otra forma de contagio. Si usted no se toca la cara, si no toca a nadie, si no anda tocando superficies públicas, o anda amontonado, NO SE VA A ENFERMAR. Lo que hay es mucha gente infectada sin síntomas que anda contagiando a otra gente. Por eso aparecen que no saben dónde se contagiaron. O personas que simplemente mienten en sus respuestas. Pero el virus NO ES AÉREO. Cuídense”, educa y aconseja el doctor.

Producto de sus consejos, su humor negro y su estilo para regañar, su cuenta en Twitter se ha disparado, asegura este galeno intensivista, amante de la buena música, la lectura, las películas, y quien, 25 años después de la muerte de la cantante estadounidense de ascendencia mexicana, Selena, del género tex mex, no termina de entender por qué fue tan famosa. No era su favorita.

Los enfermos -dice el doctor Hugo Strange- son personas, con ansiedad, con miedo, con angustia por lo desconocido. Por favor, no fomentemos el temor, no difundamos ignorancia, no nos volvamos racistas. “Y si usted está enfermo, se lo suplico, los médicos podemos ser muy guapos, pero no somos clarividentes. No nos oculte información, ocultar información mata a las personas”

Hugo Strange o el “ángel de la oscuridad”, explica en algunos de sus posteos como los virus dañan la salud, la complejidad de entrar a una UCI, lo que sucede cuando el cuerpo tiene bajas las defensas, la angustia que se vive en las salas de los hospitales en la lucha por salvar una vida, y lo que es más impactante aún: el escaso personal especialista existente.

Los miedos médicos

“Tengo miedo”, dijo un día en su red, el doctor Strange: “Hoy es uno de esos días en los que mi miedo rebasa mi vocación. Despertar cada día y preguntarse: ¿será hoy? ¿Me contagiaré hoy? ¿Quién me irá a contagiar? Tengo miedo. Y ese miedo es a diario. Pero el miedo no me inmoviliza. Hasta que emocionalmente me agota. No por mí. Los sobornos, las prebendad, los aumentos, el narcotráfico, la extorsión, la explotación y todas esas transas que les han ganado el título de “señor”. Los médicos no podemos tener miedo, un médico con miedo duda, y la duda mata. Piensen en esto señor por Dios. Solo somos siete…”

“SOLO siete personas en esta ciudad (Tegucigalpa) capaces de manejar eficientemente un respirador mecánico (no le digo ventilador porque estoy seguro de que van a preguntar si de pedestal o de techo) y después vendrán los colegas internistas, con conocimiento y habilidad y disposición) …”

 Y así van los relatos de este médico a medida que avanza la pandemia, a medida que la gente no respeta las reglas de aislamiento social, a medida que ve las denuncias de sus galenos por falta de equipo biomédico necesario, a medida que suben la cifra de muertes y de contagio.

A veces su impotencia se deja ver en algunos de sus mensajes. Uno de ellos es el siguiente: “Le promete que si usted se enferma por andar en las calles y por esas casualidades de la vida me llega a la UCI voy a hacer todo lo posible, haré todo mi esfuerzo, con todo lo que tenga, para salvarle la vida. Pero cuando nadie me vea, le voy a pegar un pijazo por andar de pendejo”, advierte este médico tuitero con más de trece mil seguidores.

El fútbol para educar

Otro médico que usa las redes sociales, y en este caso Twitter para comunicarse y mostrar sus reclamos por la apatía ciudadana a respetar las normas de confinamiento, es el doctor Carlos Umaña @drcumana , quien labora en el IHSS de San Pedro Sula, y ha sido quizá uno de los más mediáticos en esta crisis por sus entrevistas en los medios de comunicación social, la forma directa en abordar el problema y su llamado enérgico a implementar medidas más drásticas de confinamiento porque se angustia al pensar que el desbordamiento de una pandemia no controlada, colapse no solo el sistema sanitario, también a ellos.

El doctor Umaña, gusta mucho usar la figura del deporte, en especial el equipo de fútbol habla del gran partido que está librando el país, y en uno de sus muchos mensajes señala: “sé el líder del equipo y métele gol al Covid19. Fin de semana crucial para Honduras…es necesaria la responsabilidad de cada uno…el país necesita defender su cancha…y el 10 en su casa eres tú…tú armas y tocas el balón…diriges tus jugadores y le metes gol al Covid19…”.

“Es muy preocupante que el modelo matemático superado inicia una semana realmente trascendental y dependerá de ustedes hondureños… por favor un respiro no queremos ser superados los médicos”, no se cansa de advertir el doctor Umaña con más de 10 mil seguidores y a quien alguien le clonó su cuenta para desinformar, y éste tuvo que denunciarlo.

“Quiere conocerme en persona, enférmese y lo espero en el IHSS…amablemente lo sedaremos para que esté tranquilo…y si Dios tiene misericordias para usted despertará del sueño profundo…pero si ve la luz del túnel...él lo espera allá en el cielo…”, postea Umaña, quien dejó entrever su malestar al ver el viernes 3 de abril, las calles abarrotadas de personas ante las disposiciones de salir de la gente según número de identidad.

La región de Cortés concentra el epicentro de la pandemia que reporta ya 268 casos de contagios a nivel nacional con un total de 22 muertes. Del total de casos, la región de Cortés concentra 169 y 15 muertes, según el último reporte del Sinager el 4 de abril. En Cortés, las regiones de Villanueva. San Pedro Sula y Choloma están entre quienes más cifras de contagio reportan.

Por ser zonas de alto movimiento productivo y comercial y de mucha población, no es casual que la pandemia tenga ahí su centro de mayor contagio, gente joven, el trabajo en las maquilas, el movimiento aduanero, entre otros, vuelven la zona atractiva para el coronavirus, por eso el llamado de angustia del doctor Umaña, que en más de una oportunidad ha mostrado su impotencia de forma tal, que ha derramado un par de lágrimas frente a las cámaras.

“Qué tristeza ver las calles de nuestro país atestadas de gente…oro por sus almas…pero más oro por los que permanecen en sus casas aguantando…”, escribe el galeno.

En sus llamados, señala que si la gente quiere colaborar que arme equipos de bioseguridad que consisten de lo siguiente: gorro, mascarilla n95, bata cubre zapatos y un visor, entréguelo al hospital más cercano del IHSS o Secretaria de Salud y todos salvarán vidas en estos momentos de solidaridad, aconseja.

No es una película, es real

Umaña le dice a la gente: “si usted tiene dolor de garganta, pérdida de olfato y sabor, fiebre y dificultad respiratoria, no se automedique, no use esteroides ni otra medicina. No llegue tarde a consulta hemos descubierto que el temor a su comunidad hace que el afectado no acuda”.

Otro médico residente que postea sus angustias y también sus alegrías en Twitter es Eduardo Nazar @EduardoNazar, para quien la pandemia a veces quisiera verla como si estuviera presenciando una película de ciencia ficción, pero no es así, está ocurriendo en el país y de forma tan real y descarnada que le preocupa.

Mas medicos en TWEn sus mensajes en Twitter, los médicos han utilizado una y mil formas para captar la atención de sus lectores“Desconozco cuál será su desenlace”, de la película postea Nazar, pero “hay que crear costumbres que salvarán vidas. En lo personal, me desvisto y me baño con una manguera y jabón en el patio antes de entrar a mi casa. Mi ropa directo a una bolsa. Mis tenis con las plantas en cloro afuera. Mi maleta rociada con solución de cloro afuera. Mi maleta rociada con solución de cloro. Creen costumbres”, aconseja Nazar, quien relata que esta pandemia le llevó a cortarse su barba, en manos de su nueva barbera: su hermana.

Al escribir sobre la necesidad de crear costumbres, el doctor Nazar, que ha llevado la voz cantante de los médicos residentes en cuanto a la necesidad de dotación de equipo médico de bioseguridad y relata las exposiciones a que se ven enfrentados, destaca que la ciudadanía crea costumbres, no lo hará “por ustedes, lo harán por la gente que quieren. Porque no los quieren ver mal nunca. Porque la idea de verlos mal les da náuseas”.

Nazar trabaja en el Hospital Escuela, tiene ya más de cinco mil seguidores en Twitter, y es del criterio que solo la disciplina y medidas estrictas contribuirán a controlar la curva ascendente de la pandemia del coronavirus.

Nazar, quien se ha vuelto también una fuente de consulta para los medios de comunicación, como el doctor Hugo Fiallos o Hugo Strange y el doctor Carlos Umaña, son seres humanos, con enorme sensibilidad y también temor: un día Nazar puso en su red: “Les diré algo con toda honestidad: tengo miedo. No sé lo que va a pasar. Si conocen a un médico, denle palabras de ánimo. No saben lo que pasa por nuestra cabeza en estos momentos. Sabemos que nos tocará estar de frente ante esta crisis”. Ellos son los médicos hondureños del Twitter, los que hacen tiempo para compartir experiencias, regaños, consejos y advertencias, desde sus redes buscan educar y orientar, pero, ante todo, lanzar un SOS para que la gente entienda la importancia de #quedateencasa.


Valora este artículo
(4 votos)

volver arriba

       


TerraProceso Digital 550x90